eldiario.es - eldiario.es

eldiario.es - eldiario.es

https://www.eldiario.es/rss/

created: 22 mar 2015 21:42:28 UTC ~ updated: 24 jun 2019 17:05:34 UTC ~ rssv2 ~ TTL 10 min. ~ es

El PSOE no pierde una ocasión para presionar a PP y Ciudadanos para que se abstengan en la investidura de Pedro Sánchez. Este lunes, cuando las negociaciones con Unidas Podemos están cuesta arriba y aprovechando la crisis en Ciudadanos, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha enfatizado la estrategia al pedir a Albert que "escuche a su alrededor y que recapacite" y advertir a Pablo Casado de que "el PP no puede jugar a ser un partido antisistema".

El grueso de los ataques han ido contra el líder de Ciudadanos, que renunció a reunirse en secreto con Sánchez en Moncloa, tal y como ha adelantado eldiario.es. "Es muy difícil hablar de contenidos incluso cuando alguien se niega a reunirse", ha admitido el dirigente socialista. 

El PSOE, que se partió en dos a raíz de la abstención en la investidura de Mariano Rajoy, aprovecha ahora la crisis interna de Ciudadanos para azuzar a su favor. "Salfa del laberinto -le ha dicho Ábalos a Rivera-. Huir hacia adelante, jugar al cuanto peor mejor, subir al monte más escarbado a su derecha no es bueno para nadie". "El veto al PSOE es incomprensible; le pedimos que escuche a su partido y se abstenga en la investidura del candidato Pedro Sánchez, que escuche a su alrededor, que recapacite", ha expresado el secretario de Organización el mismo día en que Ciudadanos ha sufrido dos bajas en su su dirección: la de Toni Roldán por el giro a la derecha y la de Javier Nart por la negativa a "revisar" el 'no' a Sánchez.

"La realidad es tozuda, nadie aplaude ni apoya este giro estratégico -ha continuado-. ¿Cuántos Manuel Valls, Toni Roldán, Javer Nart y desmentidos de Macron hacen falta para que recapacite?".

El mismo día en que Pablo Casado le ha reiterado a Sánchez que no apoyará su investidura en una reunión en Moncloa, Ábalos ha insistido en que el PP debe abstenerse". "El PP no puede jugar a ser un partido antisistema cuando está en juego la estabilidad de la nación y cuando los españoles hemos votado cuatro veces en menos de un mes", ha afirmado. 

El PSOE no tiene planeado, no obstante, hacer una oferta a PP y Ciudadanos a cambio de su abstención más allá de cumplir con el deseo que expresan de que la legislatura eche a andar -"mientras no haya gobierno no hay oposición", les ha recordado- así como llevar a cabo lo que también reclaman: que la gobernabilidad no recaiga en manos de los independentistas. Ábalos ha asegurado que también está la "disposición a llegar a grandes acuerdos": "Ahora nos tienen que concretar ellos qué es lo que les motiva a participar en un acuerdo nacional, qué es lo que les haría sentirse corresponsables. Estamos esperando a que nos digan qué hace falta para que colaboren en la puesta en marcha de la legislatura".

Unidas Podemos, "socio programático preferente"

En la semana en que se cumplen dos meses de las elecciones generales, Ábalos ha reconocido que no puede poner una fecha aún a la investidura más allá de asegurar que será "muy pronto". El dirigente socialista ha insistido en que Unidas Podemos debe responder a la oferta de cargos intermedios en lo que denominan un Gobierno de cooperación que por ahora los socialistas no están dispuestos a que tenga ministros del grupo confederal. 

Ábalos, que se ha referido a Unidas Podemos como el "socio programático preferente", ha pedido a Pablo Iglesias que se centren en las políticas: "Las políticas quedan pero las personas somos eventuales; hablemos de políticas y no de nombres que es lo que queremos las personas progresistas".

Ahora bien, ha reconocido que por el momento no se ha abordado el eventual acuerdo programático y le ha restado importancia al asegurar que tienen una base sólida en los acuerdos del pasado, como los Presupuestos Generales del Estado, que se tendrían que "actualizar". "Ya tenemos una experiencia programática, una agenda del cambio, pactamos los presupuestos... No partiríamos de cero sino de una experiencia fructífera -ha expresado- Cabría en todo caso actualizar esa agenda, incorporar si cabe mas ambición, algunos elementos de transparencia o calidad democrática".

Albert Rivera ha rechazado reunirse de nuevo con Pedro Sánchez para abordar el proceso de investidura. El presidente en funciones solicitó la semana pasada un encuentro con el líder de Ciudadanos, al igual que con Pablo Casado, para abordar en secreto el proceso de investidura, pero Rivera le dijo que no. 

El candidato socialista a la presidencia del Gobierno hizo la petición de las reuniones tras verse con Pablo Iglesias. En el caso del líder de Unidas Podemos, ambos habían quedado en su encuentro después de que el rey encargara a Sánchez formar Gobierno mantener contactos "discretos". No había sido así en los casos de PP y Ciudadanos, pero Moncloa lo ha intentado más allá de la campaña de presión que empezó nada más celebrarse los comicios para intentar que se abstengan facilitando que la investidura no dependa de los independentistas. 

Pero Rivera rechazó acudir a Moncloa. Fuentes de Ciudadanos explican a eldiario.es que la negativa responde a que en las dos reuniones anteriores –en esas ocasiones sí que con publicidad– el líder de la formación ya le había trasladado que no facilitaría su investidura y que le había emplazado a intentar formar Gobierno con otros apoyos. 

"Los electores han querido que Ciudadanos haga una oposición seria, firme y constructiva", explican esas mismas fuentes, que recuerdan que la dirección de Ciudadanos "ha respaldado no apoyar la investidura, ni por activa ni por pasiva, del señor Sánchez". De hecho, este mismo lunes se ha desatado una crisis interna en Ciudadanos con la dimisión de Toni Roldán por la deriva del partido y Luis Garicano y Javier Nart han pedido una votación para cambiar esa estrategia, que se ha saldado con 24 votos a favor de mantener el rechazo a Sánchez; cuatro en contra y tres abstenciones. Nart ha dimitido.

Casado sí ha acudido a la cita que fuentes del PP han confirmado que se produjo a instancias de Sánchez para solicitarle la abstención. En su caso, el líder conservador también le ha reiterado que no se abstendrá en la votación.

Si ambas formaciones se abstuvieran, Sánchez podría ser investido por mayoría simple (más síes que noes) sin la necesidad de que Unidas Podemos votara a favor. Las negociaciones con Iglesias están encalladas desde la reunión del pasado lunes, cuando constataron sus diferencias en un encuentro secreto que reveló eldiario.es. El principal escollo es la exigencia de Iglesias de contar con ministros y la negativa del PSOE, que ofrece puestos de segundo nivel. 

Sin anunciarlo previamente y evitando así ser inmortalizados por las cámaras, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Pablo Casado, han mantenido este lunes una reunión secreta en el Palacio de la Moncloa. El encuentro adelantado por Antena 3 y que ha sido confirmado a eldiario.es por fuentes del Partido Popular, se produce menos de dos semanas después de su última cita, la del 12 de junio, que sí fue pública y tras la cual los dirigentes de las dos mayores fuerzas políticas del país no lograron ningún acuerdo concreto. 

Desde la dirección del PP han exlicado que Casado ha asistido al encuentro "por lealtad institucional" y que la reunión "ha tenido lugar con el formato pedido expresamente por Moncloa" y que "por eso no se había hecho pública". 

Los populares aseguran también que la reunión ha sido solicitada por el líder del PSOE y que el presidente de los populares le ha recalcado a Sánchez que no facilitará su investidura. "El presidente Casado le ha trasladado su negativa a la investidura y le ha reiterado lo mismo que le ha trasladado a Pedro Sanchez y ha dicho en público sobre temas como Navarra, Catalunya o la UE", remarcan desde Génova.

La reunión llega en pleno proceso de negociaciones de Sánchez con el resto de formaciones políticas para tratar de lograr la investidura y formar un nuevo gobierno. El PP ha descartado en todo momento facilitar esa reelección del máximo dirigente socialista, dejando incluso de lado la opción de abstenerse para que el presidente en funciones no necesite el voto de los partidos independentistas para resultar elegido. 

Es la tercera vez que Casado y Sánchez se reúnen tras las elecciones generales del 28 de abril. La primera fue la convocatoria del presidente en funciones a los líderes de los tres grandes partidos la semana después de los comicios con el objetivo de dejar claro el "juego de roles" ya que quedaban por delante las elecciones del 26M y sirvieron, según Moncloa, para establecer que el ganador y único posible presidente era Sánchez y también para colocar a Casado en la jefatura de la oposición pese a la cercanía de Albert Rivera.

Tras esa cita electoral y después de recibir el encargo del rey, el socialista volvió a citarles esta vez en el Congreso y se repitieron los argumentarios: Casado y Rivera dieron un portazo al presidente. De aquella segunda ronda, Sánchez quedó en continuar los contactos "discretos" con Pablo Iglesias –a quien recibió el lunes de la semana pasada–, y no así en el caso de los dirigentes conservadores. Pero finalmente también ha recibido al presidente del PP.

"Le deseo lo mejor. Solo tengo buenas palabras y buenos recuerdos y experiencias de Toni". Inés Arrimadas se refería así este lunes a su compañero Toni Roldán que esta mañana creaba una verdadero terremoto dentro de Ciudadanos al anunciar su dimisión de todos los cargos y el abandono de su militancia en el partido. La portavoz nacional fue la encargada de comparecer una vez más en rueda de prensa y no Rivera tras la reunión de la Ejecutiva en donde las caras largas y de circunstancias eran la tónica general, según se puede apreciar en las imágenes tomadas por los gráficos.

Roldán no acudió a la sede y se limitó a comunicar su decisión a Albert Rivera y a llamar telefónicamente a José Manuel Villegas y a la propia Arrimadas, según ha desvelado la portavoz nacional en un corrillo con periodistas. Luego hizo una breve declaración en el Congreso, sin preguntas, que terminó casi al borde de las lágrimas.

Pese a este mazazo, Rivera ha decidido no variar su estrategia. Así lo confirmó Arrimadas en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Ejecutiva. "No vamos a cambiar de criterio y seguiremos con la estrategia que aprobó por unanimidad la Ejecutiva", es decir,  optar por el PP como "socio preferente" en los pactos; no hacer "tripartitos" con Vox -pero no vetarle, como pedían las voces críticas-,  y votar 'no' a la investidura de  Sánchez. "Decidimos estar en la oposición y seguiremos firmes contra Sánchez pero leales con los españoles como nos comprometimos", ha afirmado Arrimadas, que ha vuelto a descartar que Ciudadanos pueda replantearse más delante su decisión. 

La portavoz nacional ha preferido no atacar a su ya excompañero de filas - "no voy a hacer comentarios sobre sus manifestaciones", ha dicho- pero no ha podido evitar pedirle que sea él quién explique su cambio de opinión ya que votó a favor de esa estrategia, primero en febrero, con el veto al PSOE a nivel nacional,  y después hace apenas unos semanas cuando se planteó con quién iban a aliarse tras los resultados del 26M. 

"Habría que preguntarle a él por qué apoyó aprobar por unanimidad el criterio de la Ejecutiva y por qué no se siente ahora comodo con esa decisión. "Le deseo lo mejor pero este partido sigue adelante", ha zanjado.

Al ser preguntada si no creía que Ciudadanos ha dado un "giro a la derecha" como ha lamentado Roldán -no hay que olvidar que Rivera en 2016 llegó a firmar un pacto de investidura con Pedro Sánchez- , la portavoz nacional ha destacado: "El único cambio es que antes teníamos 32 escaños y ahora tenemos 57; que ahora somos un partido de gobierno y antes estábamos muy por detrás de los dos principales partido del bipartidismo y [tras las elecciones] nos hemos situado a 0,8 puntos del PP".

Arrimadas además, ha descartado abrir una consulta a los militantes para saber qué opinan, como está pidiendo un sector del partido en Madrid capitaneado por el exrival en primarias de Rivera, Juan Carlos Bermejo.  

La marcha de Roldán abre un nuevo roto a Rivera, que lleva más de una semana viendo cómo se cuestiona su estrategia de pactos con el PP con el inevitable respaldo de Vox en muchos ayuntamientos y en comunidades como Madrid o Murcia. Roldán era una de las escasas voces críticas, junto a la de Luis Garicano -que ha lanzado alguna 'puya' al partido en su cuenta de Twitter- y Francisco Igea, que había dentro de Cs, además de la de Valls o el mismo presidente francés, Emmanuel Macros, que desmintió que haya felicitado a Rivera precisamente por su política de pactos.  Pero todo esto a la dirección del partido parece no preocuparle.

El eurodiputado y responsable del Área de Unión Europea de Ciudadanos abandona la dirección nacional de Ciudadanos. Nart, uno de los fundadores del partido, sigue la senda de Toni Roldán, que también ha dimitido este lunes.

La mayoría de la Ejecutiva de Ciudadanos ha votado este lunes a favor de mantener la estrategia de no negociar la investidura del líder del PSOE, Pedro Sánchez, como presidente el Gobierno, tras lo cual el eurodiputado Javier Nart ha presentado su dimisión. La votación se ha realizado a petición del responsable de Economía y Empleo del partido, Luis Garicano, y tras la dimisión de Toni Roldán, informa Europa Press.

Era una de las caras más visibles de Ciudadanos, pero ha dicho 'hasta aquí'. Toni Roldán, portavoz económico del partido y secretario de programas de la dirección de Albert Rivera, deja su escaño en el Congreso, donde es también portavoz adjunto del grupo, y abandona la formación naranja por el giro a la derecha de los últimos meses. La decisión la ha ido madurando con el tiempo, en silencio, conforme se iba alejando del viraje del partido.

"Los costes para España de la estrategia de Ciudadanos son demasiado altos", ha dicho Roldán en una rueda de prensa en el Congreso llena de dardos hacia Rivera: "¿Cómo vamos a superar la confrontación de rojos y azules si nos convertimos en azules?".

