eldiario.es - eldiario.es

eldiario.es - eldiario.es

https://www.eldiario.es/rss/

created: 22 mar 2015 21:42:28 UTC ~ updated: 12 dic 2019 20:56:23 UTC ~ rssv2 ~ TTL 10 min. ~ es

Vox ha remarcado este lunes 25 de noviembre, Día contra la violencia de género, su línea ofensiva contra la violencia machista y el feminismo. La principal consecuencia se ha materializado en varios parlamentos y plenos municipales que no han podido realizar una declaración institucional para condenar esta lacra social por la presencia institucional de la formación ultra. Su irrupción va acompañada de un discurso machista, negacionista y misógino de esta realidad. 

Se acaba así con catorce años de declaraciones por el 25N y un consenso logrado desde la aprobación de la Ley de Violencia de Género en 2004 por el gobierno socialista de José Luís Rodríguez Zapatero. Por primera vez en años muchos ciudadanos han presenciado cómo sus instituciones no condenan esta violencia.

En este sentido, el veto del partido de extrema derecha ha hecho que el Parlamento de Andalucía se haya desmarcado de una condena a la violencia machista y haya roto el consenso sobre este asunto. Para que la asamblea autonómica se posicione es necesario el apoyo de todos los grupos representados. Por otra parte, el resto de los grupos de la cámara autonómica coinciden en denunciar la violencia de género y promover políticas públicas para prevenir y  paliar esta lacra. Lo mismo ha ocurrido en los ayuntamientos de Sevilla, Córdoba, Granada o Huelva. 

En el Ayuntamiento de Madrid, Vox ha empleado el acto institucional contra la violencia de género celebrado en el pleno municipal para subrayar su discurso negacionista. El momento ha sido protagonizado por el portavoz municipal de la formación extremista, Javier Ortega Smith, donde decenas de mujeres se han levantado del salón de actos abandonando el recinto. 

Al finalizar, una superviviente de la violencia de género ha espetado al concejal que "con la violencia contra las mujeres no se hace política". Smith ha girado la cabeza con gesto de desprecio y se ha mantenido en silencio ante la protesta de Nadia Otmani, presidenta de la asociación de mujeres Al Amal y víctima de violencia de género.

Lo mismo en otras cámaras autonómicas y consistorios

En esta línea, el Parlamento de Cantabria no ha aprobado este año la declaración institucional contra la violencia de género. Es la primera vez que en el seno del Parlamento cántabro no hay unanimidad institucional sobre la violencia contra la mujer. En el Ayuntamiento de Santander la formación ultra llevará al Pleno de este próximo jueves una moción para demandar se convoque un minuto de silencio "cuando el asesinado por 'violencia intrafamiliar' sea un hombre, niño o persona mayor perteneciente al círculo doméstico". 

En la cámara autonómica de Castilla-La Mancha la posición de Vox ha generado igualmente rechazo al resto de formaciones políticas. En este sentido, el presidente autonómico, Emiliano García-Page, ha criticado a la formación de extrema derecha por su posición negacionista. "Como si el problema de este tipo de violencia fuera menor", ha subrayado durante su intervención en el acto institucional. "El que apuesta por la violencia no puede hacerlo de manera selectiva. El que empieza siendo violento con un negro o contra alguien que piensa de otra manera, no penséis que no lo va a hacer con una mujer".

Asimismo, el Parlament de Illes Balears por primera vez en al menos diez años el pleno no se ha pronunciado en conjunto por el bloqueo de la ultraderecha. La diputada socialista Silvia Cano, quien coordinaba este asunto, ha recibido esta mañana la postura de Vox con su texto alternativo y ha puesto en relieve que "la llegada del fascismo a las instituciones tiene implicaciones serias, esto no es ningún juego". "Se trata de una lacra social ante la cual no se puede permanecer impasible, en silencio y con los ojos cerrados, sino todo lo contrario", ha afirmado en declaraciones a los medios. 

Cabe destacar cómo el ayuntamiento de El Espinar (Segovia), en manos de PP, Ciudadanos y Vox,  las tres derechas se han unido y han presentado una moción para instar a la derogación de la Ley de Violencia de Género. Finalmente tras haberse hecho público, esta ha sido retirada. "La Violencia contra la Mujer no se combate regando de dinero público asociaciones privadas de marcado contenido ideológico ni con campañas propagandísticas que criminalicen al varón", subrayaba el texto. En este consistorio la Concejalía de Igualdad está en manos de Vox.

Cinco minutos ha estado el portavoz municipal de Vox, Javier Ortega Smith, cuestionando la existencia de la violencia machista en el acto institucional celebrado en el Ayuntamiento de Madrid con motivo del 25N ante un auditorio lleno de mujeres vestidas de violeta, de trabajadoras municipales que atienden a las víctimas y de representantes de todos los grupos políticos. La mitad del salón del actos del Palacio de Cibeles se ha marchado en protesta por sus palabras; otra parte ha iniciado un fuerte taconeo en el suelo para evitar que el discurso se escuchara en el público. 

"El consenso del silencio negacionista niega la protección de todas las víctimas con la misma ley, con las misas medidas y el mismo presupuesto", ha espetado desde el escenario el portavoz de Vox, que ha citado una retahíla de durísimos episodios de violencia entre parejas de mujeres o entre madres e hijas para intentar sostener su tesis, negar que hay una violencia específica, sin una palabra para las 52 víctimas mortales de la violencia de género en 2019.  

De nada han servido sus intentos: nadie en el auditorio ha respaldado sus soflamas. Al bajar del estrado, una superviviente, Nadia Otmani, le ha exigido entre lágrimas que respete "a las muertas". "Con la violencia contra las mujeres no se hace política". Fuera del auditorio, un grupo de mujeres que ha abandonado la sala con su intervención gritaba "vergüenza". 

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, también se ha puesto frente a Vox ante lo ocurrido. "Igual que hicisteis con un minuto de silencio, lamento profundamente que hayáis venido a reventar un acto. No es política, es politiquería",  ha señalado el regidor, que ha criticado el "silencio atronador" de la formación de extrema derecha ante la violencia de género. Ortega Smith escuchaba impasible en primera fila cómo cada persona que subía al escenario condenaba su discurso. 

El regidor ha puesto en valor la ley integral contra la violencia de género que ha cuestionado el portavoz de Vox . "Lo que tú llamas fracaso ha permitido que haya muchas mujeres supervivientes", le ha indicado. Y también ha advertido al partido de extrema derecha, de cuyos votos depende para tener una mayoría, que el equipo de Gobierno no se va a ver "condicionado por las actitudes que se adopten por algún grupo municipal". "Es el objetivo que debemos compartir todos y el que no lo comparta tiene una responsabilidad", ha afirmado entre aplausos del auditorio. 

La vicealcaldesa, Begoña Villacís, ha asegurado que "pese a que cambien los gobiernos, hay cosas que no van a cambiar" y una de ellas es la "lucha contra la violencia machista". La número dos del Ayuntamiento ha apelado a Vox sin mencionarlo directamente: "Puede ser que este año después de muchos años se empiece a discutir lo más básico. Certezas que hace muchos años no se discutían, este año se están discutiendo. Para quienes están discutiendo que esto existe, ¿quién tiene más posibilidades de ser violada, un hombre o yo?". 

"Lo que has hecho es una defensa a las agresiones de las mujeres", ha apuntado la portavoz de Más Madrid, Rita Maestre, en su turno de palabra. "Vox quiere rompernos por dentro, pero no lo va a conseguir", ha asegurado, nerviosa, la edil socialista Maite Pacheco, que ha tomado el micrófono después que Ortega Smith. La tensión se percibía en el ambiente.

Una vez más, un acto institucional para condenar la violencia de género se ha convertido en una trinchera. Ya pasó hace un mes en un minuto de silencio convocado por el Ayuntamiento de Madrid por el asesinato de una mujer. Vox aprovechó para desplegar una pancarta paralela a la institucional que rezaba "la violencia no tiene género". 

Un pacto municipal contra la violencia de género

El acto ha dejado otro titular importante: habrá pacto municipal contra la violencia de género en el Ayuntamiento de Madrid. Tras cinco meses de negociaciones, la vicealcaldesa, Begoña Villacís, ha anunciado en su intervención que se logrado un acuerdo entre todos los grupos salvo Vox. Hace apenas una semana, Más Madrid y PSOE tenían dudas sobre si apoyarlo porque no todas las medidas estaban "dotadas presupuestariamente", según confirmaron a este medio.

El pacto, de 21 medidas, quedará aprobado, salvo sorpresas, el próximo miércoles en el Pleno municipal. "Quieran o no cuatro concejales de Vox vamos a luchar de raíz contra la violencia de género", ha manifestado el delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, en el mismo acto.

Aniorte también ha interpelado a Ortega Smith, a quien ha exhortado a sumarse al pacto: "Creo que os equivocais seriamente buscando de este tema una confrontación política. Este tema solo se puede abordar desde el consenso político. Solo me queda pedirle de aquí al miércoles que pueda sumarse. Ningún partido puede estar en contra. Sea la ideología que sea". 

Melody, 15 años, asesinada en Catalunya; Carmen, 47, asesinada en Islas Baleares; Flora, 71; asesinada en Castilla-La Mancha. Decenas de mujeres se han concentrado este lunes ante la sede del Ayuntamiento de Madrid y han sostenido papeles con los nombres de las 1.027 asesinadas por violencia machista desde 2003, año en el Estado empezó a contabilizar los feminicidios en España. La acción, impulsada por la artista Yolanda Domínguez, ha sido una reacción a la ausencia de declaración institucional contra la violencia género este 25N por primera vez en 14 años en Madrid. 

“Es importante nombrar las cosas para poder identificarlas, estudiarlas y resolverlas, y es lo que Vox no quiere hacer, que es nombrar que existe la violencia de género”, ha señalado la artista. La declaración consensuada por todos los grupos municipales desde 2005 no se hará este 25N, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, por la negativa del grupo municipal liderado por Javier Ortega Smith a secundar la posición unánime del Consistorio para erradicar la violencia contra las mujeres. 

Domínguez ha repartido entre los presentes folios blancos con los nombres de las víctimas de violencia machista, la edad, el lugar y la fecha del feminicidio, y los ha animado a colocarse “como formando una pared, como si fueran nichos”. Mujeres y hombres con rostros enfadados, rabiosos, tristes, han sostenido en sus manos los nombres de las asesinadas. Se han ubicado delante de una de las puertas del Ayuntamiento, en la Calle de Montalbán, y han coreado para que los grupos municipales, que se reunían dentro del recinto, las oigan. “Alcalde, escucha, estamos en la lucha” o “nos matan por machismo y a ti te da lo mismo” son algunas de las consignas que han gritado. 

“Ya que no ha hacen ellos, la hacemos nosotras, apoyadas por muchos hombres”, ha defendido Domínguez. Para la artista, es “alarmante” que “un problema que afecta a la mitad del mundo” se quiera “borrar del mapa”. “Si no se estudia, no se analiza y no se nombra, no se puede solucionar”, ha insistido.

“He venido porque mi amiga Eliana no puede venir porque su marido se la cargó a los 27 años delante de sus hijos”, ha contado María, de 41 años. Ha intentado contener las lágrimas: “Si esto no se ve, va a seguir pasando”. Blanca Sanz, de 61 años, ha protestado porque “van 1.028”. “Hoy han matado a otra compañera, a otra mujer”, ha lamentado.

Una mujer de 26 años ha sido asesinada por su pareja este lunes en Tenerife. Su nombre no estaba entre las papeletas porque no había dado tiempo, pero los presentes, unos 400 según la Delegación de Gobierno, la han recordado como a las demás. 

Benita, 49 años, asesinada en Castilla y León; Isaura, 30, asesinada en Asturias; Fátima, 35, asesinada en Andalucía. Pasadas las 12.00, las mujeres y hombres presentes han hecho un minuto de silencio, interrumpido solo por el ruido de los trabajadores que de la obra aledaña. “¡Los del andamio, que se callen un rato!”, se ha indignado una mujer. Los asistentes han mantenido en alto los nombres para enseñarlos a los medios de comunicación y para apuntarlos hacia los ventanales del Consistorio. 

“El alcalde se ha desentendido de algo que tiene que incluirse en la agenda”, ha criticado Berta, estudiante de 19 años. Angélica, de 40 años, española y brasilera, al alzado el nombre de una mujer asesinada por violencia machista para “mantener viva su memoria” y porque considera que es “especialmente vergonzante que en Madrid no haya una acción institucional”. “Aunque no me representen políticamente, tienen que defenderme”, ha reclamado. 

El partido de Santiago Abascal también rompió el consenso en Córdoba, en Toledo y en Castellón. Pero los nombres de las 1.027 mujeres asesinadas desde 2003 se alzarán en más ciudades de España este lunes, como en Guadalajara o Bilbao. Domínguez, que ha puesto a disposición la lista con los nombres de las asesinadas para quienes quieran replicar la acción en otros puntos de España, asegura que ha recibido más de 50 correos de responsables de Ayuntamientos, asociaciones, colegios e institutos para lanzar el mismo mensaje. 