Su decisión no ha extrañado a los que le conocían y sabían el malestar que Roldán mantenía por el rumbo que estaba tomando Ciudadanos bajo la férrea disciplina impuesta por el líder. 

De hecho, fue de los pocos miembros de la Ejecutiva que junto a Luis Garicano, su 'maestro', mostró reticencias a la deriva de Rivera y especialmente por el veto impuesto al PSOE mientras no se determinaba claramente el mismo patrón con Vox. 

Roldán llegó a Ciudadanos en 2015 y se presentó a las elecciones por Barcelona. Su fichaje se produjo de la mano de Luis Garicano, de quien es discípulo. Ambos coordinaron el programa económico de la formación naranja y también han escrito un libro: Recuperar el futuro: Doce propuestas que cambiarán España (Atalaya).

Tanto él como Garicano se han convertido en el sector crítico de Ciudadanos. Junto a ellos, Francisco Igea, el candidato de Castilla y León que al final se ha visto abocado a pactar con el PP pese a considerar que el partido de casado allí no se ha "regenerado". Pero en Ciudadanos no están bien vistas las discrepancias.

Roldán ha sido un dirigente muy disciplinado y sus críticas solo las ha expresado dentro de la Ejecutiva del partido. Ante los micrófonos siempre ha sido discreto. No obstante, en los últimos tiempos estaba alejado de los medios de comunicación y su presencia en la campaña fue casi testimonial acompañando a algunos actos a Inés Arrimadas con la que tiene buena sintonía. Precisamente será la portavoz del partido la que volverá a dar la cara para dar este lunes la noticia del abandono de Roldán.  

Otra de sus discrepancias fue la decisión de romper con Manuel Valls en Barcelona después de que el exprimer ministro francés apoyara a Ada Colau para evitar un gobierno municipal de ERC. La decisión de Rivera, que ni siquiera estuvo en la reunión de la Ejecutiva, le incomodó.  Su mentor ha criticado los acuerdos que incluyen a Vox para los gobiernos municipales y autonómicos. Y, sin hacer ruido, a Roldán tampoco le parece bien esa deriva, que ha provocado críticas de destacadas voces, como la de Francesc de Carreras, que fue uno de los cofundadores de Ciudadanos. "Para mí Ciudadanos es un catalizador de progreso", ha dicho Roldán en su despedida. 

Roldán ha estudiado Económicas en prestigiosas universidades, entre ellas la de Barcelona y tiene un máster de Relaciones Internacionales por la de Sussex, y otro en Política Económica por la de Columbia. Ha trabajado como investigador en la London School of Economics y también como asesor económico del Secretario General de la Delegación Socialista Española en el Parlamento Europeo y en la Dirección General de Economía y Finanzas de la Comisión Europea.

El joven dirigente de Ciudadanos deja ahora todo para empezar una nueva etapa, en principio, alejada de la política. 

El secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, se ha manifestado este lunes sobre el estado de las negociaciones de cara a la investidura de Pedro Sánchez, que siguen bloqueadas y sin avances aparentes con Unidas Podemos, partido al que desde Moncloa han otorgado la categoría de "socio preferente". En esta línea, el dirigente socialista ha reiterado la oferta a la formación que lidera Pablo Iglesias y ha insistido en que debe ser un acuerdo de tipo programático: "No creo que el debate sea la presencia o no de ministros en un Gobierno", ha asegurado.

Ábalos se ha pronunciado así en Santander tras inaugurar en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) el V Foro Global de Ingeniería y Obra Pública, en una intervención ante la prensa en la que ha señalado que la propuesta del PSOE "ha sido clara" y "prioriza las políticas más allá de las presencias en el Gobierno". "En esa situación y en ese ofrecimiento estamos. Creo que nos hemos acercado a una posición. Entre una posición y otra, lo correcto sería encontrar un punto de encuentro", ha afirmado.

"Nosotros hemos planteado un esquema de colaboración, lo que hemos llamado un Gobierno de cooperación, que tiene que ver con el desarrollo de contenidos políticos, de una agenda de temas prioritarios, una agenda social básica para recuperar algunas de las políticas que la crisis se llevó por delante, y hemos planteado tres niveles de colaboración: de tipo programático, legislativo y de participación en la Administración, en lo que son las tareas de Gobierno. Es lo que queda de concretar", ha precisado.

Según ha explicado el secretario de Organización del PSOE, su partido ha hecho esta oferta a Unidas Podemos y "ahora falta que se responda concretamente a qué nivel se puede trabajar en ello". "No creo que el debate sea la presencia o no de ministros en un Gobierno, por más que se insista en ello. Eso tampoco es que garantice nada en cuanto a gobernabilidad". A su juicio, "el mandato es claro y al resto de partidos políticos les quedan dos opciones: o asumir el resultado de las urnas o bloquear la situación".

Preguntado sobre una posible oferta a Ciudadanos si no cristaliza un acuerdo con Unidas Podemos, el ministro de Fomento en funciones ha descartado esta posibilidad y ha pedido "dejar las hipótesis y la ciencia ficción", al tiempo que ha reclamado que "desbloqueen esta situación y que dejen que se materialice la voluntad de las urnas".

"Lo que planteamos es que en España haya una situación que exprese el resultado de las urnas, donde ha habido un mandato claro de la ciudadanía con respecto a qué partido quiere que gobierne. Eso está claro, asumido por parte de todos los demás, de los que han perdido las elecciones, de aquellos que dicen que se colocan en la oposición, que asumen su rol de oposición. Pero para asumir el rol de oposición hay que saber antes a quién se la haces, a qué Gobierno. Pedirse la oposición y no dejar gobernar no deja de ser una de las paradojas que nos brinda la situación política actual", ha opinado durante su intervención.

Además, Ábalos ha asegurado que la voluntad del PSOE pasa por poner en marcha la investidura de Sánchez como presidente del Ejecutivo central "lo más rápido posible" porque "España necesita un Gobierno" y "lo que reclama la sociedad es estabilidad, que haya un horizonte de legislatura, que haya un Gobierno que trabaje sin estar en funciones". "Estamos en ello, queremos que haya un Gobierno lo más pronto posible y habrá investidura en breve", ha dicho.

Compromisos con Cantabria

El ministro de Fomento en funciones también ha sido cuestionado por el acuerdo que él mismo rubricó hace unos días con el diputado nacional del PRC, José María Mazón, y que garantizó el primer apoyo fuera del PSOE a la investidura del líder socialista tras aceptar las exigencias en materia de infraestructuras que reclamaba el partido de Miguel Ángel Revilla para dar su voto favorable a Sánchez.

En este sentido, Ábalos ha señalado que ese documento ha sido "muy discutido y muy estudiado", lo ha calificado como "realista" y ha considerado que "viene a recoger aquello que estaba previsto. "Si conseguimos un Gobierno, si conseguimos aprobar unos presupuestos, la materialización de esos compromisos es totalmente factible", ha valorado.

Unidas Podemos no quiere llevar a los medios de comunicación la negociación con el PSOE para un acuerdo que permita una investidura de Pedro Sánchez. La dirección del grupo confederal ha reclamado este lunes por diferentes vías que el presidente del Gobierno en funciones recupere el diálogo con Pablo Iglesias y para avanzar en un pacto que parece ahora más lejos que hace una semana, después de que este fin de semana varios periódicos publicaran que Sánchez ha vetado la presencia de Iglesias en el Consejo de Ministros.

El secretario general de Podemos ha ofrecido esta mañana una entrevista en Radiocable en la que se ha negado a confirmar si ha existido o no esa oferta para un Gobierno de coalición en el que él mismo no tendría cabida. Iglesias ha asegurado que "ojalá el PSOE no traicione las expectativas" de "un Gobierno de progreso" en España. "No concibo ni como hipótesis que Sánchez vaya a faltar al respeto a los votantes de Unidas Podemos", ha dicho.

El líder del grupo confederal ha criticado las informaciones de este fin de semana. La Vanguardia aseguraba este domingo que Sánchez ha utilizado un intermediario para comunicar a Iglesias el veto a que forme parte del Ejecutivo. "Lo primero es proteger la negociación", ha dicho el líder de Unidas Podemos. Iglesias ha rechazado responder al hipotético veto y ha pedido al Gobierno que no lance "amenazas ni ultimatums a través de los medios": "Este ruido no está a la altura de lo que se demanda", ha zanjado.

Iglesias ha hecho un llamamiento al PSOE a que "se siente" a negociar porque "España necesita un Gobierno estable". Un mensajes similar al ofrecido por la portavoz de la ejecutiva de Podemos, Noelia Vera. Tras la reunión del Consejo de Coordinación, la diputada ha pedido ser "discretos" y ha señalado que su partido mantiene "la misma posición en público y privado". "Entendemos que no va a haber vetos por parte del PSOE", ha dicho. "Nosotros mantenemos un Gobierno compartido, de coalición con el PSOE y según las proporciones", ha apuntado.

Vera ha señalado que "no ha habido ningún veto por parte del PSOE, más allá de las declaraciones" que se han hecho en público, aunque no ha querido desmentir ni confirmar de forma tajante que los socialistas hayan recurrido a un intermediario para comunicarse con Iglesias. "Estamos a la espera de los movimientos que haga Pedro Sánchez, que es el líder de la negociación", ha señalado Vera, quien ha insistido en que "no es lo más adecuado" trasladar las negociaciones "a los medios". "Hay rumores constantes. Para agarrarnos a lo real hay que hablar en las mesas de negociación", ha zanjado.

Garzón: "Sería un error que el PSOE vetara a Iglesias"

El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, también ha ofrecido esta mañana una entrevista en Los Desayunos de TVE en unos términos muy similares. "Sería un error que el PSOE vetara a Pablo Iglesias", ha señalado. "No pondría lineas rojas, cualquier cosa es negociable", ha añadido. Y ha apuntado: "Hemos visto cómo se ha hecho en varias comunidades, no entiendo que tengan tanta resistencia".

Garzón ha desdeñado las filtraciones a los medios sobre el veto a Iglesias. "No lo entiendo, obedece a una política agotada de las mayorías absolutas", ha asegurado el líder de IU. "Hay mucha comunicación en medios. La primera reunión se filtró a los medios. Sánchez tiene que tener claro qué tipos de política quiere hacer y vemos que sigue pidiendo el voto a Ciudadanos y PP", ha lamentado.

Garzón ha señalado que Sánchez "tiene que entender que tenemos exigencias y cuales son las correlaciones de fuerzas" y ha dicho que "no se trata de cuántos ministerios se reparte, sino a qué tipos de acuerdos se llegan". "Tenemos mucha experiencia de acuerdos incumplidos por el PSOE", ha concluido.

"Sabíamos que, si cometíamos un solo error, por pequeño que fuera, todo el proyecto sería desacreditado". El periodista David Sassoon explica lentamente al otro lado del teléfono desde la redacción de Inside Climate News que dirige en Brooklyn, el exceso de celo que se autoimpuso su equipo para contar una de las mejores y más potentes historias que se han publicado sobre el negacionismo del cambio climático. Durante ocho meses, los periodistas de este medio independiente surgido en 2007, hablaron con decenas de científicos del clima que estuvieron en activo en los años 70 para aclarar algo clave: hasta dónde Exxon conocía el problema.

Querían confirmarlo porque habían accedido a cientos de documentos internos de la petrolera que demostraban que Exxon era consciente del impacto de los combustibles fósiles en el calentamiento global ya en la década de los 70. Esta empresa había dedicado mucho dinero para crear un equipo de investigadores que durante casi diez años estuvo al nivel de la élite científica de Estados Unidos en el conocimiento que entonces se tenía sobre el aumento de la temperatura global. "Estas compañías tienen a los mejores científicos del mundo y también a los mejor pagados, no encajaba que no entendieran el cambio climático. Queríamos ver si sabían más", continúa Sassonn.

Primero rastrearon a todas las grandes del petróleo, BP, Shell, Peabody, hasta que empezaron a ver nombres de ingenieros de Exxon en conferencias científicas sobre el clima. De pronto, esta empresa presentaba algo más intrigante que las demás y comprendieron que Exxon estuvo dedicando una buena parte de sus desmesurados recursos a comprender y medir la concentración de CO2 , el principal gas causante de que la Tierra se esté calentando. "Ninguna otra compañía estadounidense, por lo que supimos, había hecho nada parecido".

En una reunión en la sede de Exxon, uno de los ingenieros jefe se dirigió a los poderosos hombres del petróleo y les dijo que el dióxido de carbono resultante de usar energías fósiles calentaría el planeta y dañaría a los humanos. "Era julio de 1977 cuando los líderes de Exxon escucharon aquello, mucho antes de que el mundo hubiera oído hablar de la crisis climática que se avecinaba", han relatado los periodistas que participaron en la investigación en uno de los artículos de su serie Exxon: el camino no tomado.

La petrolera escuchó y decidió lanzar su propia y extraordinaria investigación sobre el dióxido de carbono. Creó un equipo de modelización e incluso financió un petrolero diseñado para medir la concentración de CO2 en los océanos, con la intención de descubrir si estos serían capaces de absorberlo. Se contrataron matemáticos para desarrollar mejores modelos climáticos, programas informáticos que simulaban cómo funcionaba el clima y así valorar el impacto de las emisiones en la temperatura global.

La compañía presupuestó un millón de dólares para gastar en tres años en su proyecto de petrolero. Los periodistas de Inside Climate News consideraban con acierto que esta cantidad era sin duda minúscula dentro de los 300 millones de dólares del gasto anual de la compañía para investigación. "Pero el asunto que aquellos científicos estaban tratando era una de las mayores incógnitas en la ciencia del clima: cómo de rápido los océanos podrían absorber el CO2 . Si Exxon era capaz de responder a la pregunta, sabría cuánto tiempo tenía antes de que la acumulación de dióxido de carbono en la atmósfera forzara una transición hacia energías alternativas a los combustibles fósiles", describen los periodistas en uno de sus artículos publicados.