“Los votantes de Vox son algo muy pequeño en comparación con la gran conciencia que ya existe en la sociedad sobre la violencia de género y sobre la necesidad de tomar medidas para que la sociedad sea más justa y más igualitaria”, ha asegurado Domínguez. “Es doloroso que todavía existan personas así, pero yo creo que nosotras, las personas concienciadas, somos más fuertes y no nos van a parar”, ha zanjado. 

“Por Estrella”, “por Rosa”, “por Leire”, han gritado los presentes los nombres de los carteles que alzaban tras el minuto de silencio. Los primeros, los han mencionado uno a uno, en orden, pero pronto han empezado a gritar todos a la vez, alto y con vehemencia. “Asesinada a los 15”, ha clamado una asistente. “A los 14”, se ha indignado otra. Y por atrás se ha escuchado otro alarido: “¡Por ser mujer!”. 

“¿Por qué tenemos que esta acá en este rincón escondidas?”, ha sugerido una mujer porque la concentración se estaba realizando en una calle lateral. La manifestación no había sido autorizada en la entrada de la calle Alcalá porque había programada a la misma hora otra protesta. Las personas presentes han hecho propia la acción impulsada por la artista Yolanda Domínguez y han arengado para ir a Cibeles. Allí han gritado una vez más a los grupos municipales –“Vox, vete al siglo diecisiete”– y han colgado en los árboles los nombres de las 1.027 asesinadas. Inmaculada, 31 años, asesinada en Comunidad Valenciana; Yajaira, 73, asesinada en Catalunya; Rosario, 25, asesinada en Andalucía.

El partido de extrema derecha Vox ha enviado este lunes a sus cargos públicos una circular interna con el argumentario con el que la formación de Santiago Abascal quiere reventar los actos del 25N, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. El documento, al que ha tenido acceso eldiario.es, recoge una serie de pautas para los dirigentes de Vox en ayuntamientos y parlamentos autonómicos que tienen como objetivo negar la violencia de género, con argumentos plagados de falsedades y manipulaciones.

En uno de los argumentos negacionistas de esta circular interna, la dirección de Vox asegura que la violencia de género "busca la guerra de sexos" y quiere "destruir el núcleo familiar, base de nuestra nación y de toda sociedad civilizada". También recomienda que sus dirigentes sigan la línea política marcada por el partido y por Santiago Abascal en redes sociales, y les pauta a que eviten "las opiniones personales y los casos particulares".

Entre sus falsedades está el argumento que asegura que la Ley Integral contra la Violencia de Género "ha resultado un completo fracaso" porque "hay más mujeres asesinadas que antes", una aseveración que Santiago Abascal ya hizo en el debate de candidatos previo a las elecciones generales del pasado 10 de noviembre. No obstante, a la luz de las estadísticas oficiales, el número de víctimas mortales sí se ha reducido desde la aprobación de la norma.

La Delegación del Gobierno para la Violencia de Género contabiliza estos crímenes desde 2003, año en el que fueron asesinadas 71 mujeres. El año pasado se registraron 50. En este sentido, si comparamos la media del número de mujeres víctimas mortales por violencia de género en los seis primeros años, esta cifra asciende a 69 mujeres; mientras que, en los seis últimos (excluyendo 2019 al no haber terminado), el número se reduce a 53 mujeres.

Vox además reitera en el documento el tan manido argumento de que la ley "es contraria" a la igualdad consagrada en el artículo 14 de la Constitución y que "vulnera al derecho de presunción de inocencia al convertir al hombre en culpable por el hecho de serlo", un extremo que fue empleado en varias de las cuestiones de inconstitucionalidad planteadas por sectores conservadores tras la aprobación de la ley y que posteriormente fueron tumbadas por el Tribunal Constitucional.

En una sentencia de 2008 el tribunal señaló que no existe discriminación hacia los hombres porque hay violencias que "son más graves y reprochables socialmente a partir del contexto relacional en el que se producen". En concreto, la violencia de género responde a conductas que reproducen la desigualdad en el ámbito de la pareja entre hombres y mujeres, "de gravísimas consecuencias para quien de un modo constitucionalmente intolerable ostenta una posición subordinada".

De hecho, el Tribunal Constitucional avala que una agresión supone un daño mayor en la víctima cuando el agresor actúa conforme a una pauta cultural, la desigualdad en el ámbito de la pareja, porque dota de "un efecto añadido a los propios (daños) del uso de la violencia en otro contexto".

En el documento interno de la formación, Vox llega a poner en duda incluso el concepto de violencia de género y el de violencia machista porque, dicen, sirven "para criminalizar al varón haciéndole sospechoso de ser un maltratador y un violento por el hecho de ser hombre".

Vox también afirma que "no existe ninguna ley tan radical en Europa ni en ningún país democrático", pero lo cierto es que, al contrario, España ha sido pionera en un tipo de legislación aplaudida por expertas y que incluso la comisaria europea de Igualdad de Género puso como ejemplo en 2015. Por su parte, organizaciones internacionales como Amnistía Internacional también han destacado la importancia de abordar la violencia sobre las mujeres como algo específico, como se hace en nuestro país, ya que la sufren de manera "desproporcionada" y por "el mero hecho de serlo". "El problema de la violencia contra las mujeres es de tal magnitud que obliga a tratar de manera diferente a quienes sufren violencias diferentes y por tanto a desarrollar leyes específicas", ha afirmado.

Además, son varios los instrumentos que muestran el consenso que a nivel internacional existe respecto al tratamiento de la violencia machista. La Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) de las Naciones Unidas reconoce desde 1979 expresamente esta discriminación y en Europa existe el Convenio de Estambul, ratificado por España en 2014, que exige un marco integral a los Estados como respuesta ante la violencia contra las mujeres.

La formación ultraconservadora también ordena que sus cargos en ayuntamientos y parlamentos voten en contra de las declaraciones institucionales que "contradicen el argumentario de Vox" y en caso de duda dejen la decisión a la dirección que preside Santiago Abascal.

Este argumentario para reventar los actos del 25N y que la formación ha enviado a todos sus cargos públicos, se suma al discurso del diputado nacional y portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, en el Consistorio de la capital en el que ha negado que la violencia machista exista. Un discurso al que se ha enfrentado Nadia Otmani, superviviente de la violencia machista, que en declaraciones a eldiario.es ha criticado que la extrema derecha esté "declarando una guerra a las mujeres".

ERC quiere que el PSOE suscriba "un compromiso explícito" sobre la mesa de negociación entre gobiernos que los republicanos ponen como condición para facilitar la investidura de Pedro Sánchez. Así lo ha indicado este lunes la portavoz del partido, Marta Vilalta, en plena jornada de consulta a las bases de Esquerra, que votarán sobre el aval al bloqueo de la investidura si el PSOE no acepta abrir una negociación sobre el conflicto de Catalunya.

Vilalta ha evitado concretar el tipo de compromiso que reclamarán a Sánchez en el encuentro que esperan tener entre equipos negociadores esta semana. "Podría ser una reunión entre gobiernos [previa a la investidura], un compromiso firmado o podrían ser muchas otras formas", ha asegurado la portavoz, quien también formará parte del equipo negociador de ERC. Antes de perfilar el tipo de "garantías" que exigirán, la cúpula de la formación independentista quiere saber si el PSOE está en disposición de aceptar sus exigencias. 

La formación de Oriol Junqueras ha ido definiendo en los últimos días las condiciones que le ponían al PSOE para facilitar la investidura. La central es que los socialistas acepten formar una mesa de negociación entre el Gobierno del Estado y el Govern de la Generalitat para negociar sobre la cuestión catalana. A esta cuestión se han ido añadiendo condiciones paralelas, como que el diálogo sea bilateral entre ejecutivos, que esté calendarizada o que se permita a cada parte poner las cuestiones que desee, incluyendo la autdeterminación y la amnistía.

Este domingo además el coordinador general del partido Pere Aragonès añadió una nueva condición cuando apostó por someter a referéndum cualquier acuerdo al que pudiera llegarse en el marco de esa mesa bilateral. Con todo, en la rueda de prensa de este lunes Vilalta ha esquivado referirse a una eventual consulta a la ciudadanía, puesto que según ha expresado "aún no hemos empezado a hablar".

Los esfuerzos de la formación republicana se centran en tratar de arrancar al PSOE un acuerdo "explícito" sobre la mesa de negociación entre gobiernos, y están dispuestos a ser flexibles en el resto de cuestiones. En la consulta que plantean a la militancia este lunes, de hecho, los afiliados de ERC se posicionarán avalando o no la negociación, y no se les pregunta por ninguna de las demás exigencias.

Aunque aún no lo definen, los republicanos quieren que el compromiso al que llegue el PSOE implique al conjunto del Govern, y de paso a JxCat, que ha mostrado una posición más reticente respecto a facilitar la investidura. Este lunes sin embargo la portavoz de la Junts, Laura Borràs, se ha abierto a abstenerse en la votación a cambio de que el PSOE acepte una negociación con un mediador y "sin exclusiones". Mientras, los republicanos creen que JxCat tendrán muchas dificultades para votar 'no' si Sánchez acepta una mesa de diálogo con el Govern o, incluso, una reunión con el president de la Generalitat, Quim Torra.

"No somos ingenuos, el Gobierno ha incumplido sus compromisos", ha asegurado Vilalta para subrayar que a ERC no le temblará el pulso para votar 'no' si no hay acuerdo. Sin embargo la portavoz ha asegurado que si tratan de arrancar una mesa de negociación es porque consideran que los resultados del 10N abren una "oportunidad" para sentar al Gobierno de Sánchez en una mesa de negociación sobre el fondo del conflicto catalán.

Nadia Otmani es de Marruecos, pero lleva más de una década viviendo en España. El primer acontecimiento que la ligó a este país fueron los tiros que le dio la expareja de su hermana cuando intentó defenderla de una agresión en una visita a Madrid. Veinte años después de aquel episodio, que la dejó en silla de ruedas, Otmani se ha enfrentado al portavoz de Vox, Javier Ortega Smith, en un acto institucional del Ayuntamiento de Madrid contra la violencia de género que el partido de extrema derecha ha intentado reventar. 

Su rostro, enfadado y al borde de las lágrimas por la rabia, se ha visto en todas las televisiones. "Con la violencia de género no se hace política", le ha espetado una vez que Ortega Smith ha bajado del escenario y ha tomado asiento en el patio de butacas.

 

Otmani es presidenta de la asociación de mujeres Al Amal, una entidad que presta apoyo a las mujeres marroquíes que aterrizan en España. "No me he podido aguantar. No pueden venir aquí a reventar este acto de conmemoración, no hay derecho. Es una provocación en toda regla", dice en una entrevista con eldiario.es unos minutos después del episodio. Para Otmani, Vox "está declarando la guerra a las mujeres". "Y no es el momento de la guerra", añade.

Esta marroquí afincada en España asegura que se siente agredida por Vox por varios costados: por su condición de mujer y también por la de migrante. "Siempre están atacando a la inmigración, estamos aquí. Nuestros hijos son el futuro de España. Las mujeres migrantes que están trabajando en el barrio de Salamanca, las que le atienden a él, están sin papeles", critica Otmani, que condena que "consigan votos con la inmigración". 

Otmani defiende que han atendido a muchas mujeres, "también a mujeres de Vox", acota, en la asociación que preside. "Estamos ayudando a muchas víctimas con nuestro granito de arena en puntos de violencia de toda a la Comunidad de Madrid. Hemos perdido a muchas... Si cuento cuántas y cuántos se han quedado huérfanos... Asistimos a muchos de ellos en la asociación", afirma sin poder reprimir las lágrimas. 

Expal Systems, empresa cuya actividad principal es la fabricación de armas y municiones, ha fichado como consejero al exdiplomático Jorge Dezcallar Mazarredo, ex director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) con José María Aznar y ex embajador de España en Estados Unidos entre 2008 y 2012.

Dezcallar vuelve así al sector, ya que entre 2006 y 2008 fue consejero de la matriz de Expal, Maxamcorp Holding, y de su filial Maxam Europe.

Licenciado en Derecho y perteneciente a una familia de la aristocracia mallorquina, Dezcallar ingresó en la carrera diplomática en 1971 y entre 1985 y 1993 fue director general de Política Exterior para África y Medio Oriente. En 1997 fue designado embajador en Marruecos, puesto que ocupó hasta que en 2001 fue nombrado director del CNI, entonces denominado Centro Superior de Información de la Defensa y del que salió dejando claro su discrepancia con gestión de la crisis de los atentados del 11-M que llevó a cabo el Gobierno Aznar.

En junio de 2004, fue destinado como embajador ante la Santa Sede, hasta que fue relevado en 2006. Fue entonces cuando se incorporó a la matriz de Expal y a Repsol (como consejero internacional), hasta que en julio de 2008 fue nombrado embajador en Washington, cargo que ocupó hasta abril de 2012.