En el verano de 1979, uno de los vicepresidentes de Exxon encargó a Steve Knisely, ingeniero en la empresa, que analizara cómo el calentamiento global afectaría al uso de combustible. "Creo que aquel tipo [el vicepresidente] intentaba dar por bueno que el efecto invernadero incentivaría la inversión en energías alternativas que no fueran dañinas para el medio ambiente", relataría luego Knisely, uno de los testimonios recogidos por los periodistas.

Este ingeniero hizo una proyección basándose en los modelos que Exxon ya manejaba: a menos que el uso de energías fósiles se redujera, la concentración de CO2 en la atmósfera alcanzaría 400 partes por millón en 2010. En mayo de 2019, nada menos que 40 años después, esta fue de 415 partes por millón, un récord nunca visto en la historia humana. El ingeniero de Exxon proyectó con pasmosa exactitud la gravedad de un problema creado por el negocio de sus jefes gracias a la enorme inversión y esfuerzo por comprender realmente el problema.

Incluso calculó que la industria del petróleo debería dejar el 80% de sus reservas de crudo bajo tierra y sin quemar para evitar duplicar la concentración de CO2 en la atmósfera, un concepto que solo hoy se conoce y se ha llamado 'presupuesto de carbono', es decir, la cantidad máxima de dióxido de carbono que puede liberarse para no calentar la Tierra en unos niveles peligrosos e irreversibles. En 2013, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, en sus siglas en inglés), adoptó el concepto.

Durante cerca de una década, de 1977 a 1986, Exxon financió saber más y más sobre el calentamiento global. Incluso dio por bueno, aceptando el consejo de sus propios investigadores, publicar estudios en revistas científicas, lo cual hizo entre 1983 y 1984. Sus científicos, al igual que otros fuera de la empresa, se enfrentaron a la misma duda que rodea a la ciencia climática: cómo crear modelos certeros de proyección a largo plazo. Pero aun con eso, personas como Roger Cohen, que en aquella época era jefe de ciencia teórica de la petrolera, llegó a tener claro cuál sería el efecto de duplicar la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera: "Hay consenso unánime en la comunidad científica de que un aumento de la temperatura de esta magnitud traerá cambios significativos en el clima de la Tierra, incluidas la distribución de las lluvias y alteraciones en la biosfera".

¿Por qué una empresa del tamaño y el poder de una de las mayores petroleras del mundo dedicó tantos esfuerzos a comprender el impacto de la quema de petróleo en el clima? David Sassoon, el editor de Inside Climate News que puso en marcha la investigación, reflexiona: "Pensaban que podían solucionar el problema, son ingenieros, piensan que cualquier cosa se puede arreglar. Pero se dieron cuenta de que el problema era imposible de solucionar a no ser que se parase de emitir gases de efecto invernadero. Y, si el mundo hacía eso, su negocio se quedaba fuera. Tenían líneas de investigación en marcha sobre renovables, incluso estaban desarrollando un coche eléctrico, pero llegaron a la conclusión de que no podrían sustituir el enorme beneficio que estaban generando, no pudieron imaginar un nuevo modelo de negocio, eran los años 80; no sabían cómo transformar su compañía en una empresa de energía. Exxon sabe producir petróleo, así que quería seguir produciendo petróleo, eso es a lo que se dedica".

A finales de los 80, Exxon paró toda su investigación del clima y tomó el camino que los científicos de otra gran petrolera, British Petroleum, habían desaconsejado a sus ejecutivos a finales de los 90 por ser algo "intelectualmente indefendible": negarlo todo, el problema y la causa. Exxon incluso fue más lejos y financió a otros que también negaban que el calentamiento global no solo está probado, sino sobre todo que está causado por los humanos por quemar petróleo, carbón y gas. Cuando la redacción de Inside Climate News se puso en contacto con la empresa para contarle qué había descubierto y darle la oportunidad de contar su versión, Exxon, como era esperable, atacó. "Pero no la historia, sino a nosotros, al mensajero", recuerda ahora Sassoon.

Lo que Exxon no previó es que 40 años después, su mentira terminaría en los tribunales, no por poner en peligro a los humanos, sino el dinero de sus accionistas, que han invertido en una empresa en apariencia segura para sus ahorros. En el otoño de 2018, la Fiscalía General de Nueva York abrió una causa legal contra Exxon por ocultar el riesgo financiero de no hacer nada contra el cambio climático. "Los inversores depositaron su dinero y confianza en Exxon porque esta les había garantizado el valor a largo plazo de sus acciones, proclamando que tenían en cuenta en sus decisiones el riesgo creciente de los cambios de regulación", señaló entonces la fiscal Barbara Underwood.

Gran parte de la documentación que se usó para la investigación de la Fiscalía, que duró tres años hasta dar el paso de llevar a Exxon a juicio, sale de lo publicado por Inside Climate News en septiembre de 2015. "No sé si nuestro trabajo ha cambiado algo, es difícil responder a esa pregunta, pero la fiscal lo usó como una hoja de ruta y ha ayudado en otros casos legales que se están abriendo en otros países contra las petroleras, esos documentos tienen mucho valor", incide Sassoon.

Si a finales de los 70 casi nadie sabía qué era el calentamiento global, hoy "la gente busca la manera de que las compañías petroleras se hagan responsables", concluye este editor, de ahí que se estén abriendo procesos judiciales cada vez en más lugares.

Sin embargo, en otro nivel, para este periodista no ha cambiado nada: "Exxon sigue afirmando que va a quemar todo el petróleo que tiene y que sus inversores no tienen de qué preocuparse". Por el momento, y a pesar del arsenal de abogados de la compañía, que ha intentado por todos los medios que el juicio por presunto fraude a sus inversores no tenga lugar, está previsto para octubre de este año en Nueva York.


Este es un extracto del reportaje publicado en el número 19 de la revista Ballena Blanca. Puedes ver más sobre este proyecto periodístico aquí.


El viraje a la derecha de Ciudadanos, que le ha llevado incluso a llegar a acuerdos con Vox en distintos territorios, ha provocado este lunes la salida del responsable económico del partido, Toni Roldán.

El hasta ahora secretario de Programas de la formación de Albert Rivera, que no comparte la estrategia del presidente de Ciudadanos, deja todos sus cargos en el partido por esa deriva derechista, según ha adelantado El País.

Roldán comparecerá a las 11.30 horas en una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados en la que pretende anunciar su renuncia.

A finales de esta semana habrán pasado dos meses desde que Pedro Sánchez ganó las elecciones generales del 28A. Sin embargo, la investidura todavía no tiene fecha ni los apoyos garantizados, a falta de los avances que puedan lograrse en la negociación entre PSOE y Unidas Podemos, su principal socio. En la próximas semanas debe desbloquearse también la conformación de varios gobiernos autonómicos.

Las cooperativas de vivienda en España tienen su primer antecedente en la Ley de Casas Baratas de 1911. Son una fórmula inmobiliaria en la que una serie de cooperativistas establecen una sociedad para adquirir un suelo y levantar viviendas, lo que les permite hacerlo de manera más económica. Se constituyen en una entidad sin ánimo de lucro que normalmente contrata a una gestora que se encarga de asesorar para buscar constructora y de conseguir el terreno, entre otras cosas. En muchos casos se trata de suelos públicos y la vivienda que se construye tiene algún nivel de protección (VPO o VPP).

Esta fórmula, con sus variantes, vale tanto para personas y familias con una filosofía basada en el paradigma del "pro común", que quieren vivir en comunidad y que incluso renuncian a la propiedad (se utiliza el llamado derecho de uso), como para quienes se agrupan bajo el paraguas de gestoras profesionalizadas que pujan por los terrenos más deseados en las zonas "calientes" de las grandes ciudades para la adquisición de pisos de lujo, como en el caso de los terrenos de la operación Mahou-Vicente Calderón, en Madrid.

Cooperativas "de lujo" que no desvirtúan en absoluto la naturaleza "social y participativa" de estos esquemas, defiende Juan Casares Collado, presidente de la Confederación de Cooperativas de Viviendas de España (Concovi).

"Claro que las cooperativas cumplen con una función social para acceso a la vivienda de la población más vulnerable, pero son igual de legítimas las que se agrupan para acceder a proyectos que les saldrían un 20-25% más caros". Un negocio en el que son parte fundamental las gestoras profesionalizadas que se encargan de reunir a los socios cooperativistas a través de métodos como los anuncios, así como fondos de inversión que desde hace unos años han decidido entrar a financiar este tipo de operaciones, explica Casares.

"La capacidad de puja de una cooperativa es mucho mayor que la de un gestor inmobiliario, y por eso estamos accediendo a suelos prime", sostiene Casares. Al dinero que se obtiene de los fondos que los socios cooperativistas deben depositar para entrar a formar parte del proyecto se unen los préstamos para suelo que han empezado a dar los fondos, sobre todo desde 2014, relata el presidente de Concovi. "Tenemos una gran capacidad de pronto pago", asegura.

Todas las cooperativas disfrutan de ventajas fiscales, como una exención del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITPAJD), un tipo de Sociedades al 20% en lugar del 25% o la bonificación del 95% de la cuota del Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE).

Los codiciados suelos de Mahou-Calderón y Mestalla

Es paradigmático el caso de los suelos de la operación madrileña Mahou-Calderón, pendientes de próxima adjudicación y a los que aspiran varias cooperativas. También el de los alrededores de otro estadio de fútbol, el de Mestalla, la mayor operación de suelo en Valencia en décadas, que han sido adjudicados a una cooperativa por un precio que no ha trascendido pero que permitirá al club de fútbol valenciano "cubrir sus deudas y terminar correctamente el nuevo estadio con tranquilidad", según han explicado.

En el caso de Mahou-Calderón, el suelo que dejará libre la demolición del estadio del Atlético de Madrid, junto al de la antigua fábrica de cerveza, se ha convertido en un objeto de deseo por su céntrica ubicación, en una zona donde los precios se han disparado y donde los dueños aspiran a obtener cifras récord.

La cervecera y el club de fútbol cuentan con alrededor de 63.000 metros cuadrados cada uno, repartidos en tres parcelas por cabeza. Mahou ha decidido poner en el mercado por ahora únicamente uno de los terrenos, de un tamaño cercano a los 20.000 metros cuadrados, con lo que espera alcanzar alrededor de 3.000 euros por metro y embolsarse hasta 60 millones de euros, según fuentes inmobiliarias citadas por Cinco Días.

Así, ahora mismo, cuando solo se ha anunciado la próxima subasta del primero de los terrenos de Mahou (en julio, según fuentes de las empresas interesadas), hay varias cooperativas que esperan obtener los preciados suelos. Según anuncian ellas mismas en sus páginas web, no tienen el solar concedido, pero ya ofertan pisos por precios que llegan a los 1,17 millones en el caso de un ático de 240 metros del proyecto Madrid Río Living, Arjusa/Core Gestión.

Quienes aspiran a participar en estos proyectos deben pagar una parte en concepto de capital social (una de las gestoras consultadas pide 5.400, otra 10.000 euros). Al hacer el pago quedan registrados con un número de orden que será en el que podrán elegir vivienda en caso de adjudicárseles el suelo. Más adelante, deberán pagar un 20% del precio de la vivienda. En caso de no conseguir la asignación de parcela deberán esperar a ver si sale otra o reclamar la devolución del dinero, explican las gestoras. De salir adelante, se constituiría una hipoteca por el resto del precio.

"Falsas cooperativas" frente a Entrepatios o La Borda

Javier Burón, gerente de Vivienda del Ayuntamiento de Barcelona, considera estas fórmulas como "falsas cooperativas". "Formalmente, cuando se hacen con limpieza, se pueden denominar así, pero materialmente es poco más que el traslado del riesgo financiero del promotor (propietario del suelo o del edificio y, a veces, incluso gestor de cooperativas) al comprador".

Destaca que no hay elementos de propiedad compartida "más allá de mancomunar el riesgo financiero y, en algunos casos, conseguir una rebaja de precio (control de los costes por los cooperativistas) y/o cierta adaptación del programa constructivo de las viviendas a las demandas de los cooperativistas".

Frente a este esquema, considera que las "auténticas cooperativas de vivienda" son las que reciben en el resto del mundo nombres como "co-op housing, cohousing, housing cooperatives, cooperativas en régimen de cesión de uso, cooperativas de vivienda por ayuda mutua, propiedad-alquiler". Son una forma de acceso a la vivienda común y normalizada en lugares como Escandinavia, Reino Unido, Alemania, Canadá, EEUU o Uruguay.

Para Burón, la clave es mutualizar la capacidad de inversión y gestión y producir uno o varios edificios en los que los propietarios vivan de alquiler a un precio inferior al del mercado y con una tipología de vivienda y unos servicios comunes más adaptados a las necesidades de los usuarios que los que ofrecen los servicios públicos y el mercado.

Entrarían en esta categoría iniciativas como la cooperativa madrileña "Entrepatios". Por 750 euros de media al mes, 17 familias vivirán en casas con los mejores estándares para reducir al mínimo su factura de la luz y el ruido, incluso tener mejor calidad del aire. O La Borda, la primera cooperativa de vivienda en cesión de uso que ha construido un edificio nuevo en un solar cedido durante 75 años por el Ayuntamiento de Barcelona.

Los riesgos que afronta el cooperativista

Las cooperativas de vivienda en España han estado durante años lastradas por el famoso escándalo de la PSV en los años noventa. El proyecto que promovía UGT suspendió pagos, dejó en la estacada a 20.000 cooperativistas que habían aportado más de 50.000 millones de pesetas (300 millones de euros) y acabó con dos de sus promotores en la cárcel. La mayoría de los afectados logró acuerdos posteriores para recuperar parte del dinero o recibir una vivienda. Desde entonces, al calor de la burbuja inmobiliaria, se volvieron a dar casos de estafa como las cooperativas gestionadas por Ofigevi, o de Gescomar.

Son ejemplos puntuales pero que obligan a extremar las precauciones por parte de los cooperativistas, como en cualquier operación económica de esta importancia. Según María Luisa de Alarcón, socia del despacho Fieldfisher Jausas, las compras a promotor están más reguladas y son más transparentes que la participación en cooperativas. "Cooperativas y fundaciones se dejan en manos de las comunidades autónomas y tradicionalmente se controlan menos", asegura. Como además el régimen tributario es más favorable, se inspeccionan menos por parte de la Agencia Tributaria, afirma.

"La gente en general cuando ve una buena oferta primero deposita el dinero y luego te vienen a consultar o se va al registro de la propiedad. Hay que hacerlo antes", recomienda. Siempre debe tenerse en cuenta que para que las cantidades que se entregan como señal estén protegidas y puedan ser devueltas tienen que tener una protección legal clara, si no se quiere tener que acabar en pleito para recuperar el dinero llegado el caso. Por ejemplo, que los depósitos se hagan en un notario hasta que se adjudique el suelo, y, como en cualquier promoción de viviendas, que cuenten con un aval.

"Muchas veces, disfrazadas de cooperativas, hay gestoras que hacen promociones", advierte Juan Casares (Concovi). A su juicio, una de las garantías de que una gestora o una cooperativa cumplen con todos los requisitos de legalidad es que estén federadas en su asociación. "Yo no digo que las gestoras que estén fuera de Concovi sean fraudulentas, pero puedo asegurar que las que están dentro no lo son", afirma.

"Los cooperativistas deben ser gente que por su cuenta se organice y mancomune recursos económicos, financieros, cognoscitivos y sociales. Los políticos y altos funcionarios deben poner suelo público y ayudas a disposición de las operaciones de este tipo que sean sólidas y de interés general. Y finalmente la banca pública, cooperativa, ética e incluso comercial general debe disponer de esquemas financieros para este tipo de viviendas", concluye por su parte Burón.

Mayo ha sido el mejor mes en cuanto a niveles de contaminación en Madrid desde que existen registros. Desde enero de 2001, nunca se había registrado un mes en el que el promedio de dióxido de nitrógeno se mantuviera en los 22,39 microgramos por metro cúbico que las estaciones de medición madrileñas anotaron de media el mes pasado. Esos datos no se alcanzaron ni siquiera cuando, en 2009, la entonces alcaldesa de la ciudad, Ana Botella, cambió de sitio las estaciones que tenían los peores registros.

La estación donde se registran las mayores bajas en el mes de mayo es la de plaza del Carmen, la única dentro de Madrid Central. Pero el resto también bajan. "Madrid Central influye directamente sobre el aire que se respira en el centro de la ciudad, pero también en la periferia y en los lugares más alejados", indica la experta en movilidad y profesora de geografía Carme Miralles, que añade que "la atmósfera es una, no la compartimentamos por zonas ni por límites". "La gente se cree que cuando restringes el tráfico en una zona, ese tráfico se sitúa en otra. No es así, el tráfico se reduce y, al reducirse, se reducen las emisiones", razona. 

Pese a la buena tendencia que muestran los datos, este lunes, el nuevo alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, anunció una moratoria de las multas de Madrid Central que, en la práctica, dejaba el área restringida sin efecto, aunque seguirá notificándose a los conductores que infrinjan la norma. La decisión hizo saltar las alarmas en Bruselas, donde la Unión Europea advirtió a España que sería sancionada si su desmantelamiento afecta a la calidad del aire. Este jueves, no obstante, la portavoz del Gobierno municipal, Inmaculada Sanz, ha informado de que la moratoria en cuestión durará solamente dos meses, hasta septiembre, mientras se estudia una "reconversión" -y no eliminación, como había prometido el ahora alcalde en campaña- porque "el sistema no está funcionando porque no se estaba sancionando con garantías".

El gobierno municipal, en coalición con Ciudadanos y con el apoyo de Vox, se acoge a que durante el primer trimestre de la puesta en marcha de Madrid Central -los datos que se enviaron a Bruselas-, la medida no logró reducir los datos de contaminación respecto a 2018, sino que empeoraron. El de 2019 ha sido el séptimo mejor enero de los últimos 18 años; febrero, el décimo; marzo y abril, los terceros; y mayo el primero. Aunque Madrid Central se puso en marcha el 30 de noviembre, las multas no empezaron a aplicarse hasta el 15 de marzo.

Ese mes es, precisamente, cuando empieza a notarse la mejora en los datos de medición de dióxido de nitrógeno y cuando la nueva corporación deja de tenerlos en cuenta. Hasta entonces, el Ayuntamiento enviaba una notificación a los conductores que se saltaran la normativa pero que no conllevaba sanción económica, como ocurrirá nuevamente en julio y agosto.

El coordinador de Ecologistas en Acción, Paco Segura, advierte que es cierto que los niveles de contaminación en esos primeros meses eran altos, pero lo atribuye a las condiciones meteorológicas, que determinan en gran medida las tasas. A más lluvia y viento, menos contaminación. Y durante esos meses sobre Madrid se asentó un anticiclón con tiempo estable y nada de lluvia. "Solo ha llovido en abril", recuerda Segura. Según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) recogidos en la estación meteorológica de Retiro, de diciembre de 2018 a febrero de 2019 ha sido el segundo invierno más seco de lo que va de siglo. Solo llovió diez días. 

Aún así, indica que "hay una prueba irrefutable". Esa prueba es la estación de plaza del Carmen, la única que se encuentra dentro del área de Madrid Central. "Antes siempre estaba entre las peores y ahora está entre las mejores. Es un dato irrefutable, independientemente de la meteorología", que es similar en todas las zonas, explica Segura. De hecho, mayo de 2019 tampoco ha sido un mes especialmente bueno meteorológicamente. En esta línea, Miralles señala que "las condiciones meteorológicas pueden mejorar o empeorar una situación, pero las emisiones son lo importante". Esto es, si no se emiten gases que ensucien el aire, no hacen falta condiciones meteorológica favorables para su limpieza.  

La contaminación baja en todas las estaciones

Segura advierte que comparar meses de años diferentes es un dato tramposo, habida cuenta de la importancia de las condiciones meteorológicas. Por eso, en este gráfico se comparan los registros de mayo de 2019 en cada estación con la media de los datos de 2010 -con los nuevos medidores- hasta 2018. Así, se aprecia que donde más se ha reducido la contaminación es en la plaza del Carmen. Ha bajado 15 microgramos por metro cúbico y ha pasado de estar entre las que más polución anotaban (solo por detrás de Plaza Elíptica, Escuelas Aguirre y Plaza de España), a situarse por la mitad de la tabla. Pero no ha sido la única. De hecho, la cantidad de dióxido de nitrógeno registrada ha bajado en todas.

En el paseo de la Castellana se han reducido 13 microgramos por metro cúbico de gas tóxico; en plaza de Castilla, 12; y en la avenida de Ramón y Cajal, 11. Se trata además de zonas que, tradicionalmente, tenían mucho tráfico. Pero incluso en plaza de España, al límite de Madrid Central y una de las zonas que más sufre la emisión de gases contaminantes, estos se han reducido en cinco microgramos, salvando el efecto frontera. La causa de este descenso generalizado tiene que ver con el llamado efecto de evaporación del tráfico. "Cuando reduces capacidad, cortas calles y carriles, es verdad que durante los primeros días hay algo de desconcierto, pero luego la gente no se lía a dar vueltas alrededor de Madrid Central a ver qué hace con el coche, sino que opta por utilizar otro tipo de transporte", explica Segura.

Incluso en las zonas más alejadas y que registraban los mejores datos porque se sitúan en zonas más verdes la contaminación ha descendido: cuatro microgramos por metro cúbico de dióxido de nitrógeno menos en El Pardo y Casa de Campo y dos menos en el Parque Juan Carlos I.

En Madrid hay 387 placas conmemorativas dedicadas a las personas, hechos y sitios más relevantes de la ciudad. Son rombos metálicos que llevan como mucho 30 años colocados en las paredes, porque su origen está en 1990: Madrid iba a ser Capital Europea de la Cultura en 1992 y, como parte del programa, se dedicó a ponerlas para dejar constancia en las fachadas de quién o qué había pasado allí.

De los quiénes, la gran mayoría -282- homenajean a hombres. A arquitectos, ingenieros, dibujantes, escritores, científicos o músicos. Las 105 restantes se reparten entre edificios, cafeterías, teatros, hoteles -lugares emblemáticos, en resumen- y mujeres. E incluso aquí las mujeres salen perdiendo: a ellas solo se les dedican 40 placas, mientras que para lugares hay 58. 18 más. También hay otras siete que son mixtas: casas en las que vivieron matrimonios célebres o una en Ronda de Segovia para las mujeres y hombres de Lavapiés que combatieron el 2 de mayo contra los franceses.

Los datos se desprenden del análisis del fichero publicado en el portal de datos abiertos de Madrid, que recoge la localización, fecha y motivo de cada una de las placas. ¿Quién decide qué placas se ponen y por qué? 

"El Plan de Memoria de Madrid tiene unos criterios. Y luego los distritos ponen sus placas. También los vecinos pueden hacer sugerencias", explican técnicos de la Consejería de Cultura. "Pero porque lo sugiera un vecino no se pone una placa. La comisión lo estudia y finalmente se aprueba en los plenos. Pero estamos en un momento complicado: los de antes te pueden decir una cosa y los que vienen ahora, otra".

Desde 1990 hasta hace un par de años, esos criterios no habían sido homogéneos y la inercia llevaba a que se conmemorara a muchísimos más hombres que mujeres, como ya pasa en las paradas de metro, en los nombres de las calles o en los hijos adoptivos de la ciudad (solo la hija de Franco ha recibido tal distinción, aunque ya le ha sido retirada). 

"El tema de las placas me quedó pendiente", indica Patricia Horrillo, autora de una investigación sobre los nombres de las calles de Madrid. Horrillo detectó que 3.025 calles madrileñas estaban dedicadas a personas, de las cuales el 89% eran para hombres y solo el 11% (529) a mujeres. "No hay un procedimiento para nombrar calles, solo la necesidad de ponerles un nombre. ¿Cómo lo haces? Pues en muchos casos, utilizas cosas no vinculantes: nombres de islas, de planetas... Pero cuando se usan seres humanos se visibiliza más a los hombres que a las mujeres".

La tendencia se repite al poner esculturas o placas, aunque en este caso sean reconocimientos y no haya una necesidad de nombrar. "El de los hijos predilectos es muy triste. Es un reconocimiento del Ayuntamiento que no tiene valor económico. Y encuentras casos de hombres que son hijos predilectos y además tienen medallas [un ejemplo es Plácido Domingo]", continúa Horrillo. "Dices: vamos a ver, ¿no hay más personas en el mundo? ¿No hay mujeres? Con estos distintivos, el tema del género es brutal".


Las tertulias, también masculinas 

Las primeras placas de mujeres se colocaron en la gran tanda de 1991. De 115, a ellas les tocaron diez: tres beatas (Santa Teresa de Jesús, Mariana de Jesús y Santa María de la Soledad Torres Acosta) y el resto conocidas escritoras como Rosa Chacel, María Zambrano o Emilia Pardo Bazán. El de las escritoras es el mayor grueso que existe entre las féminas homenajeadas. Por debajo quedan las nobles, las religiosas y se cuela alguna cantante, política o actriz. En algunos casos se señala también el nombre del marido. A saber: en esta casa nació Lina Prokofiev, que no solo aparece como cantante sino también como esposa del compositor Serguei Prokofiev.

Curiosamente, las diferencias de género también aparecen al desmenuzar con detalle los lugares que las han recibido. El Café Comercial, "histórico lugar de encuentro y tertulia de la vida de Madrid", fue atractivo "para literatos como Galdós, Jardiel Poncela, los hermanos Machado, Camilo José Cela, Rafael de Penagos...". Comenta la información de la placa que "la variedad de su clientela" ha sido su característica y que allí "nada de prototipos", aunque los citados sean todos (menos la artista Celia Gámez) hombres.

El homenajeado Comercial fue sitio de reunión de literatos, como el Casino de Madrid nació inspirado en los clubes ingleses para ser punto de encuentro de la "burguesía emergente". Allí se reunieron banqueros y políticos, personajes que aparecen mencionados en el comentario de su placa. Todos son hombres. El casino no permitió entrar a las mujeres hasta 1987. La Fontana de Oro, la Fonda de San Sebastián o el Café de Fornos cuentan con historias similares: eran sitios de tertulia (política, taurina o periodística) masculina.

Consciente de la escasa visibilidad femenina, el equipo de Carmena revisó y actualizó los criterios con los que se daban las placas introduciendo una perspectiva de igualdad. Las mujeres también habían tenido sus sitios de reunión a principios del siglo XIX en Madrid, cuando -antes de la dictadura- emergió en España, como en otros países, la llamada "mujer moderna". Por eso la primera placa que puso Carmena bajo estos nuevos criterios fue la del Lyceum Club Femenino, sito en la Casa de las Siete Chimeneas, en la Plaza del Rey, y considerado la primera asociación feminista del país.

"La mujer 'moderna' que era escritora o artista podía ser vanguardista, pero no necesariamente lo era", describe la profesora Shirley Mangini en su libro Las Modernas de Madrid. "En Madrid no tenemos el caso de promotoras de las artes y/o artistas adineradas como las de los 'círculos sáficos' que vivieron en París (...) En Madrid eran mujeres de la burguesía o de clase alta, generalmente heterosexuales, que lucharon años, a veces de modo independiente, por lograr una voz propia dentro o fuera del movimiento vigente. Muchas eran feministas o tenían nociones sobre la emancipación femenina. Todas eran cultas y tenían conciencia política liberal".


Reuniones de chicas 'tontas y locas'

El Lyceum Club sucedió a la Residencia de Señoritas, el único espacio de reunión femenina que tenía placa antes de 2017 y que había nacido como homónimo de la Residencia de Estudiantes masculina. La 'Resi' daba casa y lugar de estudio a las jóvenes: el primer año, todas estudiaron Magisterio porque se consideraba la profesión más adecuada para la mujer. 