Su nombramiento en Expal se inscribió en el Registro Mercantil el pasado 18 de noviembre, dos meses después de que se incorporase al máximo órgano de gestión de esa empresa el asesor de Vox y asesor de Aznar para la intervención de España en la guerra de Irak, Rafael Bardají.

Bardají, que llegó a ser director de política internacional en Faes (la fundación de Aznar) y que en 2018, tras romper con el PP, se convirtió en asesor de Vox, es uno de los máximos exponentes del pensamiento ‘neocon’ y se le considera el hombre en España de Steve Bannon, gurú de Donald Trump al que se achaca gran parte de la victoria electoral del magnate americano en las elecciones presidenciales de EEUU en 2016, tal y como apuntaba El Confidencial cuando avanzó su fichaje en septiembre.

Un amigo de Juan Carlos I

En el consejo de administración de Expal, Dezcallar y Bardají van a coincidir con una persona muy cercana al rey emérito Juan Carlos I: el presidente de la empresa, Francisco Torrente, ex jefe del Estado Mayor de la Armada. Su nombramiento llega tras el cese de José Manuel Romero Moreno, conde de Fontao e íntimo amigo del monarca, del que fue abogado personal durante 20 años.

Con una facturación de casi 250 millones de euros en 2018 y unos beneficios de 33 millones, Expal es filial de Maxam, cuyo 45% adquirió recientemente el fondo de inversión Rhône Capital, dirigido en España por José Manuel Vargas, expresidente de Aena), y cuyo mayor accionista es el empresario José Fernando Sánchez-Junco.

Tanto Maxam como Expal eran socios de la empresa mixta de armamento Defex, protagonista de uno de los mayores escándalos de corrupción de los últimos años. Maxam era el principal socio privado de Defex. Controlaba en total un 21,78% de esa empresa semipública, que está en proceso de liquidación tras su imputación en la Audiencia Nacional. Una parte de ese paquete, un 10,89%, estaba en manos de Expal.

El Partido Popular, Ciudadanos y Vox han presentado una moción en el Ayuntamiento de El Espinar (Segovia) para instar a que se derogue la Ley de Violencia de Género, y lo han hecho en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. La moción saldrá adelante porque los tres partidos gobiernan en el Consistorio, donde la Concejalía de Igualdad está en manos de Vox.

Alicia Palomo, portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de El Espinar, denuncia "el lamentable hecho ocurrido en la mañana de este lunes durante la reunión de la Junta de Portavoces previa al Pleno del próximo jueves, en la que PP, Vox y Ciudadanos han presentado una moción conjunta  para aprobar un Manifiesto con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer en la que piden que se derogue la Ley de Violencia de Género".

"Es inaceptable que el PP, una partido que dice tener sentido de Estado, vote a favor de derogar una Ley Orgánica y de romper el Pacto de Estado contra la Violencia de Género".

 "En ese texto, insultante para todas las mujeres y para todas las víctimas, se pide a todos los partidos políticos que legislen a favor de la cadena perpetua y a tomar las medidas necesarias para combatir la inmigración ilegal, que fomenta la trata de personas, la explotación sexual, que genera inseguridad en los barrios, donde, cada vez más, las mujeres no se sienten seguras", denuncia Palomo.

 "Las barbaridades contenidas en este texto que han firmado los Portavoces de PP, Vox y Ciudadanos en nuestro Ayuntamiento, no acaban ahí y en él puede leerse ; que somos contrarios a la Ley de Violencia de Género porque los hombres y las mujeres son iguales en dignidad y en derechos;  o que la Ley ha demostrado ser un fracaso y una mera herramienta ideológica con la que confrontar a hombres y mujeres", enfatiza la portavoz socialista.

 Para Alicia Palomo, "estamos ante una moción inaceptable, que rezuma machismo y xenofobia y que desde el Grupo Socialista no podemos compartir ni apoyar en ningún caso".

 "Lamentablemente estamos viendo cómo la extrema derecha de Vox está marcando el paso a las otras dos derechas de PP y Ciudadanos. Y desde el Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de El Espinar nos preguntamos ¿qué tiene que decir la Presidenta del PP de Segovia, Paloma Sanz, ante esta propuesta de sus compañeros de partido, o el señor de Vicente, secretario provincial y Presidente de la Diputación; qué tienen que decir el presidente del PP de Castilla y León, señor Mañueco, y su máximo responsable nacional, señor Casado ante esta vergonzosa firma que ha plasmado su partido en esta deleznable moción; y qué tiene que decir algún responsable, si es que lo hay en lo que queda de Ciudadanos, sobre esta connivencia con la extrema derecha?".

Registran la moción y se van a la lectura del manifiesto

Paradójicamente, en la web del Ayuntamiento de El Espinar, aparece un cartel con los actos en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, una violencia que los tres partidos que gobiernan, niegan. Pero es que además, tras registrar la moción, los concejales del PP, Ciudadanos y Vox, han participado en la lectura del manifiesto contra la violencia machista. El Partido Socialista se ha negado a compartir espacio con estos ediles.

El Parlamento de Andalucía va a desmarcarse este año de la condena institucional a la violencia machista. No será posible debido al veto de Vox a la declaración institucional, pero también debido a la falta de una iniciativa alternativa de la izquierda para suplir esa ruptura del consenso con la extrema derecha.

La Cámara autonómica no emitirá ninguna posición política como segunda institución de la comunidad autónoma para condenar la violencia machista en la semana del 25 de noviembre, día internacional contra la violencia de género. Para que la Cámara se posicione como institución se necesita el posicionamiento previo de todos los grupos que la componen y eso se logra por tres vías posibles: una declaración institucional pactada por los partidos, que exige unanimidad para poder ser leída por la presidenta del Parlamento; las otras dos opciones son o bien una moción o bien una proposición no de ley. Ambas iniciativas parten de un grupo en particular que obliga al resto a posicionarse a favor o en contra. Ninguna de estas tres vías tendrá lugar en el Pleno de esta semana en la Cámara andaluza.

La declaración institucional contra la violencia machista, cuyo texto ha promovido el PSOE, no saldrá adelante porque no cuenta con el respaldo de Vox y, por tanto, no existe la unanimidad necesaria. Es sabido que el grupo de extrema derecha niega categóricamente que el género sea el rasgo distintivo de una forma sistemática de violencia contra la mujer que en lo que va de año ha dejado 52 asesinadas por sus parejas, 43 niños huérfanos y 80.000 denuncias por maltrato. Vox ha roto el consenso sobre este asunto en otras instituciones de las que forma parte, como los ayuntamientos de Sevilla, Córdoba o Huelva. De hecho, este asunto representa el mayor espacio de conflicto entre el Gobierno de PP y Ciudadanos y la oposición de izquierdas, que les acusa sistemáticamente de "dar pasos atrás" en políticas de igualdad y lucha contra el maltrato para contentar a sus socios de Vox, que garantizan su continuidad en el poder. 

Con todo, en la Cámara andaluza esta ruptura no representa una quiebra en la tradición parlamentaria, porque tampoco era habitual que cada año se aprobase una declaración institucional para conmemorar el 25N. La última data de 2015, año en el que el Parlamento sí se posicionó sobre la masiva manifestación impulsada por corrientes feministas en toda España en contra del maltrato y a favor de la igualdad de género. En el primer año de legislatura con un presidente de la Junta del PP -Juan Manuel Moreno- y una presidenta del Parlamento de Ciudadanos -Marta Bosquet- se han aprobado diez declaraciones institucionales por unanimidad. En la legislatura pasada se aprobaron 23, y sólo una relativa a la lucha contra la violencia machista.

Dada el previsible rechazo de Vox a facilitar la declaración de condena del Parlamento andaluz, los partidos de izquierdas en la oposición -PSOE y Adelante Andalucía (Podemos-IU)- podían haber buscado un atajo reglamentario, una alternativa que obligase a los tres socios de derechas a posicionarse -por separado- sobre el maltrato a la mujer al eco del día internacional contra la violencia de género. Pero a los grupos de izquierdas les ha faltado reflejos: en el Pleno de esta semana no hay registrada ni una sola iniciativa -ni moción ni proposición no de ley- que obligue a los grupos a definir su voto respecto a la violencia machista.

En lo que va de mandato, los socialistas y la coalición de izquierdas sí han impulsado iniciativas similares para trata de evidenciar las fricciones que este asunto generaba entre los socios de Gobierno, obligando a PP y a Cs a retratarse con o contra el firme negacionismo de Vox. Esta vez, sin embargo, les ha faltado tener preparada una alternativa en la recámara a sabiendas de que el partido de extrema derecha iba a tumbar el consenso parlamentario.

La pregunta de la líder de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, al presidente andaluz durante la sesión de control al Gobierno sí trata este asunto. Esto permitirá a la gaditana confrontar con Moreno sobre sus políticas de igualdad y los condicionantes que le marca Vox, pero no habrá un debate de conjunto en el que cada formación se retrate.

Todos los grupos del Parlamento andaluz, a excepción de Vox, coinciden en denunciar la violencia de género y desarrollar políticas públicas para prevenir y mitigar esta lacra social. Tras conocer el veto de su aliado de legislatura, Moreno ha asegurado que intentará "trabajar para que haya una declaración conjunta de los cinco grupos políticos en el Parlamento de Andalucía" y ha pedido "apartar ideologías" para lograr el consenso sobre este problema. Bosquet, por su parte, también ha lamentado la falta de acuerdo y que haya grupos que aún niegan el componente machista en la violencia a las mujeres. La presidenta de la Cámara ha participado este mediodía en el minuto de silencio por el 25N en el interior de la institución, al que también ha acudido de forma excepcional Moreno y otros miembros de su gabinete, como la consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, o el portavoz y titular de Presidencia, Elías Bendodo.

En la víspera de la cumbre del clima, la cantidad de gases de efecto invernadero acumulados han vuelto a subir y marcar un pico histórico, según el último balance de la Organización Meteorológica Mundial. El índice anual muestra que entre 1990 y 2018 el forzamiento radiativo –el calor proveniente del Sol que no puede escapar tras rebotar en la corteza terrestre– causado por los gases de efecto invernadero de larga duración aumentó un 43%, habiendo contribuido el CO2 a ese aumento casi en un 80%.

La concentración de CO2 se ha situado ya en las 407,8 partes por millón (ppm). Un indicador claro sobre la escalada del origen de la crisis climática. El umbral de las 400 ppm se ha asentado desde hace pocos años, según las mediciones. Unos niveles no vistos en el planeta desde hace millones de años.

El CO2 que la acción humana emite al aire agranda la brecha respecto al límite establecido por los científicos para cumplir el Acuerdo de París y contener el calentamiento de la Tierra en 1,5 grados. 

"Esta tendencia continua a largo plazo significa que las generaciones futuras tendrán que hacer frente a unos efectos cada vez más graves del cambio climático, como el aumento de las temperaturas, unos fenómenos meteorológicos más extremos, un mayor estrés hídrico, la subida del nivel del mar y la alteración de los ecosistemas marinos y terrestres", advierte el informe hecho público este lunes.

"Cabe recordar que la última vez que se dio en la Tierra una concentración de CO2 comparable, fue hace entre 3 y 5 millones de años. En ese entonces, la temperatura era de 2 a 3 °C más cálida y el nivel del mar entre 10 y 20 metros superior al actual", ha explicado el Secretario General de la OMM, Petteri Taalas.

El análisis de Taalas sobre el futuro no ha sido optimista: "No hay indicios de que se vaya a dar una desaceleración, y mucho menos una disminución, de la concentración de los gases de efecto invernadero en la atmósfera a pesar de todos los compromisos asumidos en virtud del Acuerdo de París sobre el cambio climático", ha asegurado. "Tenemos que plasmar los compromisos en acción y aumentar el nivel de ambición en aras del bienestar futuro de la humanidad", afirmó, antes de referirse a la Cumbre del Clima que organiza Chile y que se celebrará en Madrid a partir del 2 de diciembre.

Las bases de Izquierda Unida ha ratificado de forma mayoritaria el Gobierno de coalición que Unidas Podemos (donde se integra IU) negocia con el PSOE. En una consulta entre los militantes y simpatizantes de la coalición celebrado este fin de semana, el 88,07% de las personas que han participado se han mostrado "a favor" de la coalición. Un 10,15% ha votado en contra y un 1,78% se ha abstenido.

La participación ha sido de 11.674, un 31,20% del censo total de 37.416 personas. Casi el doble de participación que en la misma consulta durante la negociación de julio. A favor han votado 10.281 militantes y simpatizantes. En contra, 1.185. La abstención activa ha acumulado 208 votos. En julio, apenas votaron 5.966 militantes, un 16,37% del censo total, aunque el apoyo a la entrada de Unidas Podemos en el Gobierno también fue mayoritario.

La de IU es la segunda consulta sobre la investidura de Pedro Sánchez y la conformación de un Gobierno de coalición de la que se conoce el resultado. La primera fue la del PSOE, cuyas bases también ratificaron el preacuerdo firmado por Sánchez y Pablo Iglesias el pasado 12 de noviembre, con un apoyo del 92% y una participación del 63%.