Su directora fue María de Maeztu, que más tarde dirigió el Lyceum Club. Se fundó en 1926 inspirado en los Lyceum de capitales como Londres o París, "a modo de plataforma pública de la emancipación femenina". "Por entonces veníamos reuniéndonos unas cuantas mujeres con la idea, ya muy antigua en nosotras, de formar un club de señoras", explicaba Carmen Baroja en Recuerdos de una mujer de la Generación del 98. "Esta idea resultaba un poco exótica en Madrid y la mayoría de las que la teníamos era por haber estado en Londres, donde eran tan abundantes". 

El Lyceum, continúa Mangini, "proporcionó a las mujeres que aspiraban a cultivarse un lugar para realizar sus metas". Carmen Martín Gaite lo describió como "un lugar donde muchas madrileñas de la burguesía ilustrada encontraron un respiro a los agobios familiares". Los señores de la época lo consideraban un auténtico escándalo y escribían columnas donde las llamaban "criminales" o "ateas desertoras del hogar".

"Pronto comenzó a formarse una leyenda desfavorable fomentada por las gentes de derecha. Las ordinarieces, los sarcasmos, las calumnias, cayeron sobre el modesto club, donde unas mujeres pretendían entretenerse de modo amigable e inteligente. Gran crimen. Se las pintó como a unas sufragistas ridículas o anglómanas, como ateas, enemigas de la familia cristiana, etc.", recoge una cita del historiador Julio Caro Baroja. El culmen de esta sarta de calumnias fue la famosa negativa de Jacinto Benavente a dar una conferencia "a tontas y a locas" allí.

En 1939, el franquismo devolvió todo al "orden" anterior y el Lyceum fue clausurado "por causas políticas". La placa que le puso Carmena sirvió para conmemorar su contribución a la conquista de los derechos civiles de las mujeres, puesto que entre las acciones que allí se llevaron a cabo hubo campañas contra la violencia de género y en favor del sufragio femenino. El Gobierno dijo entonces que esta placa era el inicio del nuevo plan de memoria, que homenajearía a las intelectuales de la Generación del 27.

El área de cultura anunció también placas para María Lejárraga, Ernestina de Champourcín, Maruja Mallo, Victoria Kent, Margarita Nelken y Luisa Carnés, pero hasta la fecha solo se ha colocado la de la escritora Luisa Carnés.

¿Qué hará el nuevo gobierno de las derechas PP y Ciudadanos con el plan y las placas de mujeres que aún quedan por colocar? El acuerdo entre ambas formaciones no incluye nada al respecto y, en términos de memoria, solo habla de construir un monumento por las 1.429 víctimas del terrorismo en la Plaza de Colón. El programa del PP, que regentará el área de Cultura con Andrea Levy al frente, sí hacía referencia a las placas conmemorativas. Pero, de nuevo, solo a las dedicadas a las víctimas del terrorismo.

"Cumpliremos con los acuerdos que no fueron llevados a cabo por el equipo de gobierno anterior, como el de instalar placas conmemorativas a las víctimas del terrorismo en el llamado 'Itinerario de la Libertad', en las que se vuelva a incluir la palabra 'dignidad' y la bandera que nos une a todos". Respecto a los nombres de las calles, ese otro foco de invisibilidad femenina, simplemente decían que "no serán un arma política que sirva a los intereses de una determinada ideología" y que "revertiremos las actuaciones realizadas en contra de la concordia de todos los madrileños".

En el municipio murciano de Fortuna, de 10.000 habitantes, viven 370 británicos. Uno de ellos es Allan Sharpe, londinense nacido en 1949, quien se mudó de Torrevieja al interior de Murcia hace tres años buscando más tranquilidad y encontró allí por casualidad una casa antigua que reformar. Sharpe fue productor y periodista medioambiental de la BBC. En Fortuna, aunque jubilado, sigue preocupado por cuestiones ambientales, lo que le ha llevado a liderar una campaña de denuncia por la falta de limpieza del pueblo y "la corrupción" que apoya, de forma indirecta, el consistorio del municipio.

En agosto de 2018 Sharpe se decidió a llamar directamente a la empresa responsable de los contenedores de basura de la localidad, Sirem, cuyo dueño es el empresario oriolano Ángel Fenoll, condenado en 2014 a 35 años de cárcel por fraude fiscal y actualmente investigado en el 'caso Brugal' por presuntas irregularidades en la adjudicación de contrata de basuras en Orihuela.

Los contenedores del pueblo, sin tapadera, llenos hasta los bordes, con basura por el suelo y moscas sobrevolando por encima, se vaciaron entonces de golpe, pero a los pocos días las calles volvieron a lucir como siempre. Sharpe no cejó en su empeño, se reunió con el entonces alcalde socialista José Enrique Gil Carrillo para denunciar la situación. También creó el grupo de voluntarios 'Limpiar Fortuna', que lleva 700 bolsas de basura recogidas desde entonces.

"Al principio los británicos me dijeron que habían venido a España por el sol, no a recoger basura, pero finalmente se animaron. Luego también se unió gente del pueblo", explica Sharpe. "Vamos entre diez y veinte personas y recogemos la basura de las calles un domingo al mes. Llenamos entre 50 y 70 bolsas y las dejamos en el 'Punto limpio'. He llegado hasta a comprar camisetas para los voluntarios", añade el británico, quien también ha creado un grupo de Facebook con el mismo nombre que reúne a más de 400 miembros.

El exproductor británico no entiende cómo la gente abandona televisores y colchones en las calles o cómo los jóvenes tiran las botellas vacías en una zona de botellón del municipio. Tampoco se explica cómo los contenedores no cuentan con tapaderas, de modo que la basura se la lleva el viento, al tiempo que atrae animales. "El exalcalde estaba muy interesado en el turismo, pero los turistas no van a venir o no van a volver cuando vean esto. El plástico que tiras en un segundo tarda 450 años en descomponerse", apunta.

"Una empresa que bordea la criminalidad"

El colmo de la situación para Sharpe fue cuando se enteró el pasado enero de que el Ayuntamiento de Fortuna iba a renovar por un año el contrato firmado a Sirem por un gobierno del PP hace 15 años. El pleno se celebró el pasado 4 de febrero y el británico se plantó allí para denunciar la suciedad del pueblo. El antiguo periodista dijo de viva voz que el dinero público no podía destinarse a Sirem, "una empresa que bordea la criminalidad". "En ese momento se levantaron todos los concejales del PP, empezaron a gritar, me apagaron el micrófono, vino la policía y se acabó", explica.

"Ángel Fenoll tiene antecedentes penales. En Inglaterra lo llamaríamos criminal puesto que ha evadido impuestos. Está pagando a sus abogados con nuestro dinero", señala Sharpe. Por su parte, Sirem no quiso responder a este periódico sobre la situación de recogida de basura en el municipio de Fortuna.

Proambiente (Sirem) también fue obligada a pagar 1,4 millones de euros a la Comunidad de Murcia en septiembre de 2018 por incumplir en la gestión del vertedero del municipio murciano de Abanilla. La empresa abandonó vertidos ilegales en más de 270.000 metros cuadrados, en gran parte sellados en la actualidad.

"En Abanilla cambiaron de empresa recolectora de residuos después de lo sucedido con Proambiente", apunta Sharpe. "No sé por qué no puede suceder lo mismo en Fortuna". El experiodista quiere reunirse con la nueva alcaldesa de Ciudadanos de la localidad, Finabel Martínez, para continuar con su batalla.

La empresa semipública Avalmadrid concedió en 2011 un préstamo de 400.000 euros a la empresa del padre de la candidata del PP a la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, pese a que un informe interno lanzó advertencias en contra de la operación. Entonces, Díaz Ayuso no tenía cargos en el Gobierno regional, pero ya había trabajado para Esperanza Aguirre como asesora y llevaba cuestiones de comunicación en el PP de Madrid. Ese mismo año engrosó la lista regional del partido y en julio recogió su acta de diputada de la Asamblea. Ocho años después de aprobarse el préstamo, aún no se ha devuelto. 

Mc Infortécnica, la empresa participada por su padre y dedicada a la compra de aparatos médicos que luego vendía a la sanidad pública, firmó el contrato el 15 de marzo de 2011 pese a que un documento fechado el 2 de febrero y elaborado por un analista de Avalmadrid, al que ha tenido acceso eldiario.es, advertía de que existían riesgos que podían llevar al impago del crédito.

Ese analista advirtió que la nave que Leocadio Díaz, ya fallecido, presentó como garantía para obtener el préstamo era ilegal –su superficie incumplía el máximo de edificabilidad que marca la normativa urbanística– y podía ser demolida sin que el dueño pudiese hacer nada para evitarlo. El padre de Díaz Ayuso era propietario de ese terreno, que se escrituró con un valor de 26.000 euros.

Hoy esa nave, de 400 metros cuadrados, ha sido objeto de una ejecución hipotecaria y está en manos de Avalmadrid, según confirman fuentes de la empresa pública, que intentó sin éxito subastarla. El terreno, que ocupa una superficie de 556, está situado en un polígono industrial de un pequeño pueblo de Ávila, Sotillo de la Adrada. 

La irregularidad quedó plasmada bajo el epígrafe "advertencia" en el informe, pero no fue una circunstancia suficiente para frenar la operación, adelantada por El Confidencial. "Existen razones para suponer que la infracción no ha prescrito. En caso de iniciarse expediente, cabría la posibilidad de tener que derribar la entreplanta", dice el documento. Eso provocaría una caída del valor de la propiedad y por tanto, Avalmadrid se exponía a no poder recuperar el crédito ejecutando esa garantía.

El informe que hizo Avalmadrid para conceder el crédito también incluía otra nota que avisaba de lo siguiente: "Actualmente el sector médico se encuentra en auge. A pesar de ello la coyuntura económica y la dependencia de la Administración pública hace que las sociedades tengan que soportar fuertes tensiones de liquidez para aguantar los pagos". O lo que es lo mismo: ponía en duda que una empresa que dependía de los pagos de la administración fuese a tener liquidez para devolver lo prestado en el tiempo estipulado. 

En Avalmadrid, que no pasa por su mejor momento tras tener que denunciarse a sí misma en Fiscalía después de un expediente del Banco de España, enmarcan todas estas advertencias dentro de la "normalidad". "La tasación del comité de riesgos es perfecta. Se hace una advertencia como en muchas otras operaciones", apuntan a este medio fuentes de la empresa semipública, que defienden que esta "estuvo perfectamente concedida y garantizada", aunque la empresa nunca devolvió el préstamo. 

La operación fue aprobada por Juan Luis Fernández-Rubíes, que era consejero delegado de la empresa pública y conocía el informe. El coordinador del Departamento de Riesgos, Christian de la Torre, incluyó las advertencias en una comunicación a través de correo electrónico a Fernández-Rubíes, en la que solicitó, pese a las circunstancias, su "autorización" para "continuar con la formalización de la operación", según la documentación a la que ha tenido acceso eldiario.es. 

Este medio se ha puesto en contacto con los dos directivos pero ninguno ha querido hacer declaraciones. Fernández-Rubíes, que ya no está en la empresa semipública, es uno de los cargos expedientados por el Banco de España por su responsabilidad en la concesión de créditos de dudosa garantía a personas vinculadas a Avalmadrid. Un portavoz oficial de Isabel Díaz Ayuso asegura que la candidata "no tiene ni ha tenido absolutamente nada que ver con esta empresa". 

La irregularidad que Avalmadrid conocía la advirtió, en realidad, una tasadora contratada por la familia Díaz Ayuso, TINSA. Leocadio Díaz pidió una tasación exprofeso porque Avalmadrid puso como condición para dar el préstamo que la garantía (en este caso la nave) estuviera tasada en al menos 200.000 euros. TINSA visitó el terreno el 12 de febrero de 2011, un mes antes de que se firmara el crédito, y lo valoró en 213.596 euros, pese a que se escrituró en 26.000, según el Registro de la Propiedad. 

En un documento al que ha accedido este medio, la tasadora incide en que, pese a la ilegalidad, "no se conoce ningún caso de derribo por este motivo". El argumento se volcó literalmente en el informe de riesgos y en Avalmadrid aseguran que "incluso con esta circunstancia se tasó en más de 200.000 euros", como muestra de las "garantías" de la operación. En 2011, McInfortecnica tenía 22 empleados y unos ingresos de más de 6,8 millones de euros. 

En esa época, Isabel Díaz Ayuso no tenía ningún cargo en la Comunidad de Madrid, pero ya había trabajado como asesora de Esperanza Aguirre y en el equipo de la Consejería de Presidencia con Alfredo de Prada, imputado en el caso Campus de la Justicia. El mismo año 2011, Díaz Ayuso fue incluida en un modesto puesto en las listas de la Asamblea de Madrid pero no entró en mayo, tras las elecciones. Recogió su acta de diputada en julio después de la salida de Engracia Hidalgo –ahora concejala en el Ayuntamiento de Madrid– . La ahora candidata llevaba desde hacía años, además, temas de comunicación en el PP regional.

Ocho años después de la firma de ese aquel crédito fallido, la empresa semipública está a punto de poner a su nombre esa parcela de Sotillo de La Adrada en el Registro de la Propiedad. Han pasado muchas cosas desde entonces.

Los primeros problemas de impago se plasmaron en un expediente de morosidad abierto en abril de 2012. Entonces, McInfortecnica comunicó a Avalmadrid que la administración pública le debía dinero e informó de que Leocadio Díaz estaba enfermo. "El socio nos traslada su problema de facturación con el sector público, ya que le adeuda importantes cantidades por facturas emitidas pendientes de abono", recoge el expediente sobre la empresa, que forma parte de un grupo más amplio, McInfortecnica Medical Hamilton S.L., controlado al 25% por Díaz junto con otros socios. 

El crédito era finalista y tenía que devolverse, según lo acordado, en 36 meses. Se pidió para la compra de unos "carros informatizados Rubbermaid" que se venderían después a la sanidad pública vasca. La administración ya había adjudicado a la empresa de Díaz la compra. Mc Infortecnica actuaba como intermediaria, en este caso, entre tres proveedores de los aparatos –Esinomed GMBH, Advantech Europe BV y Rubbermaid Medical Solutions– y los hospitales. La póliza-crédito estaba "limitada" al pago a estas empresas. 

Ante las primeras dificultades, en noviembre de 2012 la empresa semipública propuso a McInfortecnica un "acuerdo de pago" que pasaba porque la sanidad vasca hiciera el ingreso directamente a Avalmadrid. Lo que se plasmó como "una toma de razón de las facturas pendientes de abono", pero el socio no facilitó "documentación, ni copia de las facturas" ni atendió "al pago los intereses", según el expediente.

El piso de Díaz Ayuso, entre los bienes de los avalistas

Después, el padre de Isabel Díaz Ayuso falleció y ninguno de los hijos quiso recibir su herencia con deudas, de manera que la nave pasó por un proceso de ejecución hipotecaria a solicitud de la empresa pública. El caso recayó en el juzgado de instrucción número 2 de Arenas de San Pedro (Ávila). Avalmadrid sacó después a subasta pública la propiedad para venderla pero nadie se interesó por ella y quedó desierta.

Así que, tras estos acontecimientos, la empresa pública se ha visto obligada a asumir como un activo inmobiliario propio la finca y da así por pagada una parte de la deuda, que acumula muchos intereses.

Fuentes de la empresa semipública aseguran a eldiario.es que el resto tendrán que asumirlo los avalistas solidarios que fueron incluidos en el contrato, además de la nave, en el caso de que el titular no pudiera devolver el préstamo. Hasta ahora Avalmadrid no les había reclamado nada pese a que han pasado ocho años: se trata de los socios, los cónyuges de esos socios y la empresa matriz (Grupo McInfortecnica Medical Hamilton S.L). Entre todos disponen de un patrimonio de más de un millón y medio de euros. 

Dentro de este patrimonio, susceptible de embargo, está un piso en Madrid en el que actualmente vive Isabel Díaz Ayuso y que figuraba a nombre de sus padres (casados en régimen de gananciales). La declaración de bienes de la candidata revela que es su propiedad desde el octubre de 2011 y, según InfoLibre, su familia se lo donó cuando empezaron a afrontar deudas económicas incurriendo en un presunto delito de alzamiento de bienes. La información que Díaz Ayuso presentó no incluye que el origen de esa propiedad es una donación. En esos momentos, Leocadio Díaz ya debía dinero a Avalmadrid por el crédito concedido en marzo.

La casa está valorada en más de 140.000 euros y la candidata no tiene el derecho de usufructo, que es de sus padres. En este caso de su madre, Isabel Cristina Ayuso. Ella es una de las nueve avalistas solidarias. 

Esta entrevista se pactó hace casi un mes. Antes de casi todo. De que Sánchez e Iglesias empezasen a jugar al gato y al ratón y de que Vox esgrimiese pactos secretos con el PP en Madrid. Antes también de que Ada Colau fuese alcaldesa gracias a Manuel Valls, antes de que Ciudadanos rompiese con el exprimer ministro francés por esta decisión, y antes de que Francesc de Carreras (Barcelona, 1943), catedrático de Derecho Constitucional y uno de los fundadores de Ciudadanos, publicase en El País un artículo en el que advertía a Albert Rivera de que las batallas no se ganan sin soldados.

Cuando empezamos a hablar de hacer esta entrevista, los españoles ya habíamos votado. Han transcurrido varias semanas pero aún no tenemos un nuevo gobierno e incluso se especula con una repetición electoral. ¿Se atreve a pronosticar qué pasará?

No, yo nunca me atrevo a pronosticar porque cuando pronostico me equivoco y si supiera, o tuviera fuentes seguras, quizás sí opinaría. Lo que sé es que dentro del Gobierno hay algún sector o alguna persona muy influyente que lo que quiere es que haya repetición electoral, pensando que el PSOE subiría muchos puntos, lo cual yo también pienso. Pero no sé si sucederá o no.

¿Y qué es lo que le gustaría que pasase?

Lo que debería pasar es que se formará un gobierno estable y sólido. Y la única posibilidad de un gobierno estable y sólido es el PSOE, en alguna combinación o bien con el PP o con Ciudadanos. Cualquier otra da inestabilidad y no da solidez. La única posibilidad que veo es pactar con un gobierno socialista con soporte y acuerdos con Ciudadanos y con PP. Lo más lógico era un gobierno entre el PSOE y Ciudadanos, haciendo un pacto como hicieron el año 2016 y llevándolo a cabo. Este país lo que necesita son cuatro años de estabilidad porque llevamos cuatro años sin gobierno. Desde el 2015 en este país no hay un gobierno y esto genera desconfianza, interior y exterior, y hace daño.

Hace un tiempo se lamentaba de que en España las tertulias son de blanco o negro, sin matices. En el matiz está el interés general, ese por el que, según usted, PP y Ciudadanos deberían actuar con responsabilidad. Si no lo hacen, ¿están siendo irresponsables?

Veo mucha irresponsabilidad en los políticos españoles. Están jugando con nosotros desde hace años a ver quién se coloca mejor en las próximas elecciones. La primera legislatura fallida, la segunda del Gobierno Rajoy, que fue muy débil, la moción de censura, que ni siquiera formalmente desde el punto de vista constitucional fue una moción hecha correctamente... Y así estamos y así se nos ve, como un país en el que funciona bien la sociedad e incluso la economía, pero que no tiene gobiernos que se atrevan a hacer las reformas necesarias.

¿Los partidos han decidido que juegan a la confrontación permanente?

Sí, yo veo una confrontación llena de teatro y con poco contenido, porque no hay tantos motivos para confrontarse. E incluso veo amistades que parecen serlo aunque hay muchos motivos para que no lo sean, lo cual es bastante bastante sorprendente.

¿Cuáles son esas amistades?

La moción de censura salió apoyada por Podemos e independentistas. Han hecho más o menos escenas de amor, cuando sabían perfectamente que aquello no llevaba a ningún sitio. Se trataba de hacer una campaña electoral, que se hizo y se hizo bien  puesto que el resultado del PSOE, en un momento donde hay cinco grandes partidos nacionales más los nacionalistas, es  bastante aceptable.

¿Usted es de los que cree que Pedro Sánchez es un superviviente?

Superviviente seguro porque no ha muerto. Es una persona que se enfrenta a las dificultades con una energía, con un ánimo y con una entereza enorme.  Seguramente es su principal valor, visto lo que se ha visto. Otra cosa son las contradicciones, pero la voluntad de tirar adelante la tiene.

A la espera de saber qué pasará en el Congreso, tenemos ya investidos a los alcaldes y alcaldesas. ¿Manuel Valls hizo bien al dar sus votos a Ada Colau?

Sí. Si no se quería que en la plaza de San Jaime de Barcelona a un lado estuviera el independentismo y al otro lado también, la única fórmula era esta, dar los votos a Ada Colau, por más que creo que Valls o Ciudadanos nunca hubieran pensado que tenían que votar a Colau. Pero tal como estaba la situación yo creo que era la mejor solución, sin duda.

El exprimer ministro francés dijo en campaña que Colau y Ernest Maragall eran lo mismo. Ahora afirma lo contrario. En su opinión, ¿son o no son lo mismo?

No, están muy cerca. Ernest Maragall es un reconvertido al independentismo, de Esquerra Republicana, un partido que por lo menos desde principios de los noventa siempre ha sido independentista y no lo negaba. Ha sido un partido coherente. Y Colau, como es una populista nata y tiene muy poca idea de lo que es el Gobierno, tiene sentido de lo que es una ONG, pero no de lo que es un gobierno, se adapta a lo que más le conviene o lo que le dice su consejero de turno. Va haciendo una de cal una de arena y se deja elegir. Como todo populista, quiere llegar al poder antes que nada y antes que otro principio, y se deja elegir. Después, al día siguiente pone los lazos amarillos diciendo que hay presos políticos en España, lo cual es un absurdo. La relación de la señora Colau con el Derecho siempre ha sido muy especial. Antes de ser elegida la primera vez dijo una cosa absolutamente sorprendente: "Las leyes que sean buenas las aplicaré pero las que sean malas, no".

Pero no ha dejado de aplicar ninguna ley, ¿no?

No sé, como no sé muy bien qué ha hecho… Creo que no ha hecho casi nada.

Dice que los populistas quieren llegar al poder como sea. Pero también la mayoría de partidos quieren llegar al poder.

Claro, sí, llegar al poder lo quieren todos. Pero llegar al poder y una vez que estás allí decir “a ver qué hacemos”, esto es propio de populistas. Un peronista hace unos años decía: la diferencia entre nosotros, los peronistas, y los radicales del partido contrario, un partido de centro izquierda, es que ellos siempre están discutiendo a ver qué harán cuando llegan al poder, y nosotros lo que hacemos es discutir sobre cómo llegamos al poder, y una vez allí, miramos y ya veremos lo que hacemos. Esa es la diferencia.

Usted ahora reside en Madrid pero ha vivido toda la vida en Barcelona y conoce muy bien la ciudad. ¿Por qué Valls ha obtenido tan mal resultado en las elecciones?

Valls es un político de extraordinaria valía. Es un hombre bien formado en la política francesa, que no es poca cosa, los discursos escritos que hace son impecables porque no se puede decir más con menos palabras. Pero buscó un espacio que aquí es inexistente. Salió con Ciudadanos o estuvo amparado por Ciudadanos, esto sí, pero después buscó un espacio que siempre ha fracasado y que quizá algún día volverá a resucitar pero que en estos momentos no existe. Es esto que se llama el catalanismo no independentista. Ya se vio con Duran Lleida lo que representaba, 80.000 o 100.000 [votos]. Esto no suma.

A partir del 2012 en Catalunya la gente se dividió en dos, independentistas y no independentistas. Y ahí está enroscada la política catalana. Para un independentista alguien que se llame catalanista no independentista es un enemigo y viceversa. Esta división es la que quizá no entendió Valls. O se dejó aconsejar mal. 

¿O sea que piensa que no hay espacio para un partido así?

Yo creo que no. Pensaba que había ese espacio en el 2015, cuando Duran se presentó como cabeza de Unió Democràtica. Pues no lo hubo, y creo que sigue no habiéndolo.

¿Considera que Ciudadanos, que capitalizó de una manera brutal el voto antiindependentista en las últimas elecciones, ha sacrificado Catalunya?

Pienso que no. Ciudadanos es un partido nacional, o sea, un partido que opera en base española. Que Inés Arrimadas esté aquí o esté en Madrid es una cosa que se decide, pero no deja desarmada a Catalunya. Cuando se fue Albert Rivera porque era lógico que se fuera a encabezar el partido en Madrid, dejó a Arrimadas, a quien nadie conocía y cogió una personalidad. Y ahora por suceder lo mismo. Lo que no entiendo es como Ciudadanos, cuando Arrimadas ya decidió irse a Madrid, no puso un candidato definitivo para tener una referencia clara ante lo que pueda venir. Los momentos difíciles pueden ser muy próximos. Está pendiente la sentencia del Supremo y tienen que pensar que debe haber un liderazgo en Catalunya.

¿Qué les ha pasado a Rivera y a Valls? Hay quien interpreta que es una cuestión de egos.

Hombre, todo político tiene mucho ego. Todo profesor universitario también, todo escritor también. Incluso todo periodista tiene el ego subido. No creo que sea esto, cuestión de egos. Ciudadanos ha hecho un giro estratégico, creo que de esto no hay duda. De ser un partido que se situaba dentro del sistema de partidos español en el centro, ha dicho yo me sumo, estoy en la derecha y quiero encabezar la derecha. Una derecha en la que se incorpora Vox a partir de las andaluzas. Esto Valls lo vio mal desde el principio, y ha habido rifirrafes en estos meses que han llevado a ésta a esta ruptura final.

¿Ese es el principal error de Ciudadanos, el haber llegado a acuerdos por activa o por pasiva con Vox?

No, yo no creo que este sea el principal error. Esto es consecuencia de lo otro, de no situarse en el centro y querer estar en las tres derechas, dejarse decir que están las tres derechas. Si estás en las tres derechas tienes a Vox muy cerca. Y ya en Andalucía se salvaron las cosas por los pelos, porque el “yo me entiendo con el PP y el PP se entiende con Vox” era raro, pero ya generalizarlo...

El error de Ciudadanos es salirse de esta posición central. Ahora con el resultado del 28 de abril ya no habría dudas, estaría haciendo un programa con el PSOE. El PSOE estaría tranquilo y muy cómodo con este programa, Ciudadanos tendría una influencia en este programa como se hizo en el 2016, el votante de Ciudadanos vería que su voto ha sido aprovechado y se vería que Ciudadanos es un partido que da estabilidad. Se podría decir que gracias a Ciudadanos hay un gobierno estable, que es lo que se necesita en España. Llevamos cuatro años de inestabilidad gubernamental. 

Viendo las alianzas en conjunto, las que se han hecho en las municipales pero también las que están por cerrar en las autonomías, ¿considera que Ciudadanos ha renunciado a ese papel de partido bisagra?

Sí, claro, lo he escrito en varios artículos. Un partido bisagra es la resultante de una elección. Uno no va diciendo “yo soy un partido bisagra”. Es “yo quiero ganar”, pero si no gano, en un sistema parlamentario es obligatorio intentar formar gobierno. Los partidos tienen la obligación de formar gobierno, y tienes que formarlo con alguien que esté cercano a tus posiciones, no te irás a un extremo, sólo muy raramente. En España todos los partidos, incluidos los nuevos, piensan que todavía estamos en un sistema bipartidista, o sea que se presentan cinco partidos con opción de ganar, y que sólo gana uno. 

En una carta que le escribió a Albert Rivera en forma de artículo usted decía: “No entiendo que ahora nos falles, que el joven maduro y responsable se haya convertido en un adolescente caprichoso que prioriza los supuestos intereses de partido a los intereses de España”. ¿Tanto ha cambiado Rivera?