Este mismo lunes se celebra el referéndum que ha planteado ERC, que en este caso no es vinculante y que establece arrancar un diálogo como la condición para apoyar de alguna manera la investidura de Pedro Sánchez.

El último de los referéndum planteados es el de Podemos, que se está celebrando desde el sábado y que mantendrá sus urnas abiertas hasta primera hora del miércoles. 

Una mujer de 26 años ha sido hallada muerta por heridas de arma blanca en su vivienda de Tenerife en un caso que se investiga como violencia machista, aunque aún no existe confirmación oficial. Un hombre de 29 años que se encontraba en la vivienda ha sido trasladado al hospital porque presentaba heridas, pero en calidad de detenido por estos hechos. 

El crimen se ha producido en la urbanización La Mata, en San Isidro y allí han intervenido Policía Local, Guardia Civil y el Servicio de Urgencias de Canarias en la mañana de este lunes 25 de noviembre, Día Internacional para la erradicación de la Violencia de Género. 

Varias llamadas alertaron al Centro Coordinador de Emergencias de Canarias 112 sobre un episodio de violencia de género porque un hombre que portaba un arma blanca se encontraba encerrado en una habitación de la vivienda junto con una mujer.

A la llegada de los medios policiales, la mujer ya se encontraba en parada cardiorespiratoria y con heridas de arma blanca. Él presentaba autolesiones (cortes incisos en cuello y extremidades). La Guardia Civil ha instruido las diligencias y ha avisado a la autoridad judicial.

(Habrá ampliación)

Tras un fin de semana marcado por las consultas a las bases en el PSOE, Podemos o Izquierda Unida, este lunes es el turno para ERC, que pregunta a los afiliados del partido sobre la postura de cara a la investidura de Pedro Sánchez. La consulta llega después de que Pere Aragonès planteara en un artículo las condiciones para facilitar el primer Gobierno de coalición.

El número 2 del Partido Popular de León y diputado nacional, José Miguel González Robles, entregará su acta de diputado y renunciará a su cargo de secretario del partido en la provincia, según ha podido confirmar eldiario.es.

González Robles, una imposición del secretario nacional del PP, Teodoro García Egea, había asegurado en sus redes sociales que era licenciado en derecho. Cuando el diario local Leonoticias dudó de sus estudios, envió un título que se demostró falso, ya que no coincidía ni en numeración ni en colores por los expedidos por la fábrica de moneda y timbre.

González Robles se resistía desde el pasado jueves a dar explicaciones. Desde Génova, se le indicó que si lo que se estaba contando era falso tenía que querellarse contra el medio y si no, dar explicaciones. En 72 horas no hizo nada, a excepción de unas declaraciones en Radio León negando que fuese licenciado. Tanto el PP como él transmitían a la prensa que sólo dijo tener "estudios en derecho".

González Robles ha presentado su dimisión primero al presidente del PP de León, Juan Martín Majo y posteriormente a la dirección nacional del partido.

ERC ha vuelto a subir este domingo la apuesta en la negociación con el PSOE para facilitar la investidura de Pedro Sánchez. En la víspera de la consulta a las bases que los republicanos celebrarán este lunes, el líder de Esquerra Pere Aragonès ha publicado un artículo en La Vanguardia en el que, a sus ya conocidas condiciones, que pasan por formar una mesa de diálogo bilateral entre gobiernos con un calendario preacordado y en la que se pueda hablar de todo, suma ahora una nueva exigencia: acabar sometiendo a referéndum cualquier acuerdo al que en el futuro lleguen los ejecutivos gracias a esa negociación.

"Para Esquerra Republicana es indispensable establecer mecanismos que nos permitan garantizar el cumplimiento de los acuerdos que se puedan cerrar en la Mesa de negociación. Y qué mejor mecanismo que someter a la validación del pueblo catalán aquello que seamos capaces de pactar en esta mesa. No hay nada más validador que las urnas", asegura Aragonès en su tribuna.

El máximo líder en libertad de los republicanos reclama además al Gobierno un "diálogo sincero" y "sin condiciones", en el que cada parte pueda exponer sus puntos de vista. ERC, avisa, llevará a la mesa de diálogo su apuesta por el referéndum de autodeterminación y la amnistía de los presos, aunque se muestra abierto a escuchar alternativas ya que avanza la esperanza de su partido de que el Gobierno también "ponga sobre la mesa su propuesta".

Con la añadida este domingo, ERC anota finalmente cuatro condiciones ante las que desea un compromiso del PSOE: un diálogo entre Gobiernos, que en él se pueda hablar de cualquier cosa, que tenga un calendario fijado de antemano y que cualquier futuro acuerdo que salga de esa mesa se acabe sometiendo a referéndum. El equipo negociador tiene previsto llevar esta lista de exigencias ante los interlocutores socialistas, encabezados por la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, en la reunión que mantendrán la semana que viene, una vez los republicanos conozcan los resultados de su consulta interna.

En el artículo publicando este domingo, el vicepresident de la Generalitat asegura que "no es tiempo de reproches" y vuelve a tender la mano para la investidura, pese a endurecer la posición de su partido. Aragonès además advierte que la mesa de negociación entre Gobiernos es "una condición imprescindible" para que ERC pase del rechazo a la investidura a una abstención que permitiría el gobierno de coalición pactado entre el PSOE y Unidas Podemos. Si Sánchez no acepta esta mesa, ha añadido Aragonès sobre el voto de su partido, "les avanzamos que será un 'no'".

Eva Rausing fue encontrada muerta en su mansión londinense el 10 de julio de 2012. No era una víctima cualquiera: su marido, Hans Kristian Rausing, era el heredero de Tetra Pak, la empresa sueca creada por su abuelo Ruben Rausing en los cincuenta y que desde entonces ha servido al mundo los famosísimos Tetra Brik. Envasados de cartón que convirtieron a esta familia en una de las más ricas e influyentes de Gran Bretaña, donde llevaban décadas asentados.

Sin embargo, Eva no murió entre algodones. Cuando fue hallada en su casa de más de 70 millones de libras llevaba más de un mes muerta, estaba en una cama debajo de mantas y otros cachivaches, rodeada de porquería en una habitación cuyas paredes estaban pintarrajeadas con nombres de traficantes de droga. Eva, de 48 años, tampoco había fallecido de muerte natural sino tras una sobredosis de crack y heroína, drogas a las que llevaba décadas enganchada.

En Gran Bretaña la noticia disparó el apetito insaciable de la prensa más amarillista. El suceso lo tenía todo: era una familia millonaria arrasada por las drogas de la que no se salvaba ningún miembro.

El marido, Hans Kristian, que igualmente estaba fuertemente enganchado a la heroína, fue acusado de no haber salvado la vida de su mujer ni darle un reposo digno. También estaban los niños pijos que no habían sabido qué hacer con sus vidas y el coqueteo de la familia durante décadas con el poder –hasta se relacionó el caso con el asesinato de Olof Palme-. Durante meses hubo cientos de titulares obsesionados con una de esas ideas del más cutre de los melodramas, pero que hace vender muchos periódicos: los ricos también lloran.

"Si no lo escribes tú, otros lo harán por ti", pensó entonces Sigrid Rausing, hermana de Hans Kristian, editora y dueña de la revista Granta, una de las más prestigiosas dentro del universo literario. Así surgió el libro de memorias Maelstrom, que acaba de ser publicado por Penguin Random House. Es un recorrido por la vida de esta familia y de los hermanos, pero sobre todo una historia triste sobre las drogas y la adicción.

"Es una investigación sobre lo que significa la codependencia, esa situación en la que formas parte de la vida disfuncional de un adicto e intentas desesperadamente que las cosas mejoren", cuenta Rausing a eldiario.es. El libro está plagado de un fuerte sentimiento de culpabilidad al no haber podido salvar a Eva, pero tampoco a Hans del infierno de la heroína y otras sustancias.

Es la historia del que está al lado de un drogadicto. "La culpa es una parte de todo eso, la sensación de que la adicción debe ser culpa de alguien. ¿Desapareció la culpa con la escritura? Creo que sí, al menos porque comprendí ese síndrome de la codependencia mucho mejor. A través de la escritura entendí lo que había intentado hacer y las consecuencias de lo que hice", añade.

De Joan Didion a Freud

Por el libro transitan también numerosas lecturas. Se puede palpar la influencia de Joan Didion en libros como El año del pensamiento mágico, en el que narra la muerte de su marido, y Noches azules, donde cuenta la pérdida de su hija. También aparece Aullido, de Allen Ginsberg, "uno de los textos más lúcidos sobre el efecto de las drogas", afirma Rausing, y ensayos de Freud sobre lo siniestro de nosotros mismos. "Como editora vivo en un mundo de libros y estos textos me ayudaron a pensar sobre la tragedia que había sufrido mi familia", reconoce la escritora.

Lo que no hace en el libro es regodearse en lo que producen las drogas. Está muy alejado de los libros clásicos que abordan el tema desde un punto más lúdico, como los de Kerouac o toda la generación beat. Porque la droga, cuando convierte a la persona en una adicto, nada tiene que ver con el divertimento.

Sí cuenta cómo tanto Eva como Hans cayeron en la heroína después de viajes en los ochenta, cuando estaban en la veintena por lugares exóticos como Goa, donde Hans probó por primera vez esta droga. El asunto tiene mucho más que ver con el intento de comprender por qué, pese a todos los esfuerzos –y miles de entradas y salidas en centros de desintoxicación- nadie en la familia pudo hacer nada.

También hay un afán por asimilar cómo unas personas que lo tenían todo –Eva también era la hija de un importante ejecutivo de Pepsi-, que habían nacido en familias sanas y felices podían haber caído en ese pozo. Sigrid Rausing reconstruye los veranos de la infancia en Suecia, las posibilidades para elegir el destino que quisieran y con cierto denuedo intenta explicar si hubo algún patrón genético en este impulso arriesgado por dejarse fagocitar por la heroína.

"Está comprobado que la herencia genética juega un papel importante en el alcoholismo y probablemente en todas las formas de adicción, pero también lo hacen las emociones y las experiencias. Necesitas caer también en una cultura de la adicción, estar alrededor de otros adictos. Sin eso, no te conviertes en un adicto. Mi hermano dio con una gente que le ofreció heroína en una playa de Goa. Sin esa experiencia es posible que nunca se hubiera enganchado a ella", reflexiona.

Las fauces de la prensa amarilla

Antes de la muerte de Eva, la familia Rausing ya habían lidiado con los tribunales. En el año 2008, Sigrid y su marido batallaron para que los cuatro hijos de Eva y Hans vivieran con ellos en vista de que su hermano y su cuñada no podían hacerse cargo. Este asunto es uno de los que más peso tiene en el libro. Para Sigrid hay todo un esfuerzo por recalcar que hizo lo correcto aunque ya entonces se viera atacada por la propia Eva, que incluso deslizó la acusación de que su padre, el multimillonario Hans Rausing, podría haber estado detrás del asesinato de Olof Palme.

Precisamente, esta acusación salió a la luz tras el fallecimiento de Eva y fue utilizado hasta la saciedad por la prensa amarilla. "Cuando mi cuñada murió, sus viejas y temerarias acusaciones contra mi padre, que ninguno de nosotros se tomó en serio, adquirieron un valor y esta absurda acusación empezó a salir en la prensa. Era una acusación que nadie podía tomar en serio, pero precisamente por ser mi padre quien era, y ella quien era, podías empaquetarlo todo de una cierta forma en la que resultara creíble", cuenta Sigrid.

La última parte del libro se centra, precisamente, en cómo la prensa se lanzó sobre los Rausing como un perro de presa. Sigrid evoca incluso el famoso experimento Milgram al hacer referencia a que se sentían como los que recibían los golpes porque sí, con el único afán de hacerles daño. Y con el famoso mantra detrás de la culpabilidad que tienen los privilegiados por el hecho de serlo.

"Los periodistas poseen un capital cultural importante en nuestras sociedades y la mayoría de ellos no son conscientes de su propio privilegio", dispara ahora Rausing que entiende este tipo de prensa como puro comercio. "Hay algunas noticias que se convierten en pura mercancía, un producto para ser comprado y vendido, aunque el comercio de la prensa con la tragedia no es nuevo, y tampoco es exclusivo de la prensa sensacionalista", agrega.

La publicación del libro hace unos meses en Gran Bretaña trajo a su vez un pequeño terremoto provocado por la familia de Eva. Su padre acusó a Sigrid de haber expuesto únicamente su visión sobre el tema intentando hacer comprender a la opinión pública que hizo todo lo que estaba en su mano.

"Conociéndole, creo que no lo leyó. Fue un gesto para avergonzar y silenciar, un gesto de enfado patriarcal. Había muchas acusaciones falsas en el comunicado, al menos una de ellas era un libelo. Quizá la forma más elegante de decir esto es que cuando la adicción estaba en su peor momento tomamos posturas diferentes sobre cómo tratar con ello", se defiende la escritora.

Porque finalmente lo que queda es un texto en el que si hay algo es sobre todo amor, que es de lo que tratan la gran mayoría de los libros desde que el ser humano conoció la escritura. Como resalta Rausing, hablar de la pérdida y el amor "es otra manera de hablar sobre la muerte y la vida".

Al norte de la estación de King's Cross, se encuentra una calle secundaria ocupada por distintos almacenes y edificios industriales. Entre ellos hay un taller de taxis. La recepción es un moderno vestíbulo en el que se exponen los últimos modelos eléctricos del icónico black cab londinense. Si uno cruza ese espacio, pasa por una sección del taller, atraviesa una pequeña oficina, vuelve a entrar en otra zona del taller, abre una discreta puerta a mano derecha, sube dos pisos por las escaleras y cruza de nuevo parte del taller, se encontrará con un habitáculo carente de ventanas. "Knowledge Point School", dice el cartel dorado de la entrada. Resulta apropiado que sea tan enrevesado dar con este espacio: entre sus paredes, los aspirantes a taxista se preparan para uno de los exámenes topográficos más exigentes que existen.

Junto con las cabinas de teléfono rojas, el Big Ben, la Torre de Londres, las estaciones de metro, los buses de dos plantas o la guardia real, los taxis oficiales negros (los black cab) son uno de los iconos más característicos de Londres. En una cultura, la británica, con una tendencia pronunciada a agarrase a sus tradiciones, los taxistas de la capital siguen estando regulados por una prueba que se introdujo en 1865. En otros países, como en España, el elevado precio para obtener una licencia es el principal obstáculo para cualquier aspirante a taxista.

En Londres, la gran barrera la pone The Knowledge.

Se trata de una prueba tan difícil de superar como fácil de explicar: consiste en memorizarse el mapa de Londres. Suele llevar entre dos y tres años, si el aspirante se dedica única y exclusivamente a ello; cuatro o cinco, si lo hace a tiempo parcial. Es una prueba tan singular, que se han hecho estudios sobre el efecto que tiene en el cerebro de los aspirantes, como el que llevó a cabo el University College London, que comprobó un aumento en el tamaño de su hipotálamo posterior.

Nacido en Moscú, Gret Kretov llegó a Londres en 1991. Se dedicó a trabajar como chófer hasta que decidió hacerse taxista. Tras tres años preparándose y quince exámenes orales, no pudo contener sus lágrimas cuando superó The Knowledge. Cabe apuntar que presentarse a una quincena de exámenes es perfectamente normal cuando se trata de The Knowledge.

"Después de tanto tiempo estudiando, me quité la presión de encima. Fue todo un alivio. En ese momento eres consciente de que tu vida está a apunto de cambiar a mejor. Te van a pagar por conducir por Londres, una ciudad increíble, y vas a ser tu propio jefe. Puedes trabajar cuando quieras, irte de vacaciones cuando quieras... qué más puedes pedir. Yo estaba tan feliz después de haber aprobado, que me pasé medio año conduciendo con una sonrisa y los pasajeros me preguntaban por qué estaba tan contento", recuerda Kretov.

Ahora Kretov ya no es taxista a tiempo completo. Su ocupación principal es la de profesor en el Knowledge Point School, una de las distintas academias para aspirantes a taxistas que existen en Londres. Servicios como Uber han ganado terreno, pero a día de hoy todavía hay muchas personas invirtiendo tiempo de sus vidas para aprobar The Knowledge. El aula de Knowledge Point School tiene dieciocho pupitres dobles, cada uno provisto de un detallado mapa de Londres. Pasado el aula está el despacho de Kretov, que cuenta con un mapa particular, repleto de chinchetas conectadas por hilos y con un gran número de círculos dibujados por toda la gran urbe.

Retener la inmensidad londinense

Apoyándose en su mapa, Kretov comienza a explicar el proceso de preparación para aprobar The Knowledge. Los estudiantes acuden a un libro llamado el Blue Book, que incluye 320 rutas que cruzan Londres en distintas direcciones. La compleja red de hilos en el mapa de Kretov representa esas rutas que los estudiantes han de saberse de memoria. Pero eso no es todo. El Blue Book también cubre todas las quarter miles, las áreas al principio y al final de cada ruta.

Los aspirantes tienen que memorizarse todos los puntos de interés dentro de cada quarter miles (casi medio kilómetro a la redonda): hoteles, restaurantes, estaciones, paradas de bus, cines, teatros, iglesias, parques, comisarías... Esas quarter miles son los círculos que están dibujados en el mapa de Kretov. Además, los aspirantes deben tener muy claras todas las restricciones de tráfico para poder saber en todo momento cuál es el primer giro que podrían hacer tanto a la derecha como a la izquierda.

La primera prueba a la que se enfrentan los aspirantes es un examen de tipo test. El examen cuenta con preguntas sobre las rutas del Blue Book y sobre los puntos de interés entre el principio y el final de cada ruta. Para aprobar, hace falta acertar el 60% de las preguntas. Una vez completado el examen escrito, el aspirante continúa preparándose para los exámenes orales, llamados appearances. Estas pruebas apenas duran unos 20 minutos. En ellas, el examinador le pregunta al aspirante por dos puntos de interés y éste tiene que ser capaz de situarlos en el mapa y recitar el trayecto más corto entre ellos.

El proceso se repite con hasta cuatro rutas distintas. Según cómo de bien lo haya hecho, el aspirante acumulará más o menos puntos. Hay tres etapas de appearances. Para pasar de una etapa a otra, el aspirante ha de obtener una puntuación alta en por lo menos un par de exámenes seguidos. Pero por la misma norma, si saca pocos puntos en más de un examen, corre el riesgo de retroceder a la etapa anterior. Este sistema asegura que el azar intervenga poco. Completar The Knowledge realmente requiere tener metido en la cabeza el mapa de la ciudad, con sus 25.000 calles y sus respectivos puntos de interés.

El aspirante finalmente se convierte en taxista cuando supera un último test, que le requiere aprenderse 25 rutas adicionales en el área metropolitana de Londres. Entonces ya puede solicitar su licencia y hacerse con el asiento de un black cab. Más allá de lo que pueda costar ir a clases a una academia (la mensualidad del Knowledge Point School, por ejemplo, cuesta 50 libras), los aspirantes tienen que pagar 600 libras por examinarse. Obtener una licencia en Londres son 300 libras, cifra que contrasta con los más de 100.000 euros que cuesta una licencia en España. Los taxistas londinenses pueden comprar su propio black cab, que nuevo cuesta alrededor de 40.000 libras, o alquilar uno.

Cerca de la entrada al Knowledge Point School están aparcadas un par de filas de scooters. Podría parecer la flota de una empresa de mensajería, pero son los vehículos que utilizan los aspirantes a taxista. Todas las motocicletas cuentan con un portapapeles en el manillar en el que los aspirantes colocan los planos de los distintos barrios londinenses. Recorrer las rutas del Blue Book en scooter es lo más habitual entre aquellos que se están preparando para The Knowledge, porque resulta ser el método más rápido y económico. Las rutas del Blue Book siguen un orden determinado y van aumentando en dificultad. La primera cubre las poco más de tres millas que separan Manor House, al norte, de Gibson Square, en el sur del barrio de Islington.

Lo primero que haría el aspirante es desplazarse con su motocicleta a Manor House y memorizarse toda la quarter mile. "Una vez se ha estudiado a fondo, lo siguiente es recorrer la ruta más corta hasta el siguiente punto", explica Kretov, que comienza a seguir con el dedo el hilo que conecta ambos puntos en su mapa y a enumerar las direcciones ("izquierda por Green Lanes, derecha por Bronswood Road, izquierda por Blackstock Road, recto por Highbury Park...").

"Cuando llegas a Gibson Square, te aprendes su quarter mile. Y una vez te sabes todos los puntos de interés de ese cuarto de milla a la redonda y todas las restricciones de tráfico, pasas a la siguiente ruta, que empieza aquí (Kretov señala otro punto cercano en el mapa). Después, haces lo mismo aquí (señala otro punto) y esa ruta te lleva al otro lado del río (el dedo de Kretov cruza el Támesis), y de aquí, vas a este otro punto...". Así hasta completar las 320 combinaciones, cada una más enrevesada que la anterior.

"Me he enamorado de la ciudad"

Después de 12 años trabajando como cocinero, el argelino Wahid Metef se había cansado de la vida entre fogones. Quería dejar la cocina, trabajar en el exterior y ser su propio jefe. A Anthony Taylor, nacido y crecido en Londres, con varios años de trabajo en fábricas a la espalda, le movieron unas motivaciones similares. Metef y Taylor comparten pupitre en el Knowledge Point School. Estos dos candidatos están a apenas unas semanas de completar el duro camino que decidieron seguir hace ya más de cuatro años. Hasta hace unos meses, habían compaginado sus respectivos empleos con la preparación para The Knowledge, pero de cara a la recta final se están dedicando a ello a tiempo completo.

Según Kretov, muchos aspirantes se rinden por el camino. "Hay momentos duros", reconoce Taylor. "Sobre todo, cuando te presentas a appearances, obtienes malos resultados y piensas 'creo que ya no puedo dar más'. A veces cuestionas si vale la pena. Yo he sacrificado mi trabajo para acabar esto. He sacrificado tiempo con mi familia. Llevo sin tomarme unas vacaciones desde 2015. Pero cuando ya ves la luz al final del túnel, entonces sí que sientes que todo ha merecido la pena".

"Quiero tener la libertad de trabajar cuando quiera", responde cuando se le pregunta por su interés por ser taxista, "y además, se supone que se cobra bien". El salario variará mucho en función de cuánto trabaje, pero Taylor dice que aspira a ganar unas 30.000 libras al año. "Obviamente también existen desventajas, como no cobrar si te pones enfermo o tener una pensión más baja. Pero creo que los aspectos positivos tienen más peso que los negativos".

Y luego está el factor Londres. "Una vez empiezas a estudiar The Knowledge, desarrollas una pasión. Había vivido en Londres toda mi vida, pero no la había apreciado hasta ahora. Es una ciudad fascinante, repleta de historia en cada esquina. Puedes ver un edificio moderno y que al lado haya una iglesia de hace mil años. Simplemente, te cautiva. Cada vez que sales, descubres algo nuevo. Antes estaba deseando marcharme de Londres, pero, a partir de estudiar esto, me he enamorado de la ciudad".

Kretov afirma que prepararse en una academia facilita la progresión de los aspirantes. "Les proporcionamos clases, consejos, mapas... Y cuando vienen, su mente está centrada en estudiar. También se pueden preparar en casa, pero ahí tienen distracciones. Aquí todo el mundo está haciendo la misma cosa, así que están muy concentrados". Ahora que afrontan sus últimas appearances, la rutina de Metef y Taylor en la Knowledge Point School es sencilla: "Llegamos pronto por la mañana, nos proporcionan ejemplos de exámenes que han tenido lugar ese mismo día y los usamos para practicar", describe Metef.

— Nightingale Square, sir —le indica Taylor a Metef.

— Nightingale Square está en Endlesham Road —responde Metef.

— Correcto, sir. Y desde ahí me gustaría ir al Eurostar (los servicios de trenes que conectan Londres con ciudades europeas como París, Ámsterdam o Bruselas).

— El Eurostar está en St. Pancras Road.

"Así es". Taylor marca ambos puntos y Metef, con la mirada apartada del mapa, guarda silencio durante unos diez segundos mientras traza la ruta en su cabeza. Hasta que finalmente arranca: "Dejas Nightingale Square por la izquierda, sigues recto por Endlesham Road, derecha en Nightingale Lane...". Tras un minuto recitando direcciones, llega al destino final, a unas seis millas del punto de partida. "Excelente, bien hecho", le dice Taylor mientras termina de trazar las indicaciones de su compañero. "Ahora yo compruebo si se trata de la ruta más directa entre ambos puntos", explica, "y de no ser así, le pediría que lo intentara de nuevo". Pero estos dos aspirantes están en una parte tan avanzada de su preparación que pueden enlazar varias rutas sin ningún fallo.

Transport for London, el organismo que regula el transporte en Londres, le quitó su licencia a Uber en 2017 por no cumplir con los requisitos de seguridad necesarios. Pero la empresa norteamericana apeló la decisión y sigue operando en la ciudad. A finales de año, Transport for London anunciará si le devuelve o no su licencia. Se espera que Uber se adapte a ciertas exigencias y por lo menos logre una nueva extensión. Así que lo más probable es que los taxistas continúen en una posición comprometida ante esta competencia. ¿Merece la pena todo el esfuerzo que requiere superar el exigente The Knowledge ahora que servicios como Uber, con tarifas más bajas que los black cabs, amenazan la hegemonía de los taxistas? Tanto Metef como Taylor tienen claro que sí.

Metef cree que la formación que tienen los taxistas que han superado The Knowledge hace que se trate de dos servicios distintos. "Se puede ir a cenar a un McDonald's o se puede ir a cenar a un restaurante con estrellas Michelin, y no porque exista McDonald's van a desaparecer los restaurantes con estrellas Michelin".