Creo que personalmente no. Tengo un gran concepto de él, lo decía en el artículo. Rivera ha sido el que ha hecho Ciudadanos, sin Albert Rivera Ciudadanos hubiera fracasado al cabo de un año. A nosotros se nos llama fundadores porque un día a 15 insensatos se nos ocurrió hacer un manifiesto diciendo que a ver si se formaba un partido. Pero el que lo ha hecho es él, él y su equipo. Un partido está formado por hombres y mujeres, y por egos, por muchos egos, grandes y pequeñitos. Él supo controlar todo esto y ha tenido un gran cartel en España. Pero en el momento en que podía ser un partido influyente se echa para atrás y dice: no, yo me espero a ver si derroto al PP y de aquí a cuatro años me hago con el Gobierno del Estado.

En un sistema parlamentario esto no se debe hacer, se debe gobernar cuando se puede. Y si después se pierden votos, que yo creo que no, pues qué le vamos a hacer. Pero se ha hecho un servicio al país. La sociedad española premia a los que hacen servicios al país, aunque sea sacrificando su interés personal.

Se han comentado mucho estas alianzas por activa o por pasiva con Vox, pero hace 10 años Rivera ya pactó con Libertas, que era un partido muy de derechas y euroescéptico.

Aquello no tiene comparación. Fue un error y él lo ha reconocido. Ciudadanos entonces no era casi nada, tenía tres diputados en Catalunya, no tenía nada en el resto de España, ni tenía respuestas, y se confundió. Libertas no llegó ni a presentarse. Quería hacer una alianza de partidos, y una consultoría política dio tres nombres. Miguel Durán, Rivera y el tercero era Julio Anguita. Para que vea como van los consultores de Ciencia Política. Se lo dijeron a Rivera, que no tenía ni dinero para hacer propaganda ni nada, y pensó que por lo menos recibiría algo. Después el empresario que se lo dijo se hundió. Esto no tiene nada que ver.

¿Sigue pensando que Podemos es más peligroso que Vox para la democracia?

Bueno, los situó iguales. Es un populismo de derechas y uno de izquierdas. Los dos son partidos populistas. El de Vox es un populismo nacionalcatólico, y el otro es un populismo que cada vez más se parece al anguitismo. Son distintos de contenido, pero son muy iguales en dar soluciones sencillas a problemas bastante complejos. En esto son populismo total.

Hace un tiempo explicó que el nacionalismo español existe y existirá, y tiene el mismo derecho a existir que el catalán. ¿Cuál está más fuerte?

Está más fuerte el catalán. Pero el catalán ha contribuido a una reacción, como era lógico, y está saliendo un nacionalismo español que se ha concretado en Vox. Desde la Constitución y desde la Transición el nacionalismo español había quedado muy apaciguado para lo que había habido antes..

¿Lo que pasó en Catalunya en octubre del 2017 puede ser tildado de golpe de Estado?

Sí, naturalmente. Tenga en cuenta que el golpe de Estado no está en el Código Penal. Es un concepto teórico, pero si lee a Curzio Malaparte verá como en su libro sobre el golpe de Estado prácticamente es muy parecido. Y se ha invocado siempre a Kelsen, que es mi gran referencia en Derecho. Un grupo que desde el Estado se quiere cargar el estado del cual forma parte como autoridad. Naturalmente que es esto. Como tampoco tuvo que utilizar la fuerza para dar un golpe de Estado Hitler cuando lo sube al poder en el año 33. Ya sé que después con Hitler hubo [exterminio de] judíos y había entonces un componente antisemita, sin duda, y hubo las matanzas. Pero en el año 33, en un mes él se hace con el poder cambiándolo de manera anticonstitucional. Nadie le respondió, cambiando todo el sistema el sistema político y eliminando partidos, sindicatos... ¿Hubo tropas en la calle? No. Simplemente el Ejército no intervenía.

Pero aquí no se desarrolló la república ni esas leyes de desconexión.

Vamos a ver. Aquí el 6 de septiembre se aprobó una ley de referéndum, que dice cómo se hará un referéndum, y en los tres primeros artículos dicen que esta ley no obedece a la Constitución, que esta ley es un referéndum para separarse de España y ejercer el derecho de autodeterminación, y el tercer punto es otra barbaridad de ese estilo. ¿No sabían que esto era ir frontalmente contra las bases del sistema constitucional español? Evidentemente que lo sabían. Es una cosa evidente, pero lo hicieron. Al día siguiente aprueban lo que será la nueva Constitución cuando se haga este referéndum. Este referéndum se hace sin censo, sin garantías… Después hubo una declaración de independencia. En Catalunya durante dos meses dejó de existir la ley. La ley dejó de aplicarse en lo que quería la Generalitat, y por tanto naturalmente que aquello fue un golpe de Estado. Lo que no entiendo es cómo el Gobierno de Rajoy no tomó medidas inmediatamente o preventivamente antes.

¿Qué es lo que tendría que haber hecho?

En un artículo mío del final de julio del 2017, antes de septiembre, acabé diciendo que se cometería un golpe de Estado. Y en otro artículo que hice el mismo día 6 dije: “hoy habrá un golpe de Estado en el Parlamento de Catalunya”. Naturalmente que aquello lo era. Había leído el proyecto de ley y sabía que se aprobaría porque los partidos mayoritarios lo harían saltándose el reglamento y saltándose todos los informes jurídicos. Era evidente.

Existe debate sobre si se ha abusado de la aplicación de la prisión preventiva.

La prisión preventiva siempre genera dudas. Una de las causas de la prisión preventiva de las tres que hay es el riesgo de fuga. Hombre, pues si el presidente de la Generalitat y Toni Comín se van a Bruselas y la dirigente de Esquerra Republicana y la de la CUP a Suiza, ¿en qué situación queda el tribunal que ha dado permiso carcelario o no ha dado prisión provisional, y se fugan? Muchos catalanes, muchísimos, pero también los afectados, no están convencidos de que han cometido un delito muy grave. Uno de los más graves. A veces tengo la sensación de que jugaban a dar golpes de Estado.

¿Han cometido un delito de rebelión?

Tendría que haber asistido a todo el juicio, ver todos los testimonios, ver todas las pruebas, cosa que no he hecho para contestarle. Me hubiera gustado sentarme durante tres o cuatro meses por la mañana y tarde y verlo. Ha sido un juicio serio, llevado a cabo con todo el rigor que exige el derecho procesal y de los tipos penales. Ha sido un ejemplo de Estado de Derecho.

Escribió, junto a Josep Piqué, Josep Borrell y Juan José López Burniol, ‘Escucha Catalunya. Escucha España’, un libro contrario a la secesión y partidario del entendimiento. ¿Hay algún partido dispuesto a escuchar de verdad?

Vayamos por partes. En el campo independentista dicen independencia o nada. O sea, esto va en serio y lo haremos. Lo han dicho en el juicio: “Volvería a hacer lo mismo”. En el otro campo no saben qué hacer. No saben cómo enfocar el problema. Pienso que sólo hay una salida, que es que en las elecciones pierdan. Cosa que sucede. Los partidos independentistas el 28 de abril no llegaron a 40%.  Nadie en el mundo se lo toma en serio.

¿Una reforma constitucional sería una salida?

Para el problema del independentismo, no. Para ampliar el campo de los no independentistas, para gente que esté un poco dudando en un lado o otro, que una vez vota a unos les vota a otros, quizás sí es podría influir. Una reforma constitucional no es para solucionar el problema de la independencia sino para que el Estado de las autonomías funcione mejor.

Los que piensan en Catalunya y fuera de ella que el problema catalán, el conflicto, o cómo prefiera llamarle, no tiene solución, ¿tienen razón?

Todo tiene solución en algún momento. Cuando Franco murió yo tenía 32 años y parecía una eternidad y que aquello no tendría solución. Que Franco o el franquismo serían inmortales porque siempre estábamos esperando. Y al final se muere y ahí desaparecen los franquistas. Como por ensalmo, no encontramos a ninguno, nadie te decía que era partidario de Franco. La sociedad es muy cambiante. Los que ahora te dicen que son independentistas y que están en la Costa Brava tomando el sol, con una finca magnífica, cenando con unos amigos estupendos, pueden cambiar de aquí a un año y entonces decir “qué tonterías, la independencia, pero si en este mundo ni en Francia ni en Italia ni nadie quiere la independencia, somos un país serio". La mentalidad de mucha gente sigue la moda.

Hablar de la Costa Brava es una forma de decir que son las clases burguesas o bienestantes las que apoyan la independencia. Pero hemos visto que en Barcelona, en las municipales, en distritos como Sarrià no gana el independentismo.

Lo digo porque alguna vez he ido a la Costa Brava y me he encontrado en esta situación. Pero evidentemente no sólo son estos. Si solo fueran los que tienen una magnífica casa en la Costa Brava serían muy pocos. El independentismo se ha convertido en una cosa transversal a todos los grupos, pero sobretodo en la llamada Catalunya interior, en lugares donde donde solo ven TV3 y escuchan Catalunya Ràdio o RAC1.

Considera que TV3 ha actuado como instrumento de nacionalización.

Claro. Lo digo yo pero me parece que es una obviedad.

Pero en Catalunya se ven muchas más cadenas, ¿atribuirle a TV3 esta capacidad de influencia no es excesivo?

Hombre, ha convencido al 40%. El 60% está en otro plano. Pero los informativos que se ven más son los de TV3. Hace muchos años, en la mitad de los 90, se sabía que el 25% sólo veía TV3. Otro 25% solo ve televisiones nacionales, dijéramos, españolas. Y después hay un 50% que ven unos y otros. Mi madre de mayor quería ver TV3 y cambiabas a otro sitio y decía que no era TV3. Esto pasa mucho.

¿Si le invitasen a TV3 iría?

No, no. Yo no voy aunque me inviten. Ya hace años dije que no volvería nunca a hablar en un medio de la corporación, porque consideraba que eran un instrumento de propaganda del Gobierno de la Generalitat, que debía ser el gobierno de todos.

Usted ha sido muy crítico con el pujolismo, ¿qué le parece este final de Pujol?

Tenía que pasar. Todo el mundo que pedía permisos o subvenciones sabía que había vías no legales para hacerlo. Esto te lo decían en el mundo de la empresa y los abogados. Podía no haberle pasado, pero la policía tiene su eficacia. ¿Me da pena? Por un lado sí. Le conozco desde los años 60, y por tanto sí que me da pena. Pero Pujol es un hombre fanático de sus convicciones y de sus creencias, y tenía en mente todo el desarrollo de la Catalunya autonómica para llegar hasta donde hemos llegado.

Pujol es una persona fanática, y poco liberal en todo. Para Pujol los catalanes tenemos que ser nacionalistas y tenemos que cumplir con una identidad propia. A Pujol le daba igual que uno fuera de izquierdas o derechas, de extrema izquierda, de extrema derecha o de extremo centro. Le daba igual mientras en cuestiones nacionalistas pensara como se debía pensar, que lo que decía TV3. Lo que TV3 nos ha dicho a los catalanes en todos estos años es cómo se debe ser buen catalán.

¿Qué dirigente es liberal hoy en día?

Yo creo que cualquiera de los partidos constitucionales es liberal. Dudo de que Iglesias sea liberal. Dudo de que lo sea Ada Colau, que no sé si sabe muy bien qué quiere decir liberal. Desde luego Vox no lo es, es nacional-católico. Pero dentro del bloque constitucional, claro que hay liberales. Y Pujol lo era en otras cosas, sin duda. 

Hay gente que considera que por ejemplo Albert Rivera, que estaba llamado a ser el gran líder liberal en España, con esos acuerdos con Vox que antes comentábamos ha dejado de serlo.

No ha dejado de serlo. Porque pacte en segunda instancia en no sé qué concejalía de tercer grado con un partido no liberal no deja de ser liberal. Ciudadanos se caracteriza por ser un partido liberal. Lo dicen y en su práctica lo son. Primero se les acusaba de que no son socialistas, ahora de que no son liberales. Hombre, no nos pasemos.

¿Dejaron de ser socialdemócrata para ser liberales?

Esto es una discusión teórica en el mundo. ¿Qué es el señor Valls, que era del Partido Socialista francés toda la vida? ¿Un liberal o socialdemócrata? ¿Qué es el señor Macron? ¿Un liberal o un socialdemócrata? El liberalismo y la socialdemocracia se han ido acercando mucho. Ahora se reivindica Keynes como un gran economista de izquierdas, pero era militante del Partido Liberal.

Usted fue profesor en la facultad de periodismo, en la Universitat Autònoma, y es catedrático de Derecho Constitucional. ¿Qué diría que está peor, el periodismo o la política?

El periodismo forma parte de la política. El periodismo no está mal, hay de todo, hay bueno, malo y regular, como en todo. Y en la política también. Me pone en una disyuntiva difícil de contestar.

¿Abusamos todos del espectáculo?

Sí, la política se ha convertido en espectáculo sobre todo a través del periodismo. Está todo este mundo que yo desconozco totalmente de los Twitter y Facebook. Todo está cambiado y yo lo desconozco, no lo digo como elogio mío, sino que son cosas que me sobrepasan un poco y no tengo el tiempo ni habilidad para conocerlas. Pero sin duda esto influye mucho hoy en día en los ciudadanos. Se dice que es mucho más democrático pero resulta que siempre están los mismos, y se arrogan una capacidad,  como si fueran grandes lumbreras teóricas. Es un poco dictatorial. “Si me hacen caso a mí todo se solucionará”, es lo que piensa mucha gente a veces. Cuando lo que hay que hacer es discutir las cosas. Empezando por mí, podía pensar una cosa hace 20 años o hace diez años y ahora pienso otra.  

Entrevista completa a Francesc de Carreras:

Vídeo: Sònia Calvó

La pugna entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias por cómo articular el entendimiento que debe garantizar el apoyo de Unidas Podemos a un Gobierno del PSOE sigue muy activa. El secretario general de Podemos intenta responder con un ejercicio de acumulación de fuerzas a los ultimátum lanzados por el líder socialista para que el grupo confederal renuncie a su presencia en el Consejo de Ministros.

La negociación se mantiene enconada y, mientras el líder socialista sigue sin desvelar cuándo intentará su investidura y reclama a PP y Ciudadanos que no la boicotee, Iglesias trata de recabar apoyos en la sociedad civil que respalden sus propuestas programáticas e, incluso, su idea de un Gobierno de coalición.