Taylor asiente, y añade: "Lo que me preocupa es que nosotros tengamos que pasar por un proceso tan largo, con varias pruebas, y que en cambio ellos puedan saltarse las normas. Por ejemplo, en este país hay una norma que prohíbe utilizar el teléfono móvil mientras se conduce, y ellos parecen saltársela constantemente". Metef considera que ese es uno de los aspectos en los que The Knowledge marca la diferencia: "Creo que nadie debería depender de un GPS en su móvil si se le está pagando por conducir. Si conduces pendiente del GPS porque no te conoces la ciudad, es más probable que tengas un accidente".

Como estos dos aspirantes, muchos otros siguen preparándose para The Knowledge pese a que el mercado haya cambiado. Eso sí, Kretov afirma que la presencia de Uber sí que ha tenido un efecto negativo en el número de personas que inician la aventura de convertirse en taxistas. "Mucha gente piensa 'para qué voy a estudiar para The Knowledge si puedo trabajar para una compañía de alquiler privado'. Pero estas personas no se dan cuenta de los beneficios que obtendrían si fuesen taxistas. Solo piensan en el dinero fácil. Aunque conduzcas por las mismas calles, ser un black cab driver es algo completamente distinto".

Miquel Iceta: "Catalunya necesita ganar algún partido". 24 nov 2019 20:07:21.eldiario.es - eldiario.es.

Miquel Iceta (Barcelona, 1960) reconoce que está tan contento con el preacuerdo firmado entre el PSOE y Podemos que a veces se esfuerza en disimular su satisfacción. Pronostica que Pedro Sánchez solo podrá ser investido con los votos de ERC y alerta de que para resolver el conflicto catalán es un error pensar en una solución "final, global y mágica" a todo. "Eso no existe", avisa. Recomienda mucha discreción y no generar expectativas desmesuradas. Su receta es tirar de pragmatismo para avanzar en autogobierno y financiación.

¿La repetición electoral ha dejado las cosas igual o peor?

Las ha dejado diferente. Ha dejado los bloques de forma similar pero con el hundimiento de Ciudadanos y una emergencia muy potente de Vox. Esto obliga más a los acuerdos progresistas y dificulta más el futuro del PP. Lo digo porque no sé si alguien en el PP ha hecho la reflexión de que la política que han practicado hace que sus únicas posibilidades de gobierno pasen por estar ligados a la extrema derecha. Es algo que no solo tiene consecuencias ahora sino también de cara al futuro.

¿Es partidario de un cordón sanitario para aislar a Vox?

Totalmente, aunque la expresión la encuentro muy dura. Pero la idea de que no se puede dejar en manos de la ultraderecha la decisión sobre las configuraciones de gobiernos me parece evidente.

¿Y si se trata de que estén o no en la Mesa del Congreso?

Considero que las instituciones representativas deben serlo y no tengo claro que haya que bloquear por sistema en los órganos de la Cámara a un partido que tiene una representatividad ya acreditada.

¿Hace solo unos meses a usted le pasaba como a Pedro Sánchez y también le quitaba el sueño pensar que habría "agentes de Podemos" en el Gobierno?

La verdad es que bastante. No quiero ser injusto. Conozco muy poco a Podemos y conozco más a los 'comuns'. Los 'comuns' no me quitan el sueño y en el caso de Podemos es más bien por el desconocimiento. En aquellos momentos no se dieron las condiciones de confianza suficientes y la prueba es que no se formalizó.

¿Ahora lo que hay es confianza o necesidad?

Hay mucha necesidad pero es que a partir de la necesidad cambian las cosas porque la gente se mira y se habla de otra manera. Esta mañana he escuchado una entrevista a Jéssica Albiach [presidenta del grupo de Catalunya en Comú Podem] y compartía con ella el 90% o más de las cosas que decía.

¿El PSC y 'comuns' pueden ayudar a que haya menos fricciones si finalmente se constituye el gobierno de izquierdas?

Decir eso siempre es un poco presuntuoso. Podemos aportar nuestra experiencia y voluntad, la buena fe y la paciencia. Seguro que lo haremos. Pero estas cosas no quieren intermediarios, si tiene que ser un acuerdo de convivencia, el resto podemos ayudar pero no sustituir.

Usted estuvo en la cocina para fraguar el tripartito de izquierdas en Generalitat o en los pactos de las municipales. ¿Algún consejo para Sánchez?

Le pediría dos o tres cosas que seguro que hará. Una es que sea él. Cuando te enfrentas a una situación tan complicada debes dejarte guiar por tu instinto. La segunda es que no olvide nunca el enorme depósito de confianza que hay en él y en un acuerdo progresista para este país. Yo estoy muy contento y por eso a veces intento disimularlo. Confío mucho en Sánchez, tanto a nivel personal como político. Además, desde Catalunya hay una perspectiva un poco diferente. En España son mayoría los que quieren un gobierno progresista, pero en Catalunya aún son más los que creen que si esto tiene solución es por esta vía.

¿El PSC vive el pacto de izquierdas como un triunfo?

Tampoco. Nosotros no hemos hecho nada para merecerlo. Quizás lo vimos antes que otros, eso sí. Pero es lo que hay. Además, por desgracia, ahora no tienes ni margen para equivocarte, el margen es muy estrecho y coincide con lo que yo creo que hay que hacer, lo cual siempre añade algo de presión. Nosotros lo que queremos es ayudar y no distorsionar, y que nadie nos pueda utilizar con intenciones aviesas.

Cuando escucha a voces como Guerra, Rodríguez Ibarra, Leguina o Redondo, todos tan enfadados con la alianza con Podemos, ¿qué piensa?

Mire, que nadie se lo tome mal, pero yo recuerdo con temor y emoción cuando en 1979 Alfonso Guerra y Santiago Carrillo anunciaron un acuerdo municipal en toda España entre el PSOE y el PCE. Recuerdo también lo que decía mucha gente y los miedos. Y eso acabó yendo muy bien para los ayuntamientos, para España y para el PSOE. Respeto todas las opiniones, pero cada generación tienes sus fronteras y sus perspectivas. España merece un gobierno progresista y yo no regalaría nunca la oposición a Vox. Es posible y sería incluso deseable un espacio de acuerdos de Estado con el PP, pero no de acuerdos de gobierno, porque eso regalaría la oposición a Vox.

Habla del Gobierno progresista pero este aún no tiene los apoyos. ¿Pronostica que ERC acabará facilitando que Sánchez sea investido presidente?

En estos procesos no se debe empujar a nadie. Desde el principio he pensado que para ERC sería muy duro coincidir en el voto con Vox, no me lo imagino. Ahora bien, ERC es un partido independiente y tomará sus decisiones. ¿Que ellos quieren negociaciones y garantías? Pues, es lógico.

¿Sánchez no podrá ser presidente si no es con la abstención de ERC ?

Será muy difícil, porque eso querría decir que de pronto, yo qué sé, el PP optase por una abstención. Yo no lo veo.

¿Y con Ciudadanos?

Para eso Ciudadanos debe votar a favor, y yo lo veo muy difícil. No los veo votando a favor. Yo si fuese ellos me lo pensaría todo. Ciudadanos ha tenido un resultado catastrófico, tanto que hoy se puede dudar legítimamente sobre la continuidad de aquel proyecto. Por eso creo que si quiere sobrevivir, deberá reconstruirse absolutamente. Para reconstruirse podría ser coherente con lo que dijo durante la campaña, que no bloquearían, y podría intentar recuperar su vocación originaria de partido liberal de centro. Allá ellos.

Usted vio nacer a Ciudadanos. ¿Cree que Inés Arrimadas puede hacer un proyecto muy diferente al de Albert Rivera?

Creo que no, pero creo que lo debe hacer. Todos somos hijos de nuestra historia. Inés Arrimadas ha formado parte del proyecto de Albert Rivera y además yo creo que lo ha hecho desde el convencimiento y diría que con entusiasmo. Pero si ella llega a ser la dirigente del partido deberá tener su propia voz. Y llegará con unas condiciones muy difíciles. Para sobrevivir deberá hacer muchos cambios y de alguna forma reinventarse o volver al origen.

En febrero pasado usted no veía mal una mesa de partidos donde hubiera fuerzas catalanas y partidos del conjunto de España para hablar de Catalunya.¿Sigue pensando lo mismo o, como afirma ERC, han pasado muchas cosas?

Han pasado muchas cosas, pero fútbol es fútbol. Diálogo es diálogo. Ahora no quisiera parecer frívolo, pero lo importante es el diálogo. El cómo me parece más secundario.

¿Diálogo sobre qué?

Sobre el qué, cada uno pondrá lo que quiera sobre la mesa, eso es obvio. Si no lo tengo mal entendido, de la Constitución se redactó más parte en las mesas de restaurantes que en las comisiones, en las ponencias o en los locales de los partidos o de la presidencia del Gobierno. Es decir, que aquí hay un problema, que es un problema político y solo a partir del diálogo, al menos lo enfocaremos, ya no digo que lo resolveremos. Esto es de una evidencia tal que incluso durante la campaña me pareció que Pablo Casado también habló de diálogo dentro de la Constitución. Es verdad que los instrumentos a veces condicionan. Por ejemplo, nosotros debemos anotar un fracaso: impulsamos una comisión en el Congreso para revisar el modelo territorial y nació muy coja porque hubo partidos que no quisieron participar. ¿Era bueno el instrumento? Teóricamente sí, pero si no funciona…

Es un momento un tanto difícil porque a cambio de una investidura no obtienes grandes cosas. No hay, por decirlo así, referéndum por investidura. Eso no existe. Pero en cambio sí que debe haber un mínimo, si es más que un mínimo mejor, de confianza. Y eso a veces no es ni lo que escribas ni lo que digas sino un "te veo y me ves, nos entendemos o no nos entendemos, me fío o no me fío". Es un intangible.

¿Usted piensa que el PSOE se pueden fiar de ERC?

No sé si es la expresión adecuada pero yo me estoy volviendo un demócrata radical. Los ciudadanos han hablado y han decidido quién ha ganado las elecciones en Catalunya. Lo que no puedo decir es que como no me gusta no lo quiero. En las interlocuciones es bueno que haya un reconocimiento mutuo. Se ha dado la circunstancia, que no es de ahora, que ERC ha parecido orientarse hacia una perspectiva más pragmática o dialogante. Pues perfecto porque imagínate que hubiera ganado las elecciones un partido comprometido con bloquear.

¿Ese reconocimiento respecto a la otra parte no vale para Quim Torra?

Vale, pero es que Torra este verano dijo que la siguiente etapa era de confrontación. Que el único camino era la autodeterminación. Ahora lo ha dicho con otras palabras, pero delante de un tribunal ha dicho que su camino es la desobediencia. Por tanto, ¿qué podrás hacer con Torra? Yo lo he dicho siempre: es el president de la Generalitat porque se ha recibido la confianza del Parlament. De eso no hay duda y es así. Ahora, también es verdad que ante una crisis que se concretó en la respuesta a la sentencia y que ha tenido una dimensión de una cierta virulencia, él no se ha desmarcado. Todavía ahora le cuesta mucho decir que cortar carreteras tiene un elemento de perjuicio para el país. Por tanto, lo reconozco, pero con esta persona, ¿qué puedes hacer?

¿Fue un error no cogerle el teléfono? ¿Sánchez y Torra tendrán que acabar hablando?

En algún momento todo el mundo debe hablar con todo el mundo. Pero también hay quien plantea una trampa y es pedirle una negociación a un presidente en funciones. Es absurdo. Tú no puedes pretender que un presidente en funciones haga una negociación que no se puede producir. Todos en un momento u otro aprovechamos lo que sea para un objetivo electoral, pero es un objetivo electoral. "Debe hablar conmigo, debe hablar conmigo". Es que ahora, ni aunque quisiera, de esta conversación no podría salir nada concreto ni útil.

¿Pero no es un error no cogerle el teléfono al president de la Generalitat aunque sea para decirle eso?

Bueno, se lo dijo por carta. Yo también le envié una carta al president Torra, precisamente para que quedase por escrito. Porque las palabras, y más en una campaña, se las puede llevar al viento. Ahí había unos elementos que me parecían muy importantes, como era la necesidad de rechazar la violencia, de apoyar a las fuerzas de seguridad y la necesidad de hablar con Catalunya. No sé si hay relación causa-efecto, pero finalmente el president dice que convocará la Mesa para el Diálogo. ¿Por qué no lo había hecho antes?

Pero Torra dijo en una sesión de control que él no la convocaba porque el PSC le había pedido que no lo hiciera durante el periodo electoral.

No. Nosotros dijimos precisamente que antes de las elecciones generales, como estábamos en periodo electoral, no hiciéramos una reunión para que nadie cayera en la tentación [de instrumentalizarla]. El problema es que el Govern nunca ha dicho qué quiere de esta mesa. Lo decía la líder de los 'comuns', Jéssica Albiach: ya nos hemos reunido dos veces, si el Govern quiere volverla a reunir debería haber un guión, un documento y un objetivo de la reunión. No existe. Se está jugando a hacer ver que haces una cosa que no estás haciendo.

El diálogo es una palabra muy importante, pero es tan ambigua y se usa de tantas maneras por todo el mundo, que deberíamos intentar recuperar su sentido verdadero y profundo.

La alcaldesa de L'Hospitalet y dirigente tanto del PSC como del PSOE, Núria Marín, afirmó que la declaración de Pedralbes puede ser un buen inicio para una negociación. ¿Está de acuerdo?

Pero, ¿qué dice Pedralbes? Dice que hay un problema político, que deberá resolverse a través del diálogo y que se ha de garantizar la seguridad jurídica. ¿Quién no está de acuerdo con eso?

Leyendo algunos editoriales y escuchando algunos discursos políticos, parece que hay mucha gente que no está de acuerdo.

Bueno, yo recuerdo discusiones que tuve en ese momento sobre si el concepto de "seguridad jurídica" incluía o no incluía la Constitución. Oiga, en un Estado de Derecho la seguridad jurídica es la legalidad y la cumbre de la legalidad es la Constitución. Es obvio. Y alguien puede preguntar, ¿pero entonces por qué no se dice? Porque cuando estás negociando y pactando con otro, a veces debes buscar maneras para decir cosas de forma que no sean ofensivas para unos u otros. Pero desde este punto de vista, era de una claridad meridiana, porque seguridad jurídica implica renuncia a la unilateralidad, aceptación de un marco legal que se puede cambiar a través de los mecanismos que el propio marco legal incorpora. Dicho esto, Pedralbes es del año pasado, ha llovido mucho y yo no me remitiría allá sino que buscaría una nueva fórmula aunque sea similar.

En el texto de la declaración de Pedralbes se señalaba que en Catalunya hay un problema político mientras el PSOE insiste en que es un problema de convivencia.

¿Es que un problema de convivencia no es político? Aquí nos gusta mucho jugar a una especie de Pasapalabra infernal. ¿Qué quiere decir un problema de convivencia? Alguien puede pensar en una guerra, o una violencia cotidiana en la calle. Pues no. Convivencia quiere decir que hay temas de los que no se habla sencillamente porque hay una consciencia de imposibilidad de acuerdo que los excluye del menú. Maquillamos demasiado las cosas. Aquí hay un problema serio de una división social. Yo intento no usar la palabra fractura, porque me da la sensación de que significa algo irreversible que no quiero aceptar. Pero aquí hay una división muy profunda porque la independencia, puede ser legítimamente, pero provoca una división muy difícil de salvar. Tan difícil de salvar que la única propuesta que tiene el independentismo es votarla, para que uno gane y el otro pierda. Más difícil que eso... ¿El problema es que a una crisis hay que llamarla de convivencia o de división o política… esta es la cuestión? Lo considero increíble.

Más allá de los problemas de convivencia entre catalanes, ¿cree que existe un problema entre Catalunya y España, en el sentido de que en Catalunya se pueda llegar a consensos de dos tercios para reclamar más autogobierno y que después puedan vetarse?

No lo sé porque hace muchos años que no veo dos tercios en Catalunya que estén de acuerdo con nada. Tú puedes tener un problema con el resto de España, de acuerdo, pero hay un problema previo y es que los catalanes no estamos de forma ampliamente mayoritaria de acuerdo sobre hacia dónde tenemos que ir. Y eso es un problema muy relevante.

En la última encuesta del CEO aparecía que el 70,8% de los catalanes se muestran muy de acuerdo o más bien de acuerdo con celebrar un referéndum.

No lo sé, pero si eso se votase mañana en el Parlament de Catalunya no sé saldría un 70%. Me da la impresión de que no. No nos engañemos más. Uno de los problemas que tengo a la hora de hablar de estas cosas es el miedo a generar una expectativa falsa. Porque uno de los problemas que tenemos es que en el independentismo hay una frustración evidente por no haber podido conseguir unos determinados objetivos que se presentaron como inevitables o irreversibles. Si es inevitable no tenemos que hablar de nada. Si es como la ley de la gravedad de nada sirve hacer un seminario.

¿Para usted cuál sería un buen primer paso para concretar este diálogo y avanzar hacia la solución?

En Catalunya debe de haber un acuerdo sobre una propuesta. Cuando eso exista podremos hablar. Mientras no la haya podremos hablar de muchas cosas pero no de ninguna propuesta concreta. Además, es un error pensar en una solución final, global y mágica a todo. Eso no existe. Hoy lo que hay es una división muy profunda y una desconfianza muy profunda. Por lo tanto lo primero que habrá que hacer es intentar reducir esta división y desconfianza, y eso se hará sobre temas muy concretos. Hay una expresión en política internacional que habla de la política de los pequeños pasos. Pues yo creo que ahora necesitamos pequeños pasos. ¿Queremos diálogo? Promovamos que haya un Gobierno en España que pueda dialogar. ¿Sobre qué se ha de dialogar? Yo creo que primero sobre elementos tangibles: presupuestos, financiación, inversión pública en Catalunya, conflictos competenciales… Yo empezaría por aquí.

Si comenzamos por el final, no nos encontraremos. Ahora lo que necesitamos es recuperar un poco la confianza y, ganar algún puñetero partido. Catalunya necesita ganar algún partido. Llevamos demasiados años sin ganar nada. Nada. Probablemente porque el objetivo que se fijó era demasiado ambicioso o quizás imposible de alcanzar.

¿Ese mensaje de que Catalunya necesita ganar algún partido lo dirige a los independentistas?

A todo el mundo. Lo envío también al Gobierno de España. Catalunya en algún momento debe poder alcanzar algún objetivo razonable. Nosotros llevamos desde el año 2012, por no exagerar, sin ganar ni una sola competencia, ni un solo recurso, ni un solo incremento de financiación, ni una mejora de nuestro protagonismo y reconocimiento en la política española y europea. Claro, al final nos convertimos todos en nostálgicos. Recuerdo que cuando el president Pujol hacía un viaje internacional le recibían como si fuese el Papa de Roma. Y ahora los representantes de la Generalitat parecen, perdón por la expresión, unos apestados, son gente con quien mejor que no te veas porque será un lío.

Yo vivo aquí, necesito más autogobierno, mejor financiación, más reconocimiento y más peso. Quiero eso. Después seré independentista o no independentista, que yo no lo soy. Pero por lo menos eso, que Catalunya gane algún partido. Y por tanto, probablemente ha de decidir mejor qué partidos juega. Recuerdo un consultor político americano al que le decían que ganaba todas las campañas y él contestaba: "porque elijo muy bien a mis clientes". Se deben elegir las batallas, y ahora las batallas han de ser de esta naturaleza que decía.

La encuesta del CEO señala que el 64,6% de los votantes socialistas catalanes consideran injusta la prisión de los líderes independentistas. ¿Usted está entre ellos?

Yo estoy entre los responsables políticos que saben que en un estado de derecho las sentencias se deben acatar. Nos hacemos todos un poco de trampas con el '¿tú qué opinas?' ¿Significa que a partir de ahora los juicios los haremos sobre lo que opina la gente, en un programa de máxima audiencia donde la gente pueda votar?

Se puede respetarla y a la vez considerarla injusta, ¿no?

Yo pienso igual que Amnistía Internacional, que dice que este ha sido un juicio justo.

Amnistía Internacional también dice que debería liberarse inmediatamente a los Jordis.

En cambio de los otros no dice nada.

¿Pero cree que los Jordis deberían ser liberados inmediatamente de la cárcel?

Inmediatamente, no. Amnistía dice que es un juicio justo y que hay que liberar a estas dos personas. ¿Lo que diga una asociación es lo que nos tiene que llevar a tomar la decisión de excarcelar a alguien? Yo soy más partidario de utilizar con inteligencia el reglamento penitenciario. ¿No hemos de ser libres e iguales? Pues, todos iguales. Yo no sé qué hubiese pasado si en el Código Penal hubiese estado en vigor una pena por la convocatoria ilegal de un referéndum.

¿Debería estar en el Código Penal?

No lo tengo claro pero en todo caso la pena para convocar un referéndum ilegal era de 3 a 5 años, la sedición es entre 10 y 15, y la rebelión es de 15 a 20.

¿Está diciendo que si ese delito estuviese en el Código Penal el tribunal lo habría aplicado y por lo tanto no los hubiesen condenado por sedición?

No lo sé. De la lectura que hago de la sentencia es evidente que el tribunal tuvo alguna dificultad para aplicar lo que sucedió al Código Penal vigente.

¿Le gustaría ser ministro?

No. Supongo que para cualquier persona deber ser un gran honor pero yo ahora lo que quiero es ser president de la Generalitat.

¿El PSC renunciará a defender la inmersión lingüística en la escuela como se ha interpretado del contenido de la ponencia que debatirá en su próximo congreso?

No. No sabía que la inmersión era un objetivo.

No como un objetivo sino como un método.

Como método no renunciaremos nunca a la inmersión. ¡Si lo inventamos nosotros! Lo que decimos es que hay que mantener el objetivo y que al acabar la educación obligatoria dominen perfectamente ambas lenguas. Y eso implica que tienes que ajustar las necesidades lingüísticas en cada momento.

Pero los resultados académicos prueban que los alumnos catalanes no tienen un conocimiento de castellano inferior al de otras comunidades.

Es que aquí el problema no es el castellano, es el inglés.

O sea que para ustedes el catalán debe seguir siendo lengua vehicular.

Sí, pero eso no querrá decir que no se puedan dar ninguna otra asignatura en otra lengua. Nuestra reflexión es muy parecida a la que hizo el departamento de Educación en octubre del 2018.

Ninety Nine es una de las muchas startups que se fundan cada año en España y otra de unas cuantas dedicadas al sector del 'fintech' (tecnología aplicada a las finanzas), pero solo una de las pocas que ha recaudado millones (cuatro y medio, según sus datos) sin ni siquiera tener un producto en el mercado. En su haber cuenta también con un jovencísimo fundador, Javier Sanz, y con una ristra de empleados que ya no están allí: han sido despedidos por chocar con él o con Carlota Gómez, su mano derecha y actual directora legal, o se han marchado en pocos meses porque no aguantaban más. 

"La actitud de los fundadores era... No sé cómo describirla", rememora un antiguo empleado. "No diría que fuera tirana. Creo que la gente se comporta como ha visto toda la vida en su casa. Y ellos deben de venir de familias con dinero. Pues así". En ocasiones, las disputas subían de tono y terminaban con descalificaciones entre el CEO y su equipo. "Les he visto decir a los de finanzas: tenéis cincuenta años y trabajáis como niñatos. No hacéis nada", cuenta un extrabajador. "Al principio veías que eran bordes, muy ácidos contestando. Pasa el tiempo y dices: me están tratando fatal". 

Estas y otras situaciones han llevado a que, con poco más de un año y medio de vida, por Ninety Nine hayan pasado unas 35 personas, de las cuales al menos 16 están fuera ya. Muchos han sido despidos, generalmente de managers o cargos intermedios; el resto, bajas voluntarias. Y eso que la idea, el buen sueldo y los potentes nombres que hay detrás atraían a profesionales reconocidos en su sector.

Los exbanqueros Marcial Portela, que fue director general del Grupo Santander y consejero delegado de Santander Brasil, y Michel Goguikian, otro hombre fuerte del banco en Latinoamérica (presidió el Banco de Velezuela, propiedad de Santander entre el 96 y 2009, cuando Hugo Chávez lo nacionalizó) son miembros del consejo. También está Iñaki Berenguer, uno de los emprendedores españoles a los que mejor le ha ido en Estados Unidos. Berenguer es famoso por haber vendido tres empresas: la última esta misma semana, al gigante AON y "por un precio de nueve cifras".

"El proyecto empezó como una 'startup' en el salón de mi casa", señala el joven CEO, Javier Sanz. En menos de dos años, presume, cuenta con "consejeros de renombre" y "fondos de inversión internacionales" que les guían. Mientras tanto, sus empleados y exempleados se ríen con el 'Quiénes somos' de la web. "Pone que somos una piña y que nos lo pasamos de muerte", recuerdan. "Sí, de muerte".

La copia: Robinhood

Casi todas las historias de 'startups' en España comienzan con su homóloga estadounidense, con la idea original que alguien ve y quiere traerse y copiar. En este caso la agraciada es Robinhood, una app que permite invertir en Bolsa fácilmente y sin comisión. Su mercado son los millennials y su discurso la "democratización". Sus fundadores, un joven búlgaro (Vlad) y otro estadounidense (Baiju) que estudiaron en Standford y ya son multimillonarios, dicen que decidieron construir un producto "que permitiera a todo el mundo acceder a los mercados financieros, no solo a los ricos". Cada operación de compra de acciones en Estados Unidos lleva un 10% de comisión, así que lo que hicieron Baiju y Vlad fue eliminarla.

Robinhood nació en 2013 y con su última ronda de inversión pasó a estar valorada en 7.600 millones de dólares. Lleva 912 millones recaudados. La capacidad de atraer a jóvenes, a gente que si no quizá no invertiría, y sus seis millones de usuarios explican la tremenda valoración.