Sánchez e Iglesias han mantenido ya tres reuniones desde el 28 de abril. La última conocida, discreta y celebrada el lunes de esta semana, acabó peor que las anteriores, que habían sido públicas. Ambos dirigentes entraron en materia y constataron sus, por ahora, diferencias insalvables.

Los secretarios generales de PSOE y Podemos volverán a reunirse, también en secreto. Los líderes no soltarán las riendas de las negociaciones mientras no quede claro que habrá acuerdo. O desacuerdo. El riesgo de ruptura es real, pero también la voluntad de llegar a algún tipo de pacto en qué es eso que el Ejecutivo ha querido llamar "Gobierno de cooperación".

Los socialistas lo tienen claro y asientan la definición en tres patas: "Una hoja de ruta de avances sociales" –un programa–; "cooperación parlamentaria, siendo Unidas Podemos socio preferente del Gobierno"; y la "cooperación institucional" con reparto de cargos. Eso sí, por debajo del Consejo de Ministros, al menos de momento.

El acuerdo sería así similar al que el PSOE ha firmado en el pasado con otros grupos parlamentarios a cambio de sus apoyos en la investidura. Pero en Unidas Podemos tienen claro que la oferta es, cuando menos, insuficiente. Ni el PSOE de 2019 tiene una mayoría como la de Zapatero de 2004 o 2008, ni el grupo confederal es comparable en votos y diputados a la IU de entonces o de los años 90, cuando consiguió sus mejores resultados históricos.

En Unidas Podemos siguen defendiendo un reparto proporcional del Consejo de Ministros. Y mientras el PSOE se decide, avanzan en la construcción de un programa que acordar. El secretario de Acción de Gobierno de Podemos, Pablo Echenique, ya señaló esta misma semana que la negociación es "un pack" que incluye tanto "los equipos" -es decir, los ministerios-, como definir las política que llevaría a cabo ese, de momento, hipotético Ejecutivo.

Apoyo de sindicatos, jueces y ecologistas

La intención de Unidas Podemos es recoger las propuestas de la sociedad civil organizada y recabar así su apoyo a un papel fundamental del grupo confederal en la legislatura que ahora comienza.

Iglesias se ha reunido este viernes con las cinco principales asociaciones ecologistas con presencia en España: Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF. Junto al líder de Unidas Podemos han acudido a la cita la portavoz adjunta, Ione Belarra, Juantxo López de Uralde (Equo) y Eva García (IU). 

Tras la reunión, Uralde reclamó a Sánchez la creación de una vicepresidencia de Sostenibilidad. Quien fuera presidente de Greenpeace en España, recordaba que "ya existe en el Gobierno valenciano". "La crisis ecológica es de tal trascendencia que afecta a muchos departamentos, por lo que es necesaria e imprescindible una vicepresidencia de Sostenibilidad", zanjaba.

El secretario general de Podemos, acompañado de Alberto Garzón, Noelia Vera, Rafa Mayoral y Yolanda Díaz, también se verá con los principales sindicatos del país este mismo lunes 24 por la tarde en el Congreso de los Diputados y a la cita acudirán los líderes de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez. 

Iglesias ya se reunió con ellos hace dos años, después de que los sindicatos de clase presentaran una iniciativa legislativa para establecer una renta mínima. El final de la pasada legislatura cercenó su tramitación parlamentaria, que deberá retomarse este año.

CCOO y UGT reclaman al PSOE que cumpla sus reiteradas promesas de derogar las reformas laborales, o al menos los aspectos mas lesivos de la que aprobó el PP en 2012 con su mayoría absoluta. Las reivindicaciones sindicales pasan, básicamente, por recuperar la capacidad de negociación colectiva ante el desplome de las condiciones laborales de los trabajadores. Es la forma, creen, de revertir la precarización de la economía y la caída de los salarios.

En una entrevista con eldiario.es, Sordo defiende que "un Gobierno del PSOE y Unidas Podemos no es peligroso", sino "perfectamente viable" y pide "no demonizar" una "hipotética coalición". El líder de CCOO cree que "el acuerdo del PSOE y Unidas Podemos de los últimos nueve meses ya no sirve" sino que "hace falta algo mucho más consolidado". Y zanja: "No se puede ni plantear en serio la repetición de elecciones, tendrían unos efectos en el voto de izquierdas devastadores".

El Gobierno en funciones, sin embargo, ya ha rechazado la posibilidad de derogar la reforma laboral. Pedro Sánchez ha señalado que su planteamiento pasa por un nuevo Estatuto de los Trabajadores. Los sindicatos lo aceptan, pero siempre que se deroguen ya los aspectos más lesivos de las reformas laborales primero. Es una condición previa y un compromiso que, creen, el PSOE no ha cumplido.

En Podemos defienden esta posición, aunque Pablo Iglesias ha reconocido en público que la correlación de fuerzas no es suficiente para imponer la contrarreforma laboral que les gustaría.

Quien sí se ha pronunciado con bastante claridad ha sido la organización Jueces para la Democracia. En un comunicado, la organización progresista pedía que se forme "un gobierno que sume las fuerzas progresistas" que representan a la "mayoría social" que votó el 28A. Y zanjaba: "Un gobierno fuerte, de amplio respaldo parlamentario, de conformación plural, que haga posible el cambio de política que ha sido apoyada por la mayoría de la ciudadanía". 

El PCE pide implicar a sindicatos en la negociación

El papel de los sindicatos y distintas organizaciones sociales está todavía en el aire, más allá de las aportaciones programáticas que puedan plantear. 

Pero el último Comité Central del PCE apuntó a implicarlos de forma activa en la negociación de un acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos y en su posterior cumplimiento. El secretario general comunista, Enrique Santiago, fue el número tres en la lista de Madrid a las elecciones generales y forma parte de la dirección del grupo confederal.

En su último informe, del pasado 1 de junio, el máximo órgano del partido entre congresos señaló el riesgo de que "la opción rupturista sea derrotada durante este nuevo ciclo político por la opción restauradora o reformista". Y apuntaba que su "tarea es garantizar al menos que no se produzca un cierre en clave autoritaria o en clave reformista".

Para contrarrestar una correlación de fuerzas negativa para el espacio aglutinado alrededor de Podemos (123 diputados frente a 42), el PCE propone "la creación de una comisión en el Congreso de los Diputados, integrada al menos por miembros de IU/PCE, que evaluara periódicamente el grado de cumplimiento de los acuerdos y su desarrollo", decida o no la coalición liderada por Alberto Garzón formar parte del Gobierno o no.

En dicha comisión, prosigue el informe, "deberían participar las organizaciones sociales y sindicales" con el objetivo de vincularlas "al proceso de gobierno o apoyo parlamentario al gobierno". "Nos convertiríamos en sus interlocutores sociales, apoyaríamos solidariamente la ejecución ministerial pero reservando nuestra total autonomía".

El PSOE declara la guerra a Vox en el Congreso. 23 jun 2019 19:02:06.eldiario.es - eldiario.es.

"Con la ultraderecha no se puede ir ni a la vuelta de la esquina". Con esa frase se despidió Pedro Sánchez del Congreso antes de las elecciones del 28A y la afirmación se la han tomado al pie de la letra los socialistas: el PSOE declara la guerra a Vox en el Parlamento, donde pretende orillarle y dejarle sin la más mínima representación institucional para no normalizar a la extrema derecha. 

El PSOE está decidido a dejar a la formación de Santiago Abascal sin puestos en las mesas de las comisiones parlamentarias cuando se constituyan, a pesar de los 24 escaños que obtuvieron en las elecciones. La portavoz socialista, Adriana Lastra, ha trasladado ya a PP y Ciudadanos su negativa a que la formación de extrema derecha cuente como un partido más en el reparto de esos puestos institucionales.

Las mesas de las comisiones parlamentarias se constituyen tradicionalmente con consenso de los grupos mayoritarios. Así sucedió también en 2016, cuando PP, PSOE, Ciudadanos y Unidos Podemos se repartieron los puestos en esos órganos (que cuentan generalmente con una presidencia, dos vicepresidencias y dos secretarías) proporcionalmente a la representación de cada uno de los grupos.

En esta ocasión, fuentes socialistas aseguran que el PSOE está determinado a dejar fuera del pacto a Vox para no blanquear más a la extrema derecha y que, en caso de que PP y Ciudadanos no estén por la labor, la constitución de las comisiones se realice mediante votaciones. Esa salida supondría que las mesas se constituyan en función de la articulación de mayorías y los socialistas tienen mayor capacidad de conseguir aliados parlamentarios, sobre todo si se trata de cerrar el paso al partido de Santiago Abascal.

Fuentes parlamentarias reconocen que "habitualmente" las comisiones se constituyen a partir de un acuerdo de los principales grupos, pero que, de no ser así, se votaría llegado el momento la elección de los miembros de las mesas. Esas mismas fuentes admiten que podría darse la situación de que una alianza de determinadas fuerzas consiga dejar sin ningún puesto institucional a Vox con una especie de cordón sanitario.

Poder institucional = beneficio económico

La ostentación de puestos en las mesas parlamentarias permite reordenar los debates en las comisiones sectoriales pero también un aliciente económico. A las asignaciones de los diputados –la base de unos 2.800 euros a la que se suma otra de 870 euros mensuales a los elegidos por Madrid y de 1.823 euros a los del resto de circunscripciones más las dietas, por ejemplo, de transporte– se suman otros conceptos por razón del cargo: los presidentes de comisiones perciben unos 1.431 euros al mes; los vicepresidentes, 1.046 euros; y los secretarios, 697 euros.

El PSOE confía en que Unidas Podemos se sume a su estrategia de aislar a Vox en el Parlamento, aunque fuentes del grupo confederal aseguran que no se ha abordado "nada" de la conformación de las comisiones. Los socialistas también consideran que otras fuerzas, como PNV o ERC, entrarían en esa jugada.

Fuentes del PP aseguran, por su parte, que su objetivo será "tener la máxima representación" en función a lo que les "corresponde" por sus 66 escaños así como por el liderazgo de la oposición (la presidencia de determinadas comisiones tradicionalmente recaía en el grupo mayoritario de la Cámara tras el de Gobierno). Los conservadores consideran que es Vox quien debe tener la "habilidad" de negociar con el PSOE.

Ciudadanos, sin embargo, recuerda que "siempre ha habido acuerdo" para conformar las mesas: "Tienen que hacerse, como se ha hecho siempre, por acuerdo de los grupos con representación en el Congreso". "Los grupos tienen esa representación porque se la han dado los ciudadanos con su voto", aseguran fuentes del partido de Albert Rivera.

En parlamentos autonómicos, como el de la Comunidad de Madrid, PP, Ciudadanos y Vox se han repartido el poder de la Mesa, el órgano que pilota la actividad parlamentaria, pero en el caso del Congreso no tienen mayoría. El PSOE llegó a un acuerdo con Unidas Podemos y ambos grupos tienen mayoría. Esa situación ha tenido las primeras repercusiones para los conservadores –que han tenido que aceptar, por ejemplo, una distribución de escaños que no les gusta– y, especialmente, para Vox, que está en el 'gallinero'. Algunas fuentes atribuyen a Lastra esa decisión. 

"Siempre que puede, Pedro Sánchez pacta con los nacionalistas". Así ha criticado Ciudadanos los diferentes acuerdos de gobierno a los que ha llegado el PSOE en los ayuntamientos de seis comunidades autónomas. Les ha llamado los "100 pactos de la infamia" y ha puesto como ejemplo un total de 99 ayuntamientos donde los socialistas han pactado con formaciones independentistas y nacionalistas, según Europa Press.

"Nadie le obliga: en Navarra, el PSOE podría favorecer un gobierno constitucionalista y ha preferido pactar con Geroa Bai y Bildu. No es el único caso, hay al menos 100 #PactosDeLaInfamia más del sanchismo", expone la formación en su web.

En Cataluya, ha habido 34 pactos, entre los que destacan los ayuntamientos de Badalona (con ERC, Unidas Podemos y JxCat), Castelldefels (ERC y Unidas Podemos), Figueres (ERC), Lloret de Mar (JxCat) o Sant Cugat (ERC y CUP).

En Euskadi, destacan los acuerdos entre el PSOE y el PNV en un total de 9 ayuntamientos: Bilbao, San Sebastián, Vitoria, Amurrio, Barakaldo, Ermua, Oion, Portugalete y Zigoitia.

En Galicia, Ciudadanos lamenta diez pactos de los socialistas con el BNG: Santiago de Compostela, A Coruña, Pontevedra, Ames, A Pastoriza, Boiro, Muras, Ferrol, Dodro y Cangas. En la constitución de algunos de los consistorios también ha cerrado acuerdos con Unidas Podemos o partidos locales.

En cuanto a Baleares, Ciudadanos expone 14 casos, siendo los más destacados el Gobierno de Baleares y Palma, en los que ha pactado con Més per Mallorca y con El Pi-Proposta per les Illes. En otros ayuntamientos, el PSOE ha llegado a acuerdos con Unidas Podemos y otras formaciones locales.

También se ha dado en la Comunidad Valenciana. En este caso, han sido 29 entre los que se encuentran el Gobierno de la Comunidad (Compromís y Unidas Podemos), y los consistorios de Godella, Elche, Burriana, Castellón, Manises, Gandía o Villa Joiosa, entre otros, donde ha pactado o con Unidas Podemos o bien con Compromís.

Finalmente, la formación liderada por Albert Rivera lamenta que los socialistas hayan pactado con Unidas Podemos, EH Bildu y Geroa Bai en tres casos en Navarra, entre los que destaca el del Parlamento de Navarra, que gobernará Geroa Bai con el apoyo, entre otros, del PSN.

créditos

REQUEST_URI: /dyn/feeds/feed?id=34 - id: 005D1104700C267B - , uid: , sheet: feeds/feed-list.xsl

2019-06-24T17:12:17.126 - SERVER_NAME: chafar.net, server_id: cnet, SERVER_SOFTWARE: Apache/2.4.10 (Debian)