Javier Sanz tenía entonces poco más de veinte años. "Dejé la carrera en mi último año y en los últimos ocho he emprendido en proyectos relacionados con las tecnologías", explica por email (en un primer momento, Sanz concedió una entrevista en persona a eldiario.es, pero más tarde cambió y prefirió un cuestionario por escrito). "La idea surgió hace algo más de dos años, con la misión de hacer accesibles los mercados financieros al 99%. Cuando empecé a invertir cantidades pequeñas en compañías que me gustaban como Netflix o Spotify, me encontré ante un sector con grandes ineficiencias".

Según otras fuentes, Sanz —persuasivo, como muchos jóvenes emprendedores capaces de convencer a inversores— trabajaba en Estados Unidos cuando se fijó en Robinhood y volvió a Madrid para montar su propia versión. En abril de 2018 fundó la empresa y una sociedad en Delaware (un paraíso fiscal al que van casi todas las 'startups') y en septiembre lanzó la primera nota de prensa, diciendo que la app saldría antes de final de año. Aún no lo ha hecho.

Ninety Nine contaba ya con 4,5 millones de inversión. Cerró 2018 con 13 empleados (once hombres y dos mujeres) y casi medio millón de euros en gastos de personal. Para 2019, la compañía buscaba veinte millones más que aún no han llegado, aunque recientemente se hizo una ampliación que "nos permitirá contratar más".

Ambiente de "paranoia"

2018 fue tranquilo. Una chica se fue y una directora legal, con trayectoria sólida, duró dos semanas porque quería otra cosa. Pero a partir de 2019 empezaron los despidos: el del director financiero y el de operaciones, porque los fundadores decían que eran malos e "iban contra la empresa", el de otra persona que se dio de baja y al final echaron y así hasta doce y seis salidas voluntarias, como la de un director de diseño que estuvo pocas semanas.

"Al margen de los despidos había gritos, broncas y acusaciones falsas", recuerda un empleado. "El ambiente no era bueno. Cuando Javier y Carlota se iban de vacaciones se estaba mejor y no era por no trabajar". Javier y Carlota, a la que todos mencionan como cofundadora, pareja de Sanz (algo que ella niega) y aparece en Linkedin como Head of Legal & Partnerships de la compañía, tienen menos de treinta años y un despacho en la oficina, raro en una startup. El equipo recuerda escenas como la de minimizar a un antiguo trabajador de Cabify diciendo que "con todos los respetos, Cabify no lo has montado tú", a otra persona con un "eres menos senior de lo que te crees" o la de echar a las dos únicas mujeres del equipo, la directora de recursos humanos y la 'office manager', de la sala donde todos trabajaban porque "siempre estáis de palique" y "esto parece un gallinero". 

En palabras de otro exempleado, lo que había implantado era una "cultura del miedo".

"El patrón general es: primero confío mucho en ti y luego ya no. Y te pido tareas, pero te lo pongo imposible y luego te echo la bronca porque no está hecho", indican. Los empleados describen una cultura de paranoia y desconfianza, presentista, con problemas para trabajar en remoto, salir a dar charlas (habitual en el sector), hacer horario de verano e incluso bajadas de sueldo como "castigo". El CEO tiende a achacarlo a que tiene 27 años y mucha presión de sus inversores. También se justifica diciendo que en Estados Unidos se dicen las cosas a la cara y que no pasa nada por comentar a alguien que su trabajo está mal: a él los inversores también se lo hacen.

Preguntado por este medio, Sanz no explica el porqué de tantas salidas en tan poco tiempo. "Hemos ido adaptándonos a las circunstancias y recursos que teníamos en cada momento. Ahora podemos acceder a perfiles de gran 'seniority' [con más experiencia] que antes no podíamos", dice. Sobre si en la oficina hay mal ambiente, asegura que "todo lo contrario. Todos los jueves hacemos un evento social de empresa. La semana pasada fuimos a jugar a los dardos y esta semana un compañero va a traer juegos de mesas a la oficina. El día de cumpleaños no se trabaja..."

¿Cuándo llegará la app?

Con 4,5 millones en caja, dos importantes ex Santander en el Consejo y un aclamado 'emprendedor en serie' como Berenguer, a Ninety Nine no le era difícil captar talento. Por su equipo han pasado desarrolladores de empresas reconocidas (Cabify, Carto, Tuenti, Bebanjo...) y perfiles financieros con mucha experiencia, ya que para crear una sociedad de valores la CNMV lo exige. Ninety Nine asegura tener licencia de la CNMV desde mayo, aunque aún no aparece en el registro porque no está constituida la mercantil a la que va asociada.

Un nuevo 'product manager' y un jefe de tecnología lideran ahora el equipo con más mano izquierda y rehacen todo lo que había desarrollado. En teoría, anunciarán el lanzamiento de la app "muy pronto". Uno de sus competidores, el neobanco inglés Revolut —conocido por haber exigido a los aspirantes a un puesto de trabajo que captaran 200 clientes sin cobrar— ha lanzado hace poco una funcionalidad similar, también sin comisiones. Y Robinhood, la original, ha desvelado sus planes de entrar en Europa empezando por Reino Unido

Tantas salidas en tan poco tiempo han dejado un runrún en el sector. Ahora la gente se lo piensa dos veces antes de entrar a Ninety Nine. A algunos entrevistados no les ha dado buena espina que el CEO sea tan joven; otros a los que han contactado y saben lo que hay han dicho que "ni hartos".

Sanz, sin embargo, tiene otra percepción. "En las últimas 3 semanas se han incorporado 3 personas, y en las próximas semanas incorporaremos a otra persona más. Creo que la cultura que ha generado Ninety Nine es excelente. Y es un gran canalizador de talento", zanja.

Los cazas saudíes que bombardean Yemen desde 2015 llevan un motor producido en parte por una empresa española, ITP Aero, presidida por el exministro y exportavoz del Gobierno de Aznar Josep Piqué. La empresa también lleva a cabo para el ejército de Arabia Saudí el mantenimiento de estos motores.

Esta relación comercial, previamente autorizada por el Gobierno, podría vulnerar la legislación europea y española sobre exportaciones de material bélico, que prohíbe a los Estados autorizar el envío de armamento a países inmersos en guerras o que vulneran los derechos humanos.

Contactada por este periódico, ITP Aero ha rechazado responder al cuestionario enviado por eldiario.es y ha contestado que "actúa con integridad y sigue la regulación de export control de manera estricta en todos sus negocios".

Según una investigación de eldiario.es junto a Lighthouse Reports, las relaciones comerciales de ITP Aero con esta dictadura se alargaron hasta como mínimo 2017, dos años después de que Arabia Saudí y los Emiratos Árabes empezaran la guerra en Yemen contra los rebeldes hutíes apoyados por Irán. Existen indicios, sin embargo, de que la relación podría mantenerse hasta 2019.

Los bombardeos sobre posiciones civiles y las reiteradas violaciones de derechos humanos cometidas por el ejército saudí, ampliamente documentadas por la ONU, no han impedido que algunas empresas españolas hagan negocios con esta dictadura, a pesar de que países europeos como Alemania, Dinamarca y Países Bajos han optado recientemente por suspender la venta de armamento a Riad.

Un bombardero letal

El Eurofighter Typhoon es un avión de combate producido por un consorcio de empresas españolas, italianas, alemanas y británicas. Alcanza velocidades supersónicas y tiene capacidad para efectuar bombardeos aire-tierra y aire-aire. Puede llevar hasta 12 misiles y bombas.

Los gobiernos británicos, alemán y francés han reconocido que este caza se usa por las fuerzas saudíes para bombardear Yemen. Según una filtración de documentos de la agencia de inteligencia francesa DRM, Arabia Saudí ha llegado a realizar unas 120 salidas diarias con este avión hacia objetivos yemeníes desde tres bases distintas repartidas por el país.

Esta investigación periodística ha podido geolocalizar a estos cazas en las bases mencionadas así como otro Eurofighter saudí sobrevolando la frontera yemení en 2016 con material preparado para efectuar un bombardeo aire-tierra.


La compañía presidida por Piqué resulta vital para la producción de este caza. Tanto en su web como en informes anuales de la empresa -que pertenece al Grupo Rolls Royce- asegura que participa en el “diseño, fabricación, montaje, ensayos y soporte en servicio” del motor de estos aviones, el EJ200.

También afirma que la compañía “realiza el mantenimiento de los módulos de los que es responsable de diseño para Austria, Arabia Saudita, Omán, Kuwait y Catar”. En el reporte anual de 2017 de Rolls Royce, el grupo propietario de ITP Aero, también se confirma que la empresa produce los EJ200 para Arabia Saudí.


Según la documentación de ITP Aero, la relación comercial con la dictadura saudí se alargó como mínimo hasta 2017, año en el que se entregaron los últimos Eurofighter a este país. Sin embargo, en otro informe de la empresa publicado en 2019 sobre los resultados no financieros del año anterior, el régimen de Riad sigue apareciendo en una infografía como uno de sus clientes internacionales del motor EJ200. Piqué fue elegido presidente del consejo de administración a finales de 2017.

Middle East Propulsion Company (MEPC), una empresa saudí que lleva a cabo servicios de mantenimiento para aviones militares, aseguró en su cuenta de Twitter el pasado febrero de 2019 que varios trabajadores se desplazaban a las dependencias de ITP Aero en España para realizar una formación centrada en el mantenimiento del motor EJ200. En marzo de 2018, Arabia Saudí firmó un memorándum de interés para intentar adquirir 48 cazas Eurofighter más para su ejército.

Exportación previa a Reino Unido

Los motores producidos en la empresa de Piqué, cuya sede está en Zamudio (Bizkaia), son exportados al Reino Unido, donde se montan en el Eurofighter para después ser trasladados a Arabia Saudí. Según datos de la Secretaría de Comercio, las exportaciones españolas a Reino Unido de componentes para el caza Eurofighter superan los 451 millones de euros, solo entre 2015 y 2017.

A pesar de que la empresa exporta previamente a Reino Unido, la normativa sobre exportación de armamento del Consejo de la UE, aprobada en 2008 y legalmente vinculante, establece que las licencias de exportación "se concederán únicamente cuando exista conocimiento previo fiable del uso final en el país de destino final”. También dice que los Estados deberán tener en cuenta "el uso potencial del producto acabado en el país de producción y el riesgo de que se pueda desviar o exportar el producto acabado a un destinatario final no deseado”.

La misma legislación señala que los Gobiernos "denegarán la licencia de exportación cuando exista un riesgo manifiesto de que el receptor previsto pueda utilizar la tecnología o los equipos militares" para "agredir a otro país o para imponer por la fuerza una reivindicación territorial". El mismo texto añade que otro motivo para denegar una exportación es la "existencia del riesgo de que la tecnología o el equipo militar se desvíen dentro del país comprador o se reexporten en condiciones no deseadas".

El hecho de que los materiales exportados sean componentes de un motor de un caza y no armas en sí mismas tampoco exime de cumplir la legislación comunitaria. Los “motores aeronáuticos de propulsión” y los “componentes diseñados especialmente para ellos” también están incluidos en la lista común de material militar de la UE.

También la legislación española (ley 53/2007) establece que se deben denegar las licencias de exportación cuando los materiales "puedan ser empleados en acciones que perturben la paz, la estabilidad o la seguridad en un ámbito mundial o regional" o "en situaciones de violación de derechos humanos".

La pujanza española en el sector bélico

España es el séptimo país que más armas exporta en todo el mundo. La importancia de este sector se ha ido multiplicando durante los últimos años hasta el punto de que, desde 2004, las exportaciones y autorizaciones de venta de armamento se han multiplicado por 10.

El mayor aumento, que coincide con la llegada de Mariano Rajoy al Ejecutivo, se da a partir de 2012 y alcanza su pico en 2017, cuando las autorizaciones para exportar armamento superaron los 21.000 millones de euros, multiplicando por cuatro las de 2016. Los datos completos de 2018 todavía no se han hecho públicos.

La pujanza de España en este sector, sin embargo, ocurre a costa de vulnerar en muchas ocasiones la legislación europea y española sobre venta de armamento, que prohíbe exportar a países en conflicto, a gobiernos que vulneren los derechos humanos e incluso a países que pudieran exportar ese material a otros Estados donde ocurren los supuestos mencionados anteriormente.

Quien toma la decisión en España sobre a qué lugares se pueden exportar armas es un organismo llamado Junta Interministerial de Material de Defensa y Doble Uso (JIMMDU), integrada por representantes de los ministerios de Industria, Turismo y Comercio, de Asuntos Exteriores y Cooperación, de Defensa, de Economía y Hacienda y de Interior. Las reuniones son a puerta cerrada y las actas son secretas e inaccesibles.

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, al que está adscrito la JIMMDU, no ha querido hacer ningún comentario para este reportaje.

créditos

REQUEST_URI: /dyn/feeds/feed?id=34&off=300 - id: 005DF2AB8C084C33 - , uid: , sheet: feeds/feed-list.xsl

2019-12-12T21:05:17.018 - SERVER_NAME: chafar.net, server_id: cnet, SERVER_SOFTWARE: Apache/2.4.10 (Debian